Archivo Dario de 6 julio 2009

Cienciología de Tom Cruise y otros actores sigue siendo polémica

Si bien es cierto que diversos miembros de Hoollywood la integran, hablar de la iglesia de la cienciología es básicamente señalar un cuento de ciencia ficción real y dañino, que mucha gente desconoce.

El polémico grupo tiene como miembro bandera al famoso actor Tom Cruise y fue fundado por Ron Laffayette Hubbard, un escritor de ciencia ficción que nació en Nebraska en 1911. Su creación mezcla la fantasía de sus novelas con la realidad.

La historia de este plan para sacar dinero a la gente y que se presenta como “doctrina” es para no creerlo:

Hace 75 millones de años un soberano galáctico llamado Xenu confinó en la Tierra a los “thétanos”, malvados espíritus que hasta nuestros días infectan las psiqués de los hombres, causando males que sólo pueden curarse con mucho dinero y sesiones de “clarificación”.

No sólo el actor de “El último Samurai” o las saga de ”Misión imposible”, con casi 47 años, integra este fraude, también están presentes Dustin Hoffman, Oliver Stone, John Travolta, Larry King, Mario Puzo, Aaron Spelling, Gore Vidal, entre otros.

Hubbard en una de sus obras desnuda perfectamente el punto de su fraude al decir lo siguiente: “Nos podemos liberar de nuestras psicosis si nos enfrentamos a los incidentes traumáticos que bloquean nuestra mente”. Según el fundador, liberarse de estos problemas es muy fácil, pero muy costoso ya que implica una “audición” con la ayuda de un “audímetro” de hasta 5 mil dólares. Pero eso no es todo, el curso completo que concluye el “camino de purificación”, implica expulsar todos los errores cometidos en vidas anteriores”.  Entonces el combo completo de “sanación” (traumas del presente y  del pasado) bordea los 80 mil dólares.

El fundador de la cienciología sabe perfectamente que para montar el negocio se necesitan grandes montos de dinero. En 1955 pretendió convencer a Ernest Hemingway, Orson Welles, John Ford, Pablo Picasso y Walt Disney, y aunque ninguno de ellos aceptó, 40 años después la lista de sectarios impresionaría a cualquiera.

La cantidad de “estrellas” vinculadas a la secta en los últimos tiempos, evidencia su poder y capacidad de presión sobre el “star-system”. Medio Hollywood está convencido de que la “conversión” de John Travolta a la secta le ha procurado nuevos papeles cuando estaba al borde de la extinción profesional.

La dichosa secta no ha tenido el ansiado éxito en España, Francia y Alemania. Buena noticia para los que creemos que con los engaños no se llega a nada, y mucho mejor para los que no sabíamos de qué se trataba tremenda amenaza.