Una adolescente “putilla”

Ante los inusitadamente furibundos ataques contra la gobernadora Sarah Palin desde que fuera elegida como candidata a la vicepresidencia de los Estados Unidos, uno tiende a quedarse perplejo.  Siempre provenientes de sectores “progre” o afines.   A veces me pregunto qué quieren decir cuando se autodefinen como “progres”, porque en sus bocas suena totalmente vacía de contenido.  Sobre todo, cuando van de “superados”, de “modernos”.  Y vamos a ver por qué.

Intentaron desprestigiar a Sarah Palin insinuando que había utilizado su poder e influencias como gobernadora para destituir a un policía.  Resultó ser que este policía era su ex-cuñado, y había realizado amenazas de muerte (registradas en una cinta de grabación) contra la hermana de Palin y su propio padre.  Siendo Sarah Palin la gobernadora del estado, y teniendo a su cargo a la policía, ¿cabía esperar a que el policía cumpliera sus amenazas, con una pistola reglamentaria para más?  Tal vez los progres hubieran preferido que le colocaran una pulserita color púrpura (tan del gusto de nuestra ministra Aído), y una vez consumados los asesinatos, volverse contra la gobernadora para decir que no hizo nada por evitar la desgracia.

No tardaron en hacer correr un rumor de que Sarah Palin había tenido un affaire (obviamente de índole sexual) con un socio de su marido. Rumor que tuvo que ser “parado” con una amenaza de juicio por difamación.

Luego trataron de hacernos creer que su hijo pequeño Trig, que nació con síndrome de Down, era en realidad su nieto e hijo de Bristol, y que sus padres habían intentado tapar el escándalo registrando al niño como hijo propio.

Para desmentir este rumor insensato tuvieron que dar a conocer que Bristol estaba embarazada de 5 meses (con lo cual era imposible que hubiera dado a luz a Trig hace apenas 4).  Y volvieron a bramar y maldecir.

Llamaron a Bristol “adolescente promiscua” (slutty teen) y “puta” (whore) por haber quedado embarazada.  Algunos -como el dueño del blog “Homosecular Gaytheist“- llegan a agregar que es alcohólica además de “putilla”.  Su “pecado” no es haber tenido relaciones premaritales, sin utilizar o utilizando el condón de manera inadecuada, sino haber quedado embarazada y haber decidido tener a su hijo.  Eso las vuelve automáticamente seres denigrantes, tanto a la hija como a la madre.  Probablemente, si hubiera decidido abortar, cargarían también contra ella y contra su madre por hipócritas.   Y si la niña fuera un dechado de virtudes virginales, también cargarían contra ella, por frígida y reprimida.

Se olvidan muchos de los detractores de Sarah Palin y su familia que su “admirado” Barack Obama también fue concebido por su madre cuando tenía 17 años.  Y también era soltera.  Y tampoco lo abortó.

Y mientras se siguen rasgando farisaicamente las vestiduras porque Sarah Palin no ha sido suficientemente vigilante en sus labores de “policía sexual” de sus hijos -cuando ellos proclaman el sexo libre e irresponsable siempre que se realice con condón-, les dejo estas dos portadas de la revista US.  Porque una imagen (de sectarismo) vale más que mil palabras:      

   

La vicepresidenta de John McCain                 Michelle Obama
Sarah Palin                                                  Por qué Barack la ama 
 BEBÉS, MENTIRAS Y ESCÁNDALO

66 Responses to “Una adolescente “putilla””


  • Sí, soy católico. Y esto quiere decir entre otras cosas:

    1.- Que creo que la Verdad existe.

    2.- Que esa Verdad (con mayúscula) es Dios Padre, Hijo (Jesucristo) y Espíritu Santo.

    3.- Que no todo comportamiento humano es válido por el mero hecho de ser deseado por el individuo que lo realiza y por no estar tipificado en algún Código Penal.

    4.- Que Dios nos creó a su imagen y semejanza, lo que implica que el hombre está dotado por Dios de una naturaleza cuyos límites no puede traspasar sin destruirse a sí mismo y sin destruir su relación con el Padre.

    Si te asusta esto, es problema de tu terrible inmadurez como persona. A las cosas por su nombre: inmadurez. A mí lo que me asusta es tu relativismo, tan dogmático como mi creencia en Dios.

    Precisamente porque he tenido la enorme paciencia de leer lo que has escrito aquí, constato que tus palabras están llenas de desprecio, de sorna e ironía de la peor estofa; has calumniado a alguien respetable debido a tu terrible fanatismo nihilista que no puede tolerar ciertas realidades que se alejan de tus creencias. Si te he faltado al respeto, es porque éste era el nivel en que te movías; me puse a tu altura, sí, para entrar en diálogo contigo. Personalmente estoy hasta las narices de los discursos como el tuyo y de que nos tachéis de lo que os dé la gana. Por una vez en vuestra vida mirad a las cosas de frente. No sois más que unos niños rabiosos que no soportan que alguien os diga que no a vuestro pueril egoísmo.

  • Dijiste:

    “has calumniado a alguien respetable debido a tu terrible fanatismo nihilista que no puede tolerar ciertas realidades que se alejan de tus creencias.”

    Haz el favor de responder a este mensaje copiando/pegando lo que he dicho que crees son calumnias. Y luego justifica que esas “calumnias” están causadas por mi “fanatismo nihilista” (?)

    Sí, me has faltado gravemente al respeto (tú mismo lo has reconocido) sin habertelo faltado yo. No te he tachado de nada, ni te he calificado, ni te he insultado. Tú a mí, sí.

    Creo que lo único que he hecho ha sido exponer mi opinión. Parece que es exclusivamente eso lo que te ofende. Y eso se llama fanatismo.

  • Mira no estoy aquí para hacerte consciente de lo que se te escapa. Si eres tan voluble para decir una cosa y cuando se te presiona decir la contraria, qué quieres que te diga. Esto lo puede leer cualquiera, así que dejemos que juzguen. Lee lo que has escrito y reflexiona; ya te pegué cierto párrafo tuyo, no me voy a “especializar” en tus textos. No, por favor, bastante he tenido con leerlos. Ya sabía yo que lo del fanatismo nihilista te iba a sonar a chino… Y sin embargo es lo que eres.

    En cuanto a lo de la vivencia de asco que me producen discursos como el tuyo, reconozco que es fuerte, pero es esto lo que despertáis en mí y no sólo en mí. Entonces, te justifiqué las raíces de esa vivencia que se fundamenta, vuelvo a insistir, en que personas como tú, que defiende lo que defiende, está DESTRUYENDO, SÍ, DESTRUYENDO este país y la extraordinaria civilización occidental; ¿o acaso crees que la sociedad sólo está compuesta por los políticos y que ellos son los únicos responsables? Ahora me responderás que no sabías que eras tan importante… En fin…

  • La verdad es que no sé por dónde empezar a contestar…

    a) No has querido copiar/pegar lo que tú consideras calumnias por mi parte. Sólo puedo llegar a la conclusión de que no las hay. Si las hubiera, estoy seguro de que lo habrías señalado.

    b) Sigues tomándome por tonto. No es una posición muy cristiana que digamos (o a lo mejor sí, tú sabes más de eso que yo, seguro)

    c) Lo del asco ya es agua pasada. Mis opiniones, y las de la gente como yo, no están destruyendo este país ni la “extraordinaria” (?) civilización occidental. Quizás vayan en contra de lo que tú consideras que debería ocurrir. Afortunadamente, tú opinión vale tanto como la mía, y la ventaja de una democracia es que es el conjunto de la gente la que decide, en la medida de lo posible, cómo evoluciona la sociedad.

    Es una cuestión de tiempo que los inmovilistas perdáis, porque todo evoluciona. El divorcio está para quedarse, porque el matrimonio civil *no es sagrado*. El sexo libre está para quedarse, porque ningún fundamentalista religioso, ni cristiano ni musulmán ni de cualquier otra secta, va a poder decirme si puedo acostarme con mi novia antes de casarnos.

    Todo esto está siendo aceptado por la sociedad. A algunos pocos os da asco, pero es así; quizás sea hora de que reviséis vuestras creencias y de que seais un poco más tolerantes con los que no tienen vuestras creencias religiosas, que somo cada vez más.

    Por mi parte, puedes tener las ideas que te de la gana, pero no intentes que yo cambie las mías, ni intentes coaccionarme. Eso es precisamente lo único que no te permitiré.

    Salud,
    Raimondo

  • Sólo te contestaré una cosa. Los cristianos llevamos 2000 años sobre la faz de la tierra. Durante ese tiempo hemos soportado a todos los tipos de raimondos imaginables y aquí seguimos estando. Vosotros seréis paja que se lleva el viento, aunque ahora parezca que sólo hay paja, o aunque ahora parezca que no sople el viento. Seguramente yo no lo veré, ni quizá las próximas dos, tres o cuatro generaciones tampoco. Pero de vosotros, de lo que representáis, no va a quedar nada, más que las referencias de los eruditos que estudien nuestro tiempo como aquel en que se alcanzaron cotas de ignominia apenas conocidas en otros períodos de la Humanidad.

    Dios contigo, Raimondo

    Doiraje.

  • Pues no parece que esa sea la dirección en la que se mueve la sociedad. El poder de la Iglesia Católica ha ido disminuyendo en muchos países, hasta en España, donde incluso ha llegado a ser el hazmerreír de una gran parte de la sociedad. El porcentaje de católicos de verdad (no de los bautizados a la fuerza) se ha ido reduciendo; los que asisten a misa de forma regular son una minoría. Y la tendencia es claramente a la baja. En América ocurre lo mismo.

    Es normal que la Iglesia y sus organizaciones satélite se resistan a ceder poder; teniendo en cuenta que su poder no tiene origen democrático, la tendencia natural es que la Iglesia funcione como una sociedad de culto y no como un poder económico y político.

    Cuando llegue ese momento, en que la gente pueda ejercitar sus creencias del modo que quieran, pero sin influir en el desarrollo de la sociedad en base a intereses políticos y económicos, entonces será cuando realmente esa rémora de la sociedad que es la religión organizada y política haya desaparecido. (Y, te aviso de antemano, no manipules mi mensaje: he dejado claro que las religiones seguirían existiendo, y el derecho de la gente a profesar su culto es y será inalienable.)

    Y en ese camino vamos. Te guste o no: antes los ateos no podíamos ni abrir la boca, y se nos consideraba como poco como bichos raros. Todavía, hoy en día, hay gente que piensa así: pero no nos callarán. La religión es el mejor caldo de cultivo del fanatismo; afortunadamente la sociedad se va deshaciendo de ella; desafortunadamente, hay todavía muchas cosas que mejorar… y algunas que empeoran.

    Salud,
    Raimondo

  • Lo siento, pero eres un perfecto ignorante. Y no lo digo por tu nivel académico, que puede ser muy alto.

    “Perdónales, Señor, porque no saben lo que hacen”. Ni lo que dicen.

    Es inútil seguir hablando contigo. Esto se ha convertido en un diálogo de sordos. Espero que algún día Dios te ilumine y comiences a ver la realidad, comenzando por la tuya, con una mirada algo más trascendente y no tan chata y ciegamente humana.

    Que dios te acompañe, Raimondo.

    Doiraje.

  • Me he equivocado: “Dios”, con mayúscula, por supuesto.

  • No, no era inútil seguir hablando. El objetivo de la conversación no era sencillamente convencer o convertir; si ese fuera tu objetivo, fracasarías conmigo, como también pasaría conmigo si intentara convencerte. Pero no lo intento.

    Conocer las opiniones de otros permite acercar posturas. Ese acercamiento es imposible cuando sólo se piensa en absolutos, blanco o negro, buenos o malos españoles, fieles o infieles. Es entonces cuando no hay un posible acercamiento. Y es precisamente en estos casos cuando conceptos como los que intento explicar resultan incomprensibles y se les suele tildar de buenas palabras con malas intenciones, o el lobo disfrazado de oveja.

    Si no quieres seguir discutiendo conmigo, lo entiendo; no puedo decir que haya sido precisamente un placer hablar contigo, pero créeme, los hay mucho peores.

    Salud,
    Raimondo

  • El problema no es que no quiera, sino que estamos en posiciones tan alejadas que la comunicación se hace difícil. Yo no puedo comentarte ciertas cosas porque tu posición está tan cargada de prejuicios que no las comprende. E, insisto, no las comprendes o las ignoras no por ausencia de inteligencia por tu parte, sino porque estás en una posición moral, intelectual y existencial que las impide ver. Es como si yo me pusiera una venda en los ojos y quisiera ver lo que me rodea; aunque yo poseyera una vista de águila, es obvio que no vería nada.

    Si te sirve de algo que sepas que hace años, bastantes ya (más de veinte), yo era como tú, es decir, creía lo que defiendes tú. Así que puedo entenderte mucho más de lo que imaginas. Y como se lo que es “eso”, lo que es pasar por tales tinieblas que me hicieron sufrir como persona enormemente, me subleva cuando oigo la defensa de aquellos viejos y terribles errores, que fueron los míos también.

    Lo digo sin la menor ironía, que Dios te conceda el don de la lucidez y puedas reorientar tu camino. Y, en fin, por todas las ofensas que haya podido dirigirte, te pido disculpas. Ahora pareces una persona bastante más razonable de lo que se deducía en un comienzo (no te voy a decir eso de que los hay peores).

    Vé con Dios,

    Doiraje.

  • Creo que lo que tú pasaste hace más de veinte años no tiene nada que ver con mi vida. Ni estoy en las tinieblas, ni sufro como persona enormemente. Soy muy feliz, tengo un proyecto de vida y voy a formar una familia. La relación con mi pareja (no estoy casado) es excepcional, y haré todo lo posible para que siga así.

    Sí, todo esto es compatible con las ideas que tengo. No hay ningún conflicto mayor, ni dudas espirituales, ni tiniebla alguna. Soy ateo, pero no en el sentido de creer fervientemente que los dioses no existen, sino en el sentido de que me parece tan remotamente improbable que lo hagan, que considero que mi tiempo vale mucho más.

    Eso, considero, no es estar cargado de prejuicios, sino todo lo contrario. Considero que los dioses pueden existir, pero me parece extremadamente improbable, y que hay formas más lógicas y cercanas a la realidad de explicar nuestro universo. No me hace falta acudir a seres superiores para tener sustento, ni para hacer el bien.

    De hecho, de los diez mandamientos cristianos, estoy totalmente y absolutamente de acuerdo con el cuarto, el quinto, el séptimo, el octavo y el décimo. Y los sigo, no poque sean mandamientos, sino porque mis prinicpios morales son así.

    Creo que los tres primeros sólo tienen sentido paa los cristianos, y yo no lo soy; el sexto y el noveno me parecen una intromisión en la intimidad de la persona (lo que no quita que crea en la fidelidad a mi pareja estable).

    Esto no es más que un ejemplo particular de cómo sí hay términos medios. No estamos tan alejados como crees.

    Salud,
    Raimondo

  • Te lo voy a comentar, pero no te lo tomes a mal. Existe una noción teológica o un rasgo de Dios que es fruto de su naturaleza amorosa. Se llama gratuidad, que viene a decir que el amor de Dios es tan infinito que se derrama incluso en aquellos que no le conocen o, aún más, le rechazan. Creo que este es tu caso si todo lo que refieres sobre ti es cierto, y no tengo por qué dudar. En mi caso, Dios quiso ponerme las cosas más difíciles, y agradecido estoy porque a través del sufrimiento me ha hecho ver y entender multitud de cosas. Por supuesto, no quería decir que yo era como tú, sino, como precisé, creía y defendía entonces lo que crees y defiendes tú ahora; tenemos existencias diferentes, hemos tenido experiencias de vida distintas, y más allá de eso no cabe mayor comparación.

    Y por supuesto que no estamos tan alejados, pero no tú y yo, sino toda la humanidad. Yo creo que todos somos hijos de un mismo Padre y, en consecuencia, somos hermanos. Somos nosotros los que nos alejamos con nuestras acciones, pero el origen es común. Y perdón por el sermón, pero creo que no te va a hacer daño el que te haya dicho esto.

    La paz del Señor contigo y con los tuyos,

    Doiraje.

  • Más miro esas portadas de la revista US y más asco me dan los “medios” de información.

  • Joder, este blog esta lleno de frikis y retrasados mentales. Vamos a ver, si se le critica a la zorras pija esa no es EVIDENTEMENTE porque se haya quedado embarazada siendo soltera. Lo que defienden esos progres a los que tanto despreciais no es tener hijos antes o despues del matrimonio, o dejar de tenerlos: sino la COHERENCIA. Sabeis lo que es eso, pandilla de lunáticos católicos??? Me parece estupendo que alguien quiera ser virgen hasta el matrimonio pero no se puede ir de capillita y de niña bien por la vida y dedicarte a follar y a chupar pollas. Peor: ir predicando una cosa y hacer otra que es de manual de buen católico: haz lo que digo, no lo que hago. La imbécil de la Palin esta en contra de la educación sexual a los niños: ya sabe cual es el resultado: ella a criado a una zorra ignorante.

  • Foreigner,

    Tendría que contestarte que estás tonto,como mínimo. Sarah Palin tiene más coherencia en la punta del dedo meñique que tú en toda tu humanidad.

    Ella no está en contra de la educación sexual, sino de la manipulación que los políticos de izquierda hacen de ella.

    Que la hija se haya quedado embarazada no es algo para rasgarse las vestiduras de manera asquerosamente hipócrita como haces tú. Es algo que ha pasado SIEMPRE, desde tiempos inmemoriales. Con y sin educación sexual.

    Lo que hace coherente a Sarah Palin es que no lo esconde y ha educado a su hija para que afronte las consecuencias de sus actos. Ha criado a una chavala RESPONSABLE.

    Lo de zorra ignorante te lo guardas. Porque esa niña es tan zorra como seguramente sería tu madre o será tu hija, y millones de niñas de su edad, es una chica NORMAL que ha metido la pata, y que afronta las consecuencias en vez de elegir asesinar a un ser inocente, cosa que la honra y enaltece. Y lo de ignorante, a quien mejor se aplica es a tí mismo.

  • Me parece que el único friki eres tú, hombre.
    La niña no es más zorra que otras de su edad. Y es mucho más mujer que aquellas que deciden abortar, obligadas por sus padres.

    Sarah Palin es un ejemplo de coherencia. Mal que te pese.

    Y si tan convencido estás de las virtudes de la “educación sexual” explícame por qué desde que se implementó en las escuelas, los “embarazos indeseados” no hacen más que aumentar.

    ¿No sería mejor pregonar la abstinencia para evitar esos “embarazos indeseados” y postergar el inicio sexual al momento en que esas niñas ya sean psicológicamente mujeres?

Leave a Reply