Archivo Dario de 19 noviembre 2011

¿Puede la falta de planificación traerme problemas?

Definitivamente sí porque todo lo que se hace tiene que ser planificado, especialmente cuando hablamos de negocios, de ganancias o pérdidas. Es importante hacerse responsable de un plan de acción que tenga un claro inicio y un contundente final.

Si no planificamos vamos a tener improvisaciones, alteraciones en nuestro presupuesto y con seguridad pérdida pues lo que no es contado sale descontado.

Si haces negocios piensa bien qué quieres lograr para saber finalmente qué conseguiste. No puedes distraer tus acciones en cosas que están fuera del objetivo principal.

Sé muy detalloso a la hora de planificar, piensa en todo y cumple en la medida de lo posible con los plazos que te fijaste,  no hacerlo puede ser mortalmente erróneo.

Las cosas no siempre salen perfectas porque somos humanos y nos equivocamos pero deben salir mejor cada vez porque eso significará que hay un progreso y que aprendimos de nuestros errores.

No dejes de escuchar las observaciones del amigo que te estima y que se ha visto envuelto en tu última labor. No te olvides que muchas de tus decisiones no sólo repercuten en ti sino en las demás personas. Ellas merecen respeto, merecen que se les cumpla con lo prometido.

La promesa que se hace debe mantenerse porque de lo contrario se devalúa y ya no vale nada.

Planifica, cumple en la medida de lo posible con esa planificación. No improvises constantemente porque puede ser muy peligroso para tus propósitos.

Finalmente se humilde si te equivocaste y pide perdón a quienes se lo merecen.  Después de eso sigue adelante y no te rindas.

El influyente 77 te pregunta: ¿Planificas lo que vas hacer o eres un improvisado?