¿Qué es un caviar en política?

Tras el respaldo de 20 titulares de los gobiernos regionales, el presidente de Perú, Ollanta Humala, sale fortalecido después del absurdo y oportunista  pedido de Gregorio Santos, presidente de la región de Cajamarca, para que él de un paso al costado tras el paro indefinido  tomado por la decisión de impulsar el millonario proyecto minero Conga. Ya antes aquí di datos del mismo.

Santos que no ha dejado de repetir hasta el cansancio que la minería no respetará el medio ambiente y por ende ocasionará más de un problema en su población, no deja definitivamente clara su supuesta postura a favor del cuidado de la naturaleza sino más bien sus deseos y apetitos personales por postular cuanto antes a la más alta magistratura de la nación.

Existen muchas dominaciones en Perú para nombrar a las diferentes tendencias políticas. Una de ellas es la llamada caviar. Esta denominación resume a una persona que alienta posturas contrarias a la inversión y por otro lado vive a cuerpo de rey justamente por ella.

Recientemente cuatro congresistas del oficialismo dejaron esas filas justamente por decir que Humala no estaba cumpliendo con “La gran Transformación”. Esta denominación le hizo ganar al entonces candidato la elección de primer vuelta el año pasado. Sin embargo el mismo se dio cuenta que para ganarle a Keiko Fujimori tenía que reconciliarse con la inversión y acordar con otros partidos la vigente “Hoja de Ruta”. Obviamente en los legisladores hay oportunismo porque si bien ellos fueron elegidos en la primera elección, sabían perfectamente que el nuevo gobierno se regiría bajo el consenso que no aceptaba radicalismo trasnochados o lo que es peor, copia del nefasto modelo chavista.

Entonces el caviar es un hipócrita porque por una lado crítica la inversión pero por otro vive de ella. Son muchos ejemplos que nos hablan de eso. También el caviar es asambleísta, cree que todo lo tiene que consultar. La alcaldesa de Lima, Susana Villarán, es el ejemplo más certero de esta especie.

Oponerse a que la minería contamine no es de caviares, es de cualquier persona que quiera un Perú mejor.  Pero si el gobierno ha hecho todos los esfuerzos para que el millonario proyecto Conga salga adelante, tomando en cuenta las observaciones de un peritaje internacional no es lógico que los líderes del país no le den visto bueno simplemente por intereses personales.

Yo me pregunto una cosa: ¿Gregorio Santos sería conocido si no se opusiera a la minería? Por supuesto que no. Cuando azuza a la gente e intenta una lucha verbal con el presidente de la República es cuando se hace conocido. Lamentablemente ese conocimiento es de poco aliento porque la gente no es tonta y más que un estadista ve en él  a un político payaso que no tiene la menor credibilidad.

Entre los caviares los hay de todos los gustos. Algunos más radicales que otros. Pero el común denominador es querer destacar por ir en contra de aspectos nacionales que sinceramente son más que necesarios.

Perú es un país minero y si bien se tiene que luchar por una minería eficiente y cuidadosa del medio ambiente, se tiene también que ver las potencialidades económicas de esta industria y extirpar a los informales que esos sí con todas las evidencias contaminan.

Ya en el final el influyente 77 te pregunta: ¿Los caviares tienen futuro?

2 Respuestas a “¿Qué es un caviar en política?”


  1. 1 Andres

    Muy certero tu artículo, especialmente en estos tiempos.

  2. 2 alex

    Gracias Andrés por leerme

Actualmente los comentarios están cerrados.