Ciudadanos se une a Podemos, ERC y PSOE contra la libertad de expresión de HazteOír

El Congreso de los Diputados ha sepultado hoy oficialmente la libertad de expresión en España. Y lo ha hecho en una votación en la que un solo diputado ha salido en defensa de ese derecho. 7 cosas que hemos aprendido (o que hemos confirmado) gracias al autobús de HazteOír 5 ejemplos de discursos de odio […]

7 cosas que hemos aprendido (o que hemos confirmado) gracias al autobús de HazteOír

Sin duda alguna la noticia de esta semana ha sido el ya famoso autobús de HazteOir.org. Incluso ha salido en la BBC. Pocas veces una campaña de una ONG ha tenido tanta repercusión en España. Manifiesto por la libertad de expresión Surrealista: Cifuentes tacha de ‘ilegal’ decir que los niños tienen pene y las niñas […]

La ridículo de Rufián (ERC) en el Foro Coches: dice que la Guardia Civil es parte del Ejército

Ayer el diputado Gabriel Rufián, del partido separatista Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), protagonizó un encuentro con los usuarios de Foro Coches, contestando sus preguntas. Lo que hace Rufián por 7.771 euros al mes y lo que hace un militar por mucho menos Llega el vuelo yóguico de ERC: un vídeo que parece pensado para […]

Es preferible un PSOE roto a una España rota por culpa de un PSOE sin escrúpulos

La dimisión de Pedro Sánchez ayer, tras un bochornoso espectáculo de bronca callejera en Ferraz, ha sido inmediatamente respondida desde Podemos con cínicas apelaciones a “la gente”. 7 razones por las que no me importaría que el PSOE desapareciese del mapa político Pedro Sánchez no quiere ‘más derechas’: es decir, que no quiere que haya […]

Instituciones fuera de la ley (505)

Han sido numerosos los actos de homenaje a los terroristas de Terra Lliure, casi siempre a cargo de las Juventudes de ERC e invariablemente cargados de impunidad. En la pancarta de estos descerebrados se indica: "Ni olvido", "Ni Perdón". Es decir, estos tipos envilecidos nos muestran que no piensan olvidar la fechoría de uno de sus fundadores, cuando fue pillado con las manos en la masa mientras intentaba practicar un atraco junto a otros "colegas" ideológicos. Fue herido en un enfrentamiento contra las fuerzas del orden y abandonado por sus valeroso cómplices de Terra Lliure, lo que determinó su fallecimiento al no ser atendido a tiempo en un hospital. Me pregunto si ese tipo de canallada merece un homenaje continuado donde siempre se apele al recuerdo y el odio.

Hace muchos años que la ley no se respeta en Cataluña, pero no solo sucede en materia lingüística, sino en otras cuestiones relacionadas sobre todo y paradójicamente con la Justicia. El término queda anotado así, en mayúscula, para que se advierta que las irregularidades aluden a todos sus estamentos superiores: jueces, fiscales, secretarios y abogados. A continuación refresco la memoria de los lectores de este blog con uno, simplemente uno, de esos casos sangrantes en el que los delincuentes se fueron de rositas:

Artículo
Asegura el clásico que “todos somos iguales ante la ley, pero no ante los encargados de aplicarla”. Lo demostraría así un acto de apología y exaltación terrorista tolerado por la Fiscalía en Barcelona, a la que se le pidió que actuase para impedirlo, sin que hiciera nada. De modo que pudo consumarse un homenaje al terrorista catalán Martí Marcó, cofundador de Terra Lliure —banda de delincuentes que cometió más de 200 atentados— , el cual fue pillado in fraganti por la Policía cuando, junto a otros dos compinches, se disponía a asaltar un furgón blindado. Posteriormente, malherido en la refriega, el terrorista fue abandonado por sus “valerosos” cómplices en el interior del coche utilizado, con las puertas abiertas y en una calle de Barcelona.


Se dice de Martí Marcó que era aficionado al montañismo y al baile de sardanas, actividades éstas por las que Jordi Pujol demostró siempre una gran inclinación, casi un delirio, que TV3 se encargaba de difundir compulsivamente, hasta el punto de transmitir que tales prácticas era imprescindibles para todo catalán que se precie, o sea, nacionalista. Y es que en las numerosas excursiones a la montaña de los fines de semana en la Cataluña de la Transición —incluso varios años antes—, donde Pujol y sus adeptos ideológicos no dejaron de participar, no hubo fuego de campamento que no se viese rodeado de toda suerte de nacionalistas intrigantes dispuestos a elaborar las más sofisticadas conspiraciones a favor de la Cataluña catalana, que es esa forma de entender una región española como si de una nación subyugada se tratase.

Placa de homenaje al
terrorista Martí Marcó
Bien, pues ha sido a Martí Marcó, un individuo de tan nulo mérito social como abundantes antecedentes delictivos, muerto en 1979 —gracias en buena medida a la cobardía de sus “compañeros de armas”, que pudieron haberle llevado de inmediato al hospital—, a quien las Juventudes de Esquerra Republicana de Catalunya (JERC) han tributado un homenaje que ha sido vergonzosamente ignorado por la autoridad competente y se ha realizado, además, en un local propiedad del Ayuntamiento de Barcelona, bajo el mandato del alcalde socialista Hereu. De donde se deduce que la ley, una vez más, no es igual para todos. De donde se infiere, igualmente, que Esquerra es un partido que no respeta la ley al no impedirles a sus juventudes que la transgredan en semejante acto. De donde se concluye, a la postre, que el sedicente Gobierno de España, ahora en manos de ZP, ni es gobierno ni es de España.

Vamos a suponer un ejemplo de tendencia opuesta y finalidad análoga: Imaginemos que pasado mañana o cualquier otro día se pretendiera organizar un homenaje a los asesinos de la matanza de Atocha, ocurrida en una fecha muy cercana a la anterior, 1977. Para los que no recuerden lo sucedido, digamos que unos malnacidos acribillaron a varios abogados laboralistas pertenecientes a CC.OO y el PCE. Los terroristas de extrema derecha, entre los que figuraba un italiano denominado Carlo Cicuttini, asesinaron a cinco personas y dejaron malheridas a otras tantas.


Supóngase, por seguir la semejanza, que un grupito de extrema derecha (el que sea) decide tributarle un homenaje a Cicuttini o a cualquiera de los terroristas que actuaron en Atocha. ¿Cómo reaccionarían la Fiscalía, el Ayuntamiento de Madrid, el propio ministerio de Interior, Izquierda Unida y tantos afectados por ese homenaje sin duda envilecedor? No creo, en absoluto, que todos ellos se dedicaran a mirar para otro lado, como ha sucedido en Barcelona, donde la complicidad con los delincuentes —caso del alcalde y de ERC— y el aberrante desistimiento de unas obligaciones claramente establecidas —caso de la Fiscalía y de Interior— han determinado que las instituciones involucradas en el homenaje al terrorista Martí Marcó se hallan situado al margen de la ley. 


Artículo revisado, insertado el 25 de enero de 2009 en Batiburrillo de Red Liberal

Los fascioseparatistas de ERC, según Camacho (501)

Acto de homenaje de las JERC a Terra Lliure, una banda terrorista que cometió varios asesinatos y numerosos atentados. Al pie de la imagen, una serie de banderas de partidos nacionalistas radicales y similares, junto a las de varios estados con dictaduras comunistas. En pocas palabras: La crem de la crem de la escoria política.

Ignacio Camacho, igual que yo —o por mejor decir: yo, tratando de expresarme igual que él (pongamos delante al maestro)—, siente una especial repulsión hacia Esquerra Republicana de Catalunya, ese conglomerado fascioseparatista (fascista+separatista) y filoterrorista que un calamitoso día asaltó el poder de la Generalidad catalana, con intención de quedarse y sin contar con mérito alguno ni votos suficientes para ello. Lo hizo, sucesivamente, con el exclusivo apoyo de dos tipos a cual más despreciable políticamente hablando: Los socialistas Maragall y Montilla, ambos deseosos de ascender a la máxima poltrona del “Palau” y ambos, por lo tanto, dispuestos a pagarle a los palurdos radicales de ERC el precio que pidiesen. ¡Y vaya si lo han ido cobrando!


Camacho no lo dice, pero ya lo digo yo: Estoy convencido de que Maragall y Montilla pasarán a la historia como dos verdaderos desaprensivos que entregaron lo mejor de Cataluña (la educación y la cultura de nuestros hijos), por cesión directa o dejación, a unas verdaderas parásitos políticos que además se despedazan entre ellos y rivalizan en radicalidad y atropello hacia una buena parte de los catalanes. Tales serían los casos de Carod y Puigcercós (más tarde de Junqueras), entre otros payasos asaltapiscinas y tuneadores de coches, como ese jardinero medio analfabeto, Ernest Benach, que al grito de: ¡todo gratis, que paga el pueblo!, le metió un montón de extras a su coche oficial, todo un Audi A-8, usado como presidente del "Parlament", cargo en el que permaneció chupando del bote nada menos que siete años y con el único mérito político de pertenecer a ERC, cargo por el que al cesar siguió otros cuatro años cobrando a razón de 90.000 euros anuales. ¿Espanya ens roba, sabandijas?

En uno de sus brillantes artículos, titulado “Cordón sanitario”, dice Ignacio Camacho de los anormales de ERC:

“TIENE razón Puigcercós: para hablar de ERC hay que protegerse con un cordón —con erre, no es errata— sanitario. Más que nada por no contaminarse de la miseria moral que impregna la atmósfera política alrededor de estos independentistas-caviar tan aficionados a la limpieza étnica del disidente. Salpican ruindad, y no hablo del coche tuneado o de ese trinquecillo de dietas que parece haberles escocido; hablo del café de Carod Rovira con Josu Ternera, por el que en Estados Unidos le habrían acusado de alta traición ante un Gran Jurado; hablo de las algaradas fascistas contra dirigentes del PP; hablo de las noches de cristales rotos y efigies quemadas en hogueras de odio; hablo del acoso a medios y periodistas incluso de su propia cuerda; hablo de altos funcionarios pringados con aceite de extorsión —a alguno de los cuales han colocado... ¡en la oficina antifraude!—; hablo del campo de concentración lingüístico contra los padres castellanohablantes, hablo del desprecio arrogante y estúpido a los diferentes, sean camareros inmigrantes —¿verdad, Carod?— o jornaleros extremeños. Hablo de xenofobia mezquina, de una enajenación filonazi, de un delirio de intolerancia y exclusión. Trae para acá el cordón, Puigcercós, que me lo pongo yo, y añade de paso una mascarilla que preserve del hedor de toda esa basura”.

El resto del artículo, igualmente sin desperdicio alguno, pueden leerlo en este enlace al diario ABC

Artículo revisado, insertado el 1 de noviembre de 2008 en Batiburrillo de Red Liberal

Cataluña no es España (490)

Estoy convencido de que el Barça ha perdido una legión de seguidores en toda España desde que a partir de Laporta se ha politizado con tanta radicalidad. Nunca ha sido un club muy así, sobre todo desde que comenzó a autodenominarse "Mes que un club" a finales del franquismo, pero ahora ya no se priva de nada a la hora de demostrar en las gradas (o permitir que otros demuestren) que son partidarios de la independencia.

Como vivo en un pueblo de la costa murciana que es ideal para el veraneo, porque ya se sabe que el mar, con sus brisas, ejerce de termostato y en buena medida regula las temperaturas extremas, raro es el año que por estas fechas estivales no recibimos en casa —y lo hacemos encantados— a dos o tres oleadas de familiares que proceden de Cataluña, donde reside casi la totalidad de la familia de mi esposa y también la mía. Sí, reconozco que para una bitácora dedicada a la política, como es Batiburrillo, poco hay de noticioso en lo expuesto en el párrafo anterior, pero si continúan leyendo verán que no es así.

Entre los familiares que suelen visitarnos asiduamente hay varios niños, sobrinos y sobrinas carnales de mi mujer. Una de ellas, de 12 años, creo que es especialmente sensible a todo lo que observa en esta tierra, donde asegura encontrarse feliz durante su estancia. A un “¿cómo lo estás pasando?”, preguntado por su tía, que es catalana de nacimiento y raíces, la sobrina le contestó más o menos lo siguiente: “Muy a gusto, mis amigas de este pueblo siempre me han tratado muy bien”. “¿Y por qué habrían de tratarte mal, nenita?”, fue la siguiente pregunta de mi esposa. A lo que la chiquilla contestó con una serie de razones que a mí, que oía en silencio el diálogo, vinieron a demostrarme una vez más el genocidio cultural y antiespañol que se está practicando en Cataluña.


La sobrina, a su modo, comentó que mientras aquí, en Murcia, nadie está interesado en saber de dónde es ella y que si alguien le pregunta de qué lugar procede es por simple curiosidad, no afectando para nada la respuesta en el trato que luego recibe, cada vez que vuelve a Barcelona e inicia el colegio surgen las mismas preguntas de siempre a cargo de sus compañeras: “¿Este año también has estado de vacaciones en España?”. La jovencita le contó a mi esposa que el año pasado incluso hubo un grupito de colegialas que se dedicó a reiterarle que “Cataluña no es España”.

Nuestra sobrina, harta de que intentasen atormentarla con ese “Cataluña no es España” y desconociendo absolutamente el trasfondo político que hay en las afirmaciones de sus compañeras de clase —desconocedoras a su vez de que no expresaban algo distinto a unas ideas inculcadas—, dijo que llegó a contestarles: “Naturalmente que Cataluña no es España, ¡Cataluña está en España y pertenece a España! Una respuesta brillante, la de nuestra sobrina, que achaco a la influencia de alguna amiga pro española o bien a las “contramedidas” educativas que la nena recibe en su casa a cargo de sus padres y abuelos. ¡Que es bien lamentable que en el colegio vayan diciéndote que no eres español —o que solamente eres catalán— y luego tengan que desmentírtelo tus padres!

Viene todo lo anterior a cuento de las manifestaciones efectuadas ayer por el radical Carod-Rovira, o como demonios se llame ese farsante, al que considero uno de los responsables máximos del odio hacia España que se les induce a los niños catalanes. Unas manifestaciones del nazi en las que llegó a exigirle (¡!) al jefe de los populares, Mariano Rajoy, que “saque las manos de Cataluña”. Bien, pues usando un lenguaje similar le exijo yo a Carod: ¡Y tú, infame, saca tu apestoso adoctrinamiento de las mentes de nuestros niños! Porque en Cataluña, no nos engañemos, los escolares están recibiendo ración doble de lavado de cerebro: La Educación para la Ciudadanía zapaterina, bien vista por ser filosofía izquierdista y del todo vale, y la “Educación Creativa para una patria de diseño”, made in ERC, que es quien controla la educación catalana y en la que el socialista Montilla mira vergonzosamente para otro lado.


Artículo revisado, insertado el 1 de septiembre de 2008 en Batiburrillo de Red Liberal 

Las medallas de Carod o la propaganda adoctrinante (489)

La gente como Caroz-Rovira (este tipo cambió la zeta de su padre por una de, de déspota) no desaparece nunca. Pasa como con determinados insectos, que cuando crees que has acabado con la plaga de repente resurgen a la primera ocasión favorable. Y esa ocasión ahora es el follón que se lleva entre manos el Parlamento catalán. Ahora este pájaro acaba de soltar una obviedad: "España no es Suecia y Cataluña aspira a ser como Noruega", por supuesto, y yo aspiro a que me toque la Euromillones que para eso hay un superbote esta semana. Eso sí, lo mío lo comento como un desiderátum sin malicia alguna, él profundiza en el tema de la frase anterior para acabar usando el reproche cargado de odio.

Que Carod es un tipo totalitario no es algo cuestionable, lo atestigua su comportamiento y el de su partido, siempre dispuestos a la bronca y la amenaza, siempre valiéndose de esos “escamots” de jovenzuelos que no dudan en usar la violencia para boicotear el derecho a la libre expresión de otras formaciones políticas o de personajes de relevancia social que opinan de distinto modo.

Recordemos que para los nacionalistas existe un término despectivo para los que uno de sus progenitores no ha nacido en Cataluña: Xarnego. Así, pues, que el xarnego Carod desee la independencia de Cataluña es algo que en principio no tiene relevancia ni debe importarle a ningún demócrata, nada que oponer a los sentimientos de las personas, lo que aquí se pretende destacar son los métodos para difundir esos sentimientos, que en el caso de Carod y su tropa de antidemócratas suelen estar basados en unas falsedades y tergiversaciones que llevan difundiendo desde hace muchas décadas y que alguna vez se deberán contrarrestar en lugar de dejarle el campo libre como hasta ahora.

Con motivo de las Olimpiadas de Pekín, el “talibarretina” Carod-Rovira se ha vuelto a desmelenar, metafóricamente hablando, y ahora afirma que: “Deportistas nacidos, residentes o formados en Cataluña han conseguido hasta nueve medallas, la mitad de las obtenidas por España”. O sea, que para las medallas también es catalán todo deportista residente o formado en Cataluña, no importa si a esa persona le entusiasma participar en el equipo Nacional español (como podría ser el caso de Pau Gasol) o, simplemente, posee otra nacionalidad y en el momento de celebrarse las Olimpiadas o unos campeonatos mundiales deciden marcharse con los suyos. Casos de Messi y Eto’o, por ejemplo.


He aquí una relación de deportistas españoles que han ganado medalla en Pekín:

-Samuel Sánchez (Oviedo), oro en ciclismo.
-Joan Llaneras (Porreras, Mallorca), oro en ciclismo pista.
-Rafael Nadal (Manacor, Mallorca), tenis.
-Fernando Echávarri (Santander) y Antón Paz (Villagarcía de Arousa), oro en vela, clase Tornado.
-Saúl Craviotto (Lérida. Familia de origen genovés cuya rama principal en España se asienta en Albuñol –Valencia-) y Carlos Pérez (Cangas de Morrazo, Pontevedra), oro en K2 500.
-Anabel Medina (Torrente, Valencia) y Virginia Ruano (Madrid), plata en tenis.
-Gervasio Deferr (Premiá de Mar, Barcelona. Hijo de exiliados argentinos), plata en gimnasia.
-Iker Martínez (San Sebastián) y Xabi Fernández (Ibarra, Guipúzcoa), plata en vela.
-Joan Llaneras (Porreras, Mallorca) y Toni Tauler (Santa Margarita, Mallorca), plata en ciclismo Madison.
-Gemma Mengual (Barcelona) y Andrea Fuentes (Tarragona. El apellido de Andrea sugiere una familia de origen emigrante), plata en natación sincronizada.
-David Cal (cangas, Pontevedra), 2 platas en piragüismo, C1, 500 y 1.000.
-Equipo Nacional, plata en natación sincronizada (4 nadadoras catalanas sobre 9).
-Equipo Nacional, plata en hockey hierba. (13 componentes catalanes sobre 16).
-Equipo Nacional, plata en baloncesto. (6 componentes catalanes sobre 12).
-José Luis Abajo (Madrid), bronce en esgrima.
-Leire Olaberria (Itaztegieta, Guipúzcoa), bronce en ciclismo puntuación.
-Equipo Nacional, bronce en balonmano. (5 componentes catalanes sobre 14).

Tal y como yo lo veo, el resumen de las medallas obtenidas por los participantes catalanes sería el siguiente:

-Medio oro de Saúl Craviotto, es decir, probablemente nada al faltarle la pareja.
-Una plata de Deferr.
-Una plata de Mengual y Fuentes.
-Una plata más que dudosa en natación sincronizada por equipos, puesto que deberían seleccionar a otras 5 componentes, sobre 9, que les faltarían.
-Una plata en Hockey hierba, dando por hecho que los tres componentes que les faltan podrían ser seleccionados de la abundante cantera catalana.

Y nada más, porque en baloncesto y balonmano es demasiada la gente que deberían sustituir para alcanzar con garantía algún metal. En resumidas cuentas: 2 platas seguras, dos muy dudosas y un bronce.

Carod afirma que Cataluña se situaría entre los 25 primeros países. Desde luego, con 2 platas y 1 bronce pasaría a ocupar el puesto 60, justo delante de Trinidad Tobago. Si fuesen 4 las platas, entonces ocuparía el lugar 56.

Ahora bien, si Carod considera que una medalla es catalana por el simple hecho de que un único miembro (o varios) de cualquier equipo haya nacido en Cataluña, entonces las medallas serían: 1 de oro, 5 de plata y 1 de bronce. Lo que lleva a una hipotética Selección catalana hasta el puesto 37 del medallero. Pero es más que evidente que no se hacen así las cuentas, al menos si las hace una persona decente.

Por otra parte, Carod se adjudica 9 medallas, la mitad de todas las ganadas por España. ¿Dónde las ve? ¿A que va a ser que incluye como catalanes a los medallistas de Baleares y la Comunidad Valenciana? Si así fuese, entonces las medallas no serían 9, sino 11; es decir, 3 de oro, 7 de plata y 1 de bronce. Y desde luego el puesto logrado se situaría “entre los 25 primeros del mundo” que este tipejo se adjudica. Claro que puede haberle restado un par de medallas para disimular su obsesión expansionista, uno de los principales síntomas que definen a los nazis.

Una vez más, Carod-Rovira se ha mostrado tan embaucador como fanático. A la altura de Joan Puig, el “Asaltapiscinas”, su correligionario de ERC. ¿Tiene alguna importancia lo que digan estos indeseables? Sí, la tiene, por cuanto representan a un partido político que gobierna en Cataluña (año 2008) y que ha venido decidiendo sobre la gobernabilidad de España. Y así nos va a todos, conducidos directamente al abismo por el adolescente ZP, de la mano de estos degenerados. Es decir, cuando a menudo comento el adoctrinamiento en todos los aspectos que se produce en Cataluña, y que nadie lo dude, me refiero a estas cosas tan desagradables y propagandísticas, propias de un régimen nada democrático, 

Deberían ser los propios catalanes, tan silenciosos ellos en los últimos años —salvo los adictos al régimen—, los que le afearan al fantoche Carod sus excesos jactanciosos en el vacío. Sí, creo que deberían ser los catalanes. Sin embargo, cuando los demás describimos el comportamiento de semejante gentuza, a menudo sucede lo contrario: Hay unos cuantos bobos que se lo toman como un ataque a Cataluña y en cuanto te pasas un milímetro en la descripción tratan de silenciarte.


Artículo revisado, insertado el 27 de agosto de 2008 en Batiburrillo de Red Liberal

Cataluña hacia el suicidio (487)

El Tripartito 2, que fue el presidido por un florero llamado Montilla, no solo se caracterizó por derrochar a manos llenas (al efecto recordemos que Carod subvencionaba todo tipo de asociaciones pancatalanistas en el Levante y Baleares, así como colegios en el sur de Francia) sino que se establecieron una serie de leyes y normas, amparadas en el nuevo y liberticida "Estatut", que en realidad fueron el desencadenante del actual proceso de sedición. De hecho, como he oído a más de un analista de primera fila, Carod solamente fue el brazo ejecutor entusiasta de otro sujeto (compinchado con Artur Mas) al que podríamos considerar el responsable absoluto de la actual situación catalana: José Luis Rodríguez Zapatero.  

En tiempos del Tripartito catalán (PSC-ERC-IV), con el visto bueno de ZP, un presidente socialista cuya principal característica ideológica fue el "todo vale", se dio la vuelta de tuerca definitiva para iniciar en 2008 una deriva separatista que en la actualidad ha llevado al Gobierno catalán (en funciones) al inicio de la sedición. De Esquerra Republicana de Cataluña, un partido de comportamiento claramente nazi, podía esperarse lo de entonces y lo de ahora, si bien del PSC y de los comunistas la cosa nunca ha estado tan clara. De lo que se deduce que si la sedición se inició en 2008, ERC engañó a sus socios de gobierno, a los que interpuso como parapeto parlamentario porque carecía de fuerzas propias suficientes, como le ocurre ahora. Veamos el artículo:

Cataluña hacia el suicidio
El Gobierno de Cataluña —por llamar de algún modo a un grupo de déspotas que no me parece que gobiernen en absoluto— ha vuelto a dar otra buena muestra de nepotismo, una “cualidad” que, como todo el mundo sabe, constituye uno de los rasgos que caracterizan a los totalitarios. Me refiero al nombramiento a dedo del hermano de Josep Lluis Carod-Rovira, un tal Apel.les, como Delegado de la “Generalitat” en París. O sea, una designación “a pelo”, valga el juego de palabras, efectuada por el capitoste separatista y sin encomendarse a nadie de su partido —lo cual era obligado en el caso de un alto cargo— ni informar previamente de tal decisión en la orden del día del Consejo de gobierno de Cataluña. Es decir, Roviretxe ocultó a sus colegas de Gabinete que había pactado con Montilla enchollar al hermanísimo. La crónica del ABC adereza las circunstancias de ese nombramiento con este piropo: “con premeditación y alevosía”.


Si a eso le unimos la nueva ley de educación que estos anticatalanes en el poder hanaprobado recientemente, según la cual se fulmina toda posibilidad de enseñar en español, salvo primer curso de primaria, al tiempo que se elimina la tercera hora de castellano y se dejan las clases en dos horas semanales —que encima casi siempre suelen impartirse en catalán—, no es difícil deducir que, pasito a pasito, se está llevando a Cataluña —especialmente a sus habitantes— a la condición no de un “Principado”, como erróneamente se ha venido denominando al territorio, sino de un auténtico Cacicato, en el que los fulanos que ahora mangonean, o sus parientes, tienden a perpetuarse en el poder y a ocupar cualquier espacio bien retribuido, como evidentemente es esa Delegación de París, mientras al pueblo lo van asilvestrando por tierra, mar y aire con el propósito de convertirlo en vasallo, que es la condición mental a la que un ciudadano llega —en Cataluña muchos han llegado ya— cuando cree que no es posible hacer nada para cambiar de política.

Sí, he llamado anticatalanes a esos déspotas porque nadie que de verdad ame a Cataluña desearía condenar a sus habitantes al ostracismo lingüístico con fines autárquicos, dicho mediante una expresión bondadosa de lo que en realidad supone la fechoría de despojar a esos habitantes de la principal herramienta de comunicación que ha poseído Cataluña desde hace varios siglos, como es el idioma español, y gracias al cual llegó a convertirse, con gran diferencia, en la región más próspera y admirada de España.

Pero hoy ya no es así, al menos para mí y algunos que conozco, puesto que no solo se sitúa en tercera o cuarta posición entre las regiones más ricas, sino que se halla entre las últimas en cuanto a la admiración que despierta. Y lo que es mucho peor: de seguir unos cuantos años más en esta línea de aculturación, por no llamarlo directamente de “paletismo” fanatizado, puesto que se están cerrando las puertas de sus principales mercados comerciales, todo hace pensar que se dirigen a buen ritmo hacia el suicidio económico. Luego de ahí, a ver emigrar en masa a los catalanes en busca de trabajo, lo cual puede suceden en contadas décadas, solo hay un paso.


Que un grupo de antidemócratas, como es la endogámica clase política catalana, pretenda el control indefinido, y en su exclusivo beneficio, de toda una sociedad que rebasa los siete millones de personas, es algo que puedo llegar a entender; lo que no entiendo, porque creo que conozco bien a los catalanes tras haber pasado cuarenta años de mi vida entre ellos, es que no haya surgido ya un fuerte espíritu de rebeldía frente a esa situación. ¡No, no lo comprendo! Se dirá que en Cataluña, Partido Popular incluido, todos los políticos son iguales y van a lo mismo. Pero si acaso eso es así en lo que se refiere a los partidos que ahora existen. ¿Cómo es que no se han creado ya nuevos partidos que verdaderamente les canten la caña a los corruptos y atraigan a sus filas a miles de votantes? ¿Cómo es que Ciutadans, por ejemplo, haya sacado unos resultados tan modestos (1) en las municipales? ¿Es posible que no haya remedio mientras los catalanes mantengan cierto nivel de vida? ¿Hará falta, para que perciban la opresión ideológica en la que viven, que previamente pasen por unas décadas de miseria? ¿Será necesario que esos siete millones queden reducidos a tres o cuatro y los demás emigren, como sucedió en varias regiones españolas durante las décadas de los 60 y 70? Lo cierto es que ayuda bien poco, con su mucha dejadez, un Gobierno de Expaña que a su vez mangonea Zapatero.

(1) Afortunadamente Ciutadans (Ciudadanos para el resto de España) lleva una trayectoria ascendente y a gran velocidad tanto en Cataluña como en el resto de España, lo cual reconforta bastante.

Artículo revisado, insertado el 30 de julio de 2008 en Batiburrillo de Red Liberal 

Esquerra sigue con la daga oculta (475)

Uno de los pocos partidos que somete a sus militantes a la propaganda continuada sin duda es ERC, cuyo líder actual, Oriol Junqueras (ya veremos hasta cuándo) no duda en usar todo tipo de falsedades con tal de mantener "prietas las filas". Por ejemplo, el eslogan de la imagen es "Un nuevo país para todos", repito "para todos", cuando se sabe a ciencia cierta, por las declaraciones del difunto Heribert Barrera y otros significados esquerristas, que nos las habemos ante un partido de lo más racista y xenófobo, dispuesto a expulsar a una parte de la población de Cataluña si ellos alcanzaran el poder después de la ansiada independencia.

Siempre se ha dicho que Esquerra es un partido fiable porque en ningún momento sus dirigentes han ocultado la intención de segregar a Cataluña de España y de hacer todo lo posible para incorporar más tarde las regiones que ellos denominan Els Països Catalans, es decir, la Comunidad Valenciana, las Baleares, el sureste de Francia, una parte de Aragón, a la que denominan Franja de Ponent, y el altiplano de la Región de Murcia, que comprende los municipios de Yecla, Jumilla y algún otro que ahora no recuerdo.

Para lograr algo así, ERC se ha ido fijando la estrategia de “tocar” poder, que equivale a manejar presupuesto, incorporándose siempre que ha podido a los ayuntamientos, con o sin pacto de por medio, y aliándose con el PSC en el gobierno de la Generalidad catalana. Una vez dentro de las instituciones, su política ha consistido en catalanizar todo lo que tuviese a mano, preferentemente en detrimento de cualquier idea de España o del idioma común, el castellano. Digamos que el sistema de Esquerra es similar al de la carcoma, que se adentra en un cuerpo para roerlo, nutrirse hasta saciarse y acabar con él.


Otra característica de Esquerra es destinar buena parte del dinero público que maneja a subvencionar la expansión de sus ideas, entre las que destaca el reforzamiento de un sentimiento común hacia la Gran Cataluña, lo que redunda en un flujo incesante de dinero a cargo del gobierno del Tripartito, surgido de las consejerías que controla la facción republicana, con destino a las numerosas asociaciones pancatalanistas que se van creando en los citados Països Catalans. Al mismo tiempo, lo que la gente de Esquerra jamás consentirá es que se retroceda un solo paso en lo ya conseguido por la gente de CiU. O sea, no debe menguar en absoluto la radicalidad nacionalista imperante. Veamos un ejemplo:

“Dirigentes de ERC recogen firmas contra los socialistas catalanes ‘por su intento de españolizar TV3’”. El titular lo ofrece El Confidencial y alude a unos cuantos miembros de Esquerra, entre ellos el diputado Joan Puig, que están dispuestos a mantener TV3 y Catalunya Radio como lo que siempre ha sido: El sanctasantórum de donde surgen las consignas destinadas al lavado de cerebro para adoctrinar a la población en la idea del nacional-separatismo. Lo más curioso del caso es que una parte de la propia Esquerra, la más cercana al poder y por lo tanto apegada al cargo, no tiene clara esa recogida de firmas, ya que puede dar lugar a la ruptura del Tripartito y a la convocatoria de nuevas elecciones, con el grave riesgo que ello comporta para una formación a la que cada día se le ve más la daga oculta detrás de la espalda. Circunstancia ésta, la faceta insidiosa, que arroja por la borda cualquier sinceridad de la que intenten presumir los republicanos.

Así, pues, Esquerra sí es fiable respecto a sus objetivos confesos, pero la lealtad a las formaciones con las que pacta o el talante democrático frente a sus rivales no son cualidades que puedan serles atribuidas. Esquerra, como he dicho, se comporta pérfidamente en cualquier institución donde logra apoyar su pie y, entre traición y traición a sus aliados circunstanciales, no deja de enviar “escamots” para impedir que otros expongan libremente sus ideas. Tratando siempre de coartar la libertad de expresión, en busca de la propia impunidad, de cuantos pretenden denunciar el cáncer que representa ERC para Cataluña.

Cuando se inicie la campaña de las próximas generales no tardaremos en ver unas cuantas muestras de ese comportamiento totalitario. Y un partido así, nazi por los cuatros costados y sumamente alejado de toda ética democrática, a mi juicio no debería ser legal. No por lo que opinen, evidentemente, sino por el desprecio manifiesto de las leyes que cabe atribuirles en muchas de sus numerosas actuaciones, todas encaminadas al mismo fin: la ruptura del Estado. Y algo así en cualquier democracia que se precie sería una razón más que suficiente para ilegalizar a ese partido.

 Artículo revisado, insertado el 14 de diciembre de 2007 en Batiburrillo de Red Liberal

PD (1-11-2015): Una prueba de que a Oriol Junqueras no le importa el uso de la falsedad con tal de que los catalanes parezcan diferentes a los españoles (según lo plantearía él), es que recientemente llegó a afirmar la siguiente aberración: "LOS CATALANES TIENEN MÁS PROXIMIDAD GENÉTICA CON LOS FRANCESES QUE CON LOS ESPAÑOLES". ¡No hay duda alguna, son tan racistas como farsantes!

Memorial Democrático, otra infamia cargada de impunidad (456)

En la imagen el 2º  Gobierno Tripartito en Cataluña, una etapa en la que el acomplejado José Montilla fue poco más que un florero y dejó hacer a sus dos cómplices, de ahí lo del Memorial Democrático del comunista Saura. Lo más curioso de la escena es la mirada de ludibrio (entre burla y desprecio) del todavía Arturo Mas, que aún no se había cambiado el nombre pero que ya barruntaba echarse al monte del separatismo, visto el buen resultado (dos legislaturas seguidas) que obtuvieron los radicales tripartíticos. Y ahora estamos ante una situación que parece de chiste: los tres sujetos de la izquierda han desaparecido, políticamente hablando, y el de la derecha no tardará en tomar el mismo camino de los cadáveres políticos. Eso sí, los del Tripartito dejaron una deuda en 2010 de 35.610 millones de euros que el desquiciado y envidioso Mas, a la vez que gran soberbio, no ha tenido reparos en aumentar hasta los 66.813 millones de euros.  

El reconocimiento de las víctimas de la represión "no puede trasladarse a todas las ideologías" porque "no se puede comparar a los golpistas con la superioridad ética de un Gobierno legítimo y democrático". Tales han sido las palabras, según he leído en LD, ABC y otros medios, del comunista Joan Saura para justificar que en la nueva ley de memoria histórica, denominada "Memorial Democrático" en Cataluña, se olvide por completo a los represaliados de derechas y tienda a ensalzar a unas supuestas víctimas de izquierdas que en muchos casos fueron criminales. O lo que es lo mismo, bien muerto está cualquiera que no fuese comunista, socialista o separatista, si esas muertes se produjeron en Cataluña durante la II República y la Guerra Civil. Loados sean sus ejecutores, transcurridos setenta años. Condenados sean los "fascistas" que cometieron la osadía de asistir a misa dominical, a las puertas de cuyos templos eran aguardados para ser apresados. Inclúyanse también, como unos desaprensivos a los que no conviene recordar, a esos cientos de militantes del POUM (partido de ideología marxista no estalinista) que fueron masacrados por órdenes de Negrín (presidente del Gobierno), con la apatía más que interesada de Companys, el golpista condenado a 30 años de prisión por la propia República y posteriormente, ya amnistiado por el Frente Popular, transformado en un genocida al recuperar la presidencia de la Generalidad y desde ese alto cargo dedicarse a todo tipo de crímenes y asesinatos.


Si hubo un territorio donde las represiones se contaron por miles y los represores poseían la misma catadura moral de los que ahora gobiernan, ese fue Cataluña, que permaneció en manos de una coalición nacional-socialista o del Frente Popular, de comportamiento nada ético y muy antidemocrático, desde la implantación de la II República, en 1931, hasta la caída de Barcelona, poco antes del final de la Guerra. Fueron ocho largos años en los que el mayor desamparo que imaginarse pueda afectó a los católicos, a los no partidistas políticos, a los moderados o a los que abominaban del estalinismo aun siendo de izquierdas. Se acosó, se robó, se incendió, se torturó y se asesinó a miles de personas que no compartían la ideología de los que mandaban. Se usaron para ello los llamados tribunales populares, cuyas cárceles fueron conocidas como checas, a las que hubo que añadirles campos de internamiento porque no daban a basto. Se produjo una oleada de exiliados como nunca se había visto hasta entonces en la región catalana. Muchos, a riego de su propia vida, se pasaron a lo que iniciada la Guerra Civil fue conocida como “Zona Nacional”, donde combatieron con gran valor. De mis lecturas de siempre, recuerdo ahora a los voluntarios del Tercio de Montserrat, compuesto de valerosos requetés catalanes.

No, decididamente Cataluña no es la región de España que pueda presumir de un pasado ético y democrático durante el lamentable episodio de la Segunda República y la Guerra Civil, ni su gobierno de hoy, que comparte la misma ideología política de los totalitarios de entonces, está en condiciones de arrojarnos nada a la cara al resto de los españoles. Joan Saura, con su propuesta de “Memorial Democrático” a favor de unos (delincuentes los más) y decididamente en contra de otros (sus víctimas los más), ha demostrado ser un magnífico aspirante a hacerse con el podio en cualquier competición donde la puntuación máxima se alcance en razón de la inmoralidad que se posea. En su caso, medalla de oro.

Es inconcebible, por otra parte, que en Cataluña, región que me honro en conocer a fondo por haber pasado en ella cuatro quintas partes de mi vida, no haya quien reaccione ante semejantes indignidades. ¡Qué se ha hecho de mi amada Cataluña, tan europea, tan moderna, tan emprendedora… para que se haya convertido en el reducto de cuanto déspota retrógrado apetece resarcir su resentimiento! ¿Hasta qué punto es férreo, falsario y aleccionador en el rencor el método dictatorial establecido allí? ¿Cómo es posible que el ciudadano de a pie no sienta deseos de rebelarse ante tanta perversidad política y decida asumir la condición de inerme? Cuesta creer que estos miserables del Tripartito que hoy gobiernan (año 2007) se salgan con la suya. Mientras, el gobierno de la Nación ("concepto discutido y discutible") no cesa de mirar para otro lado o de sonreír a los terroristas vascos.

Artículo revisado, insertado el 20 de marzo de 2007 en Batiburrillo de Red Liberal


PD (19-10-2015) Hoy todo sigue más o menos igual en Cataluña, con unos diputados electos cuya mayoría no acaba de aclararse si lo que forman es un gobierno de radicales o de muy radicales. Y a su vez, si lo que deciden es la independencia a las bravas o bien la desobediencia gradual de las leyes del Estado. En cualquier caso, la región catalana tiene muchos números para que le toque pasar por un largo período de anarquía institucional. Salvo que el Gobierno de España que resulte de las elecciones generales acabe por ser presidido por una persona que posea algún coraje y sentido de Estado y decida poner firme a tanto desalmado ideológico como hay ahora en Cataluña. 

Gente encanallada y apestosa (454)

He aquí una generosa muestra de gente apestosa y encanallada que ayer se echó a la calle en San Sebastián. Muchos apestosos llegaron de otras regiones para exigir que los dos criminales, cuya imagen figura en la pancarta, salieran a la calle. Está claro que los apestosos se sienten huérfanos y echan de menos a unos cabecillas que llevaron a lo más alto la perversidad de la banda asesina. Desde luego, ayer se demostró igualmente que en esa ciudad no cabe un apestoso más. 

La manifestación de ayer en San Sebastián a favor de dos etarras juzgados y encarcelados a causa de sus crímenes fue protagonizada por representantes de tres apestosas formaciones nacionalistas, ERC, BNG y EH Bildu, y dos partidos antisitema no menos apestosos, Podemos y la CUP. Además, algún que otro sindicado hizo de comparsa de los apestosos, que no en balde uno de los encarcelados fue el jefe. Como puede deducirse, ni buscando a propósito lo más antidemocrático de España, para reunirlo junto a un montón de estiércol y ponerle encima la etiqueta de "Mierda Pura", es posible encontrar un montón más grande y de menor calidad como personas: Purititos deshechos humanos es lo que se concentró en San Sebastián, que parece mentira lo finolis que se las gastan en ese festival de cine donde casi siempre gana un progre y las dos rayas que luego tiran en el suelo para que entre ellas transiten los desalmados y lo progre acabe en mugre.


El más apestoso de todos los presentes, el etarrófilo Pernando Barrena, ha lamentado que "el fin de la actividad armada de ETA no ha traído el fin de la violencia porque a fecha de hoy el Gobierno español sigue utilizando la violencia con fines políticos y la usa contra los presos y sus familiares, por medio de los juicios sin garantías procesales y condenas de persecución política". Y hace tan apestosas y falsas afirmaciones, por lo que de entrada debería ser procesado, un sujeto que no ha condenado nunca los múltiples asesinatos etarras, puesto que jamás usaron la violencia con fines políticos e impartieron siempre justicia con las máximas garantías procesales, es decir, los procesos de los colegas de Barrena concluyeron justamente mediante el tiro en la nuca o el bombazo indiscriminado. Francamente, cuando alguien nace canalla, caso claro de Barrena, y encima durante toda su vida se rodea de canallas apestosos, no es posible escucharle algo distinto a esos rebuznos propios de la gente encanallada, ¡y apestosa!

Joan Tardà, el más zafio y apestoso de los nazionalistas catalanes, no dejó de acudir a la manifestación proetarra. ¡Son sus colegas del alma! Se desplazo en automóvil junto a otros dos pájaros de cuenta , también de ERC, desde Barcelona hasta San Sebastián. A la vuelta fueron parados por la Guardia Civil en la comunidad de Navarra, donde fueron retenidos unos minutos mientras mostraban sus documentaciones. Finalmente se denunció al dueño del vehículo por la irregularidad de llevar tapada la "E" de España en la matrícula con una pegatina de "CAT". La chulería separatista probablemente les cueste unos 300 euros. Tardà dice que en Cataluña los Mossos nunca multan por esas cosas. No acabo de creérmelo aun cuando es posible que sea cierto y que este infame diga la verdad por una vez en su vida. Y es posible que sea así porque en Cataluña hace tiempo que las leyes españolas solamente se cumplen si conviene a los separatistas, es decir si le interesa a la gente encanalla y apestosa como Tardà. ¡Cómo me hubiera gustado ver la cara del trío de apestosos delante de la patrulla de la Guardia Civil!

Esquerra exige un nuevo golpe de Estado (451)

ERC, sin discusión alguna, puede ser considerado el partido con un historial y una mentalidad golpista más acentuada, hasta el extremo de albergar en sus filas a unos cuantos "simpatizantes" de Terra Lluire, la ETA catalana a la que la burguesía de Pujol no quiso respaldar en absoluto porque se le desmontaba el "negoci".  

Hay partidos políticos cuyo comportamiento hace años que pide a gritos la ilegalización, uno de esos partidos es ERC, de algún modo asociados a la banda terrorista ETA (entrevista de Perpiñán) y también a ciertos integrantes de otra banda no menos terrorista y sin arrepentir, Terra Lliure, que son las dos organizaciones violentas y antidemocráticas que inspiran —junto a una tradición histórica golpista encabezada por ese insidioso y genocida Companys al que se le atribuyen más de 8.000 catalanes asesinados— la ideología más abusiva y fascista de nuestro tiempo. Una ideología en la que individuos sediciosos y farsantes como Carod, Puigcercós, Vendrell y ahora Junqueras…  o los escabrosos Tardà y Puig, éstos en el Congreso de los Diputados, se revuelcan tan a gusto como los gorrinos en sus propios detritos.



Los nacional-separatistas jamás faltan a una convocatoria electoral, donde está más que demostrado que siempre suelen votar con las vísceras.

Gente como la de Esquerra, muy alejada de la democracia y del mínimo respeto hacia la ciudadanía —actitud que han demostrado reiteradamente a través de numerosos actos en los que sus “escamots” han reventados actuaciones de partidos o personajes de ideología rival—, es la que Zapatero decidió escoger como acompañantes en su proyecto de la anti España. Gente así, que apenas representa un 16 % de los votantes catalanes y ni se advierten en el conjunto de la Nación española, es la que mediante la doctrina del odio y la insurrección le está obligando a Zapatero a mantenerse en la deriva permanente de la radicalidad. Gentuza así es la que le exigió de entrada a quien ahora desgraciadamente nos preside que fulminase el Plan Hidrológico Nacional y acometiera proyectos liberticidas como la fragmentación del Archivo de Salamanca y la ley de Memoria Histórica. Esta caterva de fanáticos de Esquerra, no lo olvidemos, es la que impulsó el actual estatuto de Cataluña y que finalmente no votó porque aún le supo a poco.

Como se le atribuye en la caricatura al sectario nacionalista, solamente ellos pueden decidir el qué, el cómo y el cuándo. Y esa actitud tiene un nombre: Totalitarismo, que es la esencia de ERC.

Pues bien, esta morralla de extremistas y separatistas catalanes, en su habitual línea de exigencias al gobierno socialista —muchas de ellas atendidas, como hemos visto—, le pide ahora a Zapatero que obligue a dimitir al magistrado Pérez Tremps y nombre a un nuevo juez para el Tribunal Constitucional. Y esa exigencia, de ser atendida una vez más, aparte de una inmoralidad inasumible por los ciudadanos y una nueva prueba de comportamiento fascista a cargo de sus promotores, representaría ratificar la condición golpista tanto de los fulanos de Esquerra como de Zapatero. Porque no olvidemos que el estatuto de Cataluña es un auténtico golpe de Estado que socialistas y esquerristas elaboraron inicialmente a medias y luego apenas lo edulcoraron los convergentes. Un golpe de Estado que el Tribunal Constitucional podría llegar a remediar si es que no se produce el redoble golpe de Estado que ahora exigen los de Esquerra.

Pero que vayan con cuidado los del Gobierno, porque de atenderse el nuevo requerimiento injustificado de Carod y evitar así que el Estatuto catalán sea debidamente analizado por el Alto Tribunal, algunos nos consideraremos autorizados para exigir en su día el procesamiento de ZP y del propio Carod, además de pedir la ilegalización de Esquerra y la desaparición del modelo de Estado que comprende esa aberración llamada “comunidades autónomas”.  Sí, la sustitución del magistrado Pérez Tremps, insisto, sería considerada una declaración de guerra definitiva a la democracia y por lo tanto a la Constitución española. Y ya se sabe que en el amor y en la guerra todo vale, especialmente la defensa propia.

Artículo revisado, insertado el 6 de febrero de 2007 en Batiburrillo de Red Liberal

PD (16-10-2015) Para Esquerra nada ha cambiado y siguen en su papel de golpistas permanentes, ahora respaldan como un solo hombre al totalitario Mas y su banda de convergentes, deseosos unos y otros de atar bien todos los cabos para proclamar a las bravas la independencia de Cataluña. Espero que al menos los cabecillas de ambas formaciones reciban su merecido.