¿Qué vale más el ayer, el mañana o el hoy?

Muchas personas por una u otra razón no se ubican en qué pensar o en qué tomar su tiempo. Esto puede ocurrir porque no hay una claridad sobre el verdadero valor de las cosas o quizá porque comparan sus situaciones con las de otros. Ahí hay una gran pérdida de tiempo porque las vidas de todos son distintas y porque siempre hay esperanza para quien tiene fe.

El otro día un amigo me comentaba sobre la importancia del ayer, del mañana y del hoy. Yo la verdad lo escuché atentamente y saqué algunas conclusiones que quiero compartirlas con ustedes.

El ayer es el pasado y como cosa del antes ya no cuenta. No digo que los recuerdos no sean buenos. Me refiero a que pensar demasiado en qué no hice o qué no dije no nos lleva a nada. La mente tiene que ser constructiva y realista. Lo que pasó, pasó, no te dejes embargar por tiempos superados, tiempos que ya no volverán.

El futuro hay que verlo de a pocos. No decimos que no se tenga sueños y proyectos. Pero de nada sirve pensar en que haré mañana o el próximo mes. Es importante vivir el presente según el máximo de nuestras capacidades y posibilidades.

El hoy es el que cuenta, es el que debe tener toda nuestra fuerza, toda nuestra entrega, toda nuestra capacidad para ser mejores.

Lo que pasa en este momento es lo valioso, es lo que debe enfocar nuestra mente. De nada sirve pensar en otro tiempo cuando es en el actual en el que puedo ser feliz con lo ordinario o extraordinario.

No dejes de hacer las cosas en este minuto, en esta hora. Créeme que no se volverá a repetir. Si puedes amar con fuerza, pensando siempre en el bienestar de la persona, estás usando muy bien el presente.

Ni ayer, ni mañana, el hoy es el que cuenta.

Ya al final el influyente 77 te pregunta: ¿Tu mente realmente vive el día a día?

0 Respuestas a “¿Qué vale más el ayer, el mañana o el hoy?”


Actualmente los comentarios están cerrados.