Por un buen trato

El pasado sábado tuve el honor de ser invitado por Eva Gómez, directora del colegio Sagrado Corazón de Cabezón de la Sal, a participar en una mesa redonda en el Ayuntamiento de esta localidad, dentro del marco del “Multifestival David”.

El lema era “Por un buen trato”, haciendo alusión a la necesidad de mejorar nuestra sociedad humanizando el trato entre las personas en todas las vertientes abarcables, en los ámbitos familiar, social, político, deportivo, o escolar entre otros.

La mesa estuvo moderada por el P. Andrés Pérez, vicario judicial de la Archidiócesis de Oviedo, quien en su introducción hizo referencia al desgraciadamente elevado número de casos de violencia que tienen lugar en distintos ámbitos de la sociedad, en particular el familiar, y dio paso al turno de intervenciones pidiendo a los intervinientes sus puntos de vista y posibles soluciones.

En primer lugar, Leticia Díaz, consejera de Presidencia y Justicia del Gobierno de Cantabria, ha expresado la creencia de que la naturaleza humana es buena, aunque debido a su experiencia en el ámbito de la abogacía y en los procesos judiciales, también ha considerado la necesidad de que apliquemos “el aprendizaje hacia el bien“.

A continuación, Ana María Madrazo, diputada nacional por Cantabria (Partido Popular), hizo énfasis en la necesidad del diálogo en el ámbito de la política. Y en como la transición española se consiguió a base de negociaciones y tratando de encontrar puntos comunes incluso entre formaciones muy distintas.

Mi intervención fue para explicar como desde HazteOir.org y Derecho a Vivir, reclamamos también un buen trato para todos los ciudadanos, tanto en el ámbito familiar, como de la libertad religiosa, y en especial en el de la defensa de la vida, pues para 120.000 españoles cada año, “buen trato” sería simplemente que les dejasen nacer.

Iliana Casanueva, del Foro de la Familia en Cantabria, resaltó la falta de buen trato hacia las mujeres embarazadas, en muchos casos promovida por los medios de comunicación y la publicidad, con lo que también en la sociedad se encuentran comportamientos incívicos hacia ellas, desde el simple no ceder el asiento en el autobús, hasta comentarios despreciativos.

El decano de la Facultad de Derecho, Juan Baró, explicó la importancia del civismo y el buen trato en el ámbito universitario, resaltando que no se puede separar del familiar. En muchos casos, tras un alumno con bajo rendimiento académico, se encuentra una situación familiar anómala.

La intervención de José Gómez, entrenador de la Gimnástica de Torrelavega, fue para resaltar que si bien en el ámbito deportivo la agresividad del público había ido en descenso en los últimos años, las relaciones internas entre la plantilla de los equipos sigue siendo una fuente de conflictos de difícil solución.

Cerró el turno de intervenciones el escritor Raúl Gómez Samperio, con una muy interesante y sorprendente exposición, en la que remitiéndose a los estudios del etiólogo Konrad Lorenz, indicó que la construcción de la civilización, y de nuestras naciones, se había hecho sobre la base de la violencia, en lo que no nos distinguimos de los animales. Pero sin embargo, el ser humano es capaz de sobreponerse y hacer las cosas de otra manera, poniendo como ejemplo el influjo del cristianismo, que sin embargo tampoco estuvo libre de vérselas con la violencia, como demuestra el mismo hecho de la crucifixión.

A continuación, los participantes y el público nos dirigimos a la tienda en la que los alumnos del colegio “vacunaban” simbólicamente por el buen trato a todos los asistentes. Afortunadamente, a pesar del imponente tamaño de la jeringuilla, la vacuna era completamente indolora.

La noticia, en Europa Press.

Bookmark and Share

1 Respuesta a “Por un buen trato”


  1. 1 Maria del Carmen Inés Fuenteseca

    Estimados amigos: Les felicito por su trabajo en “El buen trato”, imprescindible desarrollar la sensibilidad de todos nosotros, porque de un buen trato, se derivará una buena sociedad, y unos buenos principios para nuestra juventud.
    Les felicito doblemente por contar con la presencia del Ilmo. Dr. D. Andrés Pérez Díaz, Vicario Judicial de la Archidócesis de Oviedo, Canónigo de la Catedral de Oviedo, Sacerdote distinguido por sus múltiples carismas y servicio constante a la Iglesia de su querido Señor Jesús. D. Andrés es buen conocedor de los ambientes marginales y también de aquellos de los que se derivan conductas reprobables, su trabajo en favor de los desfavorecidos y de los “sin voz”, es admirado desde muchos lugares del mundo.
    Me cabe el honor de compartir con D. Andrés la puesta en marcha del “Foro por la vida humana”, del cual es gran impulsor y moderador permanente, y desde cuya tribuna se expresan en favor de la vida y de la dignidad del ser humano, científicos de reconocido prestigio internacional como el Prof. D. César Nombela Cano, Director de la Fundación Carmen y Severo Ochoa, por expreso deseo del Nóbel, con quien trabajó en N. York, o el Prof. D. Nicolás Jouve de la Barreda, Presidente de CiViCa, entre otros.
    Si consultan el blog de D. Andrés, podrán también recibir magníficas enseñanas a través de sus Homilías dominicales, que están siendo una fuente de sosiego y de discernimiento para quienes le seguimos, su contador de visitas, les dará idea del gran moviento del blog.
    Como nota final, les comunico que vienen desde Alemania y otros países y lugares de España a confesar con D. Andrés o a seguir en Dirección Espiritual con él, en la actualidad, creo que son cientos de direcciones espirituales las que lleva nuestro querido sacerdote, gracias a una vida dedicada desde el alba al trabajo pastoral y de asistencia.
    Este enlace me ha llegado, y he creído necesario hacer este pequeño panegírico de la obra de D. Andrés, que transciende como les digo a muchas partes del mundo, y que a buen seguro no conocen.
    Les deseo mucha suerte y fuerza para seguir en ese extraordinario camino que han escogido.

Añade un Comentario