¿Se crean o se descubren las vocaciones sacerdotales?

Comentaba la otra vez con unos amigos sobre la importancia de la vocación sacerdotal en la vida del mundo, pues si ésta no habría Eucaristía, perdón de los pecados y diversos sacramentos que no cabe duda aportan gracia a la vida de las personas. 

Ahora quien llama a un hombre al sacerdocio es Jesús y claro para ello debe haber un disernimiento que debiera ser acompañado por un director espiritual, alguien con más tiempo en ese camino.                                    

Pero claro si Dios llama hay algunas personas que podrían erroneamente presionar o hacer creer al joven que verdaderamente tiene vocación cuando la realidad es otra.  

 No podemos hacerle creer a alguien que tiene vocacion porque Cristo nos lo ha revelado. La vocacion es una llamado que viene exclusivamente de Dios. Es algo natural que no puede ser fabricado porque simplemente se le ocurre a alguien. Si se opta de esa manera se tendrán malos sacerdotes que a la larga no serán un ejemplo por sus acciones o simplemente una burla al compromiso por su deserción. Aclaro por supuesto que no siempre los que desertan son porque no tienen vocación. Ahí diremos simplemente que su corazon se enfrio.    

 Al camino del disernimiento no están llamados todos. Es cierto que todos los hombres debemos preguntarnos en algún momento si Jesus nos llama al sacerdocio.  Sin embargo muchos podemos responder solos y otros en un camino ligeramente corto tambien obtener respuesta.   

Es normal que los grupos religiosos quieran para sus filas vocaciones. Personalmente no lo veo mal. No obstante siempre hay que distinguir entre cantidad y calidad. 

 No estoy generalizando pero sí se que existen grupos que erroneamente le han hecho creer a un joven que tenia vocación destapándose luego que este no la tenia y no era competente para estar varios años en ese camino.

Es importante entonces que el joven se responda la pregunta con la ayuda necesaria. Pero de ninguna manera se debiera caer en una especie de vocacionitis, es decir tú y el tienen vocación porque yo lo digo.   

Al sacerdocio llama Dios de diferentes maneras. Todos ayudemos a que ese llamado sea oido por los jovenes que muchas veces sufren de sordera. Es bueno pensar que Dios quiere buenos y santos sacerdotes.  Por ello no creemos vocaciones sino mas bien descubrámoslas.    

Ya al final y como de costumbre el influyente 77 te pregunta ¿Cantidad o calidad en las vocaciones sacerdotales?

3 Respuestas a “¿Se crean o se descubren las vocaciones sacerdotales?”


  1. 1 María M

    Como bien dice, hay grupos que fomentan las vocaciones como medio también de ganar influencia en la Iglesia. A la larga creo que esos intentos resultarán frustrados.

  2. 2 alex

    Efectivamente debe priorizarse la calidad y no la cantidad

  3. 3 Abraham

    El tema vocacional, al menos hoy, responde a un montaje de la Jerarquia de la Iglesia Dominante. Es verdaderamente increíble en que condiciones de sumisión mental y física, se están ordenando a los jóvenes, pues en comentarios radiofónicos como por ejemplo, los que sacan en Radio María, los candidatos al sacerdocio, parecen más bien masoquistas de una disponibilidad absoluta con respecto a sus superiores, a los cuales han de agradar hasta los extremos mas radicales e insospechados a cambio de recibir el premio de la ordenación, verdaderamente es repugnante la falsedad de la Iglesia romana que lava literalmente los cerebros de estos “escogidos adeptos”, con estupideces como la de que “la Iglesia romana posee la verdad absoluta”, o que el Papa es prácticamente el único representante de Dios en la tierra y por consiguiente un hombre santo y cuasi divino, todas estas abominaciones perpetra hoy la Iglesia falso-católica, institución repugnante cargada de responsabilidades históricas en asesinatos y genocidios a lo largo de la Historia y en nombre de Dios, y que hoy sigue actuando impune, cometiendo enormes abusos económicos, doctrinales, humanos, etc…

Actualmente los comentarios están cerrados.