Archivo Dario de 23 julio 2009

Visión crítica del mensaje de Harry Potter

Hay todo un mensaje detrás de Harry Potter

“Harry Potter y el misterio del príncipe” es la película que vienen haciendo grandes números en las taquillas mundiales desde su estreno el pasado 15 de julio.

Sin embargo una visión crítica de los Films originados en los libros de Joanne K. Rowling puede ser interesante. Para ser sinceros hay distintas opiniones sobre este aprendiz de mago.

A mi entender la mejor película de la saga es sin duda “Harry Potter y el prisionero de Azcabán” que fue dirigida brillantemente por el mexicano Alfonso Cuarón. Pero la recientemente estrenada también tiene brillos indudables.

¿Qué se dice de este joven mago? Veamos:

Para empezar su éxito se basa en la creación  de un llamado “mundo secundario”, es decir, un universo paralelo al mundo real, con sus propias reglas, geografía e historia y, fundamentalmente, con su propia lógica, paralela a la de la realidad. Algo similar a lo ocurrido con “Las Crónicas de Narnia”.

No hay que negar que ese mundo paralelo Rowling lo crea con mucha perfección. Es una maestra, eso ni dudarlo. Harry Potter se mueve en un mundo donde es la magia, y no la tecnología, la fuerza principal que domina todo. En este mundo, el aprendizaje de la magia es la formación más importante, aún más importante de lo que sería la educación y la formación profesional en el mundo real.

Ahora la existencia del bien y del mal es más que notoria. En el círculo de Potter, el dominio de la magia requiere ejercer cualidades y correr riesgos, y así como existen partidarios del orden y del bien, existen otros que tienen sus propios proyectos de control y dominio maligno.

Algo interesante a destacar del mundo de Harry Potter es sin duda que no existen buenos y malos predeterminados, sino que el bien y el mal se expresan en el mundo como consecuencia de las decisiones de individuos que ceden o no a sus pasiones, y que son coherentes o no con sus anhelos más nobles.

También en un plano negativo definitivamente se puede señalar la presentación de la magia y la hechicería como algo bueno y positivo. Es necesario que con ese contratiempo los padres siempre estén presentes con sus hijos y les expliquen como son las cosas. Harry nos enseña los caminos del bien y Voldermont los del mal, y eso está claro. El problema ocurre cuando todo lo oculto es visto de manera admirable, algo similar a lo que piensa el joven Tom Ryddle cuando descubre los “Horizontes” de la maldad.

A divertirse con “Harry Potter y el misterio del príncipe”, pero a tener cuidado con no quedar atrapados en la irrealidad de Rowling.