Archivo Dario de 12 marzo 2011

¿Vale la pena arriesgarse?

Esta pregunta seguramente muchas veces no las hemos hecho no encontrando fácilmente respuesta. “Quien no arriesga no gana” dice el adagio popular. Pues bien, todos tenemos un momento en la vida donde debemos decidir algo importante, el punto es que lo hagamos con mente fría, sin apasionamientos.

A veces las cosas se han estancado y no hay norte que ver para progresar. De repente, sin que lo hayamos esperado, aparece algo que nos puede cambiar la vida. Eso tiene  su riesgo pero vale la pena pues de esa manera las cosas podrán tener otra perspectiva.

Otras veces la persona busca el cambio y lo hace de manera continua. No se detienen hasta lograr su objetivo. Si eres de esas personas no dudes en hacer un cambio en tu vida. Al principio te puede dar miedo pero no te dejes arrastrar por ese sentimiento.

La vida tiene muchas aristas y no siempre las cosas van en el mismo sentido. Hay que ser un poco perspicaces para ver las cosas en su real dimensión. No dejes de ver que puedes tener más de una oportunidad en una decisión que tomes.

¿Se toman las decisiones en soledad? Pienso que siempre se piden consejos, especialmente a las personas que más te conocen. Si arriesgas es para ganar en el futuro, no lo dejes de hacer por el temor. Este no debe paralizarte.

Si soñaste con un cambio en tu vida y éste llegó no dudes en tomar las riendas de esa travesía. Puede parecer al principio algo raro pero con el tiempo te habituaras y por ende progresarás.

Hay muchas personas que hacían algo en un momento y terminaron haciendo otra cosa. La vida es una constante reinvención. Todo ello trae mucha alegría y escalas de realización que antes no pudieron hacerse.

No temas a los cambios porque tú puedes hacer las cosas más grandes que te propones. Confía en Dios y en ti mismo para que no haya duda en la realización de tus sueños.

¿Crees que vale la pena arriesgarse? ¿Crees que las cosas pueden cambiar?