Sanación para el trauma del aborto: el “Proyecto Raquel” llega a Burgos

Hace algo más de tres años se estrenaba en cine una entretenida película que, de forma amable, hacía reflexionar sobre un tema candente en la sociedad: los embarazos en las adolescentes. Un «¿qué tal si probamos?» dejaba a Ellen Page (actriz de «Juno») embarazada de un compañero de clase con el dilema de seguir adelante con su estado, o acabar rápidamente con el problema a través del aborto. Se tocaba así de puntillas un tema que mantiene dividida a la sociedad norteamericana desde que a principios de los años setenta se puso en marcha la Ley del Aborto.

En este marco, una década más tarde, en el año 1984, nació el Proyecto Raquel de la mano de Vicky Thorn, directora de la Oficina Nacional de Reconciliación de Milwaukee. Tras vivir una experiencia traumática con una amiga, Thorn ponía en marcha esta iniciativa en el marco de un plan pastoral que perseguía acompañar a las mujeres que habían abortado.

Desde entonces el Proyecto Raquel se ha extendido por más de 150 diócesis por todo EE.UU. y ha motivado la creación de programas similares en otros países. En Castilla y León recogió el guante Teresa Martín, directora del Centro de Orientación Familiar (COF) de Palencia, pionera en seguir este proyecto que permite a las mujeres que sufren por haberse sometido a un aborto «reconciliarse con esta situación y superar el dolor de saber que causaron la muerte de su hijo». La iniciativa partió del entonces obispo de Palencia, José Ignacio Munilla quien, tras explicar el tema del aborto en Radio María, comenzó a recibir preguntas y testimonios de personas que habían pasado por esa dramática situación. Fue entonces cuando buscando en internet se encontró con este programa y encomendó a Teresa ponerlo en marcha.

En un reciente comunicado, el director del COF de Burgos, fr. Simón Portillo O.P., explicaba con sencillez las fases de la puesta en marcha de Proyecto Raquel en Burgos: «En octubre de 2009, recibimos la encomienda de poner en marcha este nuevo servicio. Encomienda  que acogimos, desde un principio, con ilusión y con la conciencia clara de que podemos ofrecer una ayuda importante. Pocos días después, el 2 de febrero de 2010, enviamos una carta a todos los Monasterios de Vida Contemplativa de la diócesis para que oraran por esta nueva iniciativa. Un grupo de 15 personas hemos asistido a un Seminario de Formación sobre el Síndrome Postaborto. Son personas especializadas en enfermería, psicología, psicopedagogía, pastoral… En octubre pasado, seis personas participamos en Madrid en una Jornada de Formación, presidida por Mons. Juan Antonio Reig Plá, Presidente de la Subcomisión de Familia y Vida de la CEE, y animada por Vicky Thonr, Fundadora del Proyecto Raquel». Decisión, oración, capacitación y coordinación.

Con esa misma sencillez comunicaba la noticia de su lanzamiento: «después de un tiempo de reflexión y trabajo, creemos que ya podemos dar a conocer esta nueva oferta: un servicio de  sanación del trauma postaborto» […] «un equipo responsable y especializado, coordinado por una psicóloga, estará a su disposición. Las personas interesadas pueden llamar al teléfono móvil 637 477 266, y serán atendidas con la máxima discreción y confidencialidad».

Síndrome Postaborto

El aborto es una experiencia traumática, ya sea legal o ilegal, que tiene consecuencias posteriores y que actualmente están categorizadas como síndrome postaborto, una forma de trastorno de estrés postraumático que según recientes estudios científicos, algunos de ellos recogidos en el libro Mujeres Silenciadas, puede conllevar a síntomas depresivos, deseos de “expiación” y necesidad de reparar el daño causado, pesadillas recurrentes u otras alteraciones o trastornos sexuales o alimenticios como la anorexia.

La dificultad de abordar a estas mujeres (y también a algunos varones) que buscaban ayuda tanto por parte de los sacerdotes como de los terapeutas tras abortar es lo que llevó a poner en marca este programa que, según esta orientadora, se plantea como «un esfuerzo integral que combina lo espiritual y lo psicológico» ya que se basa en comunicar reconciliación y esperanza en el futuro.

«Yo no me perdono»

En Proyecto Raquel el primer paso para reconciliarse con Dios, pero también consigo mismo -muchas mujeres piensan «Dios me ha perdonado pero yo no me perdono»- es que la mujer cuente su historia, con todos los pormenores. «Es muy importante escuchar y no juzgar, y que la mujer se sienta escuchada». Asimismo, «necesitan perdonar a todos los responsables y a los que participaron en su aborto. Éste es un acto de voluntad, hecho con la gracia de Dios, que le permitirá en un momento concreto poder perdonarse. Y por último, además de oír frecuentemente la palabra perdón, tienen que cambiar la relación con su hijo abortado, dolerse de su pérdida y establecer una nueva relación espiritual con él para perdonarse a sí misma».

El proyecto no está dirigido a una mujer en concreto. Hay un porcentaje de jóvenes en edad fértil de entre 20 y 30 años, y sobre todo, hay un gran porcentaje de adolescentes que entran en el círculo de las relaciones sexuales prematuras, en el que, a pesar de tener la información, creen que sin anticonceptivos no les va a ocurrir nada y cuando les pasa se encuentran con unos padres que les dicen «esto lo arreglo yo rápido». Luego están las trabajadoras o universitarias que les falla el método anticonceptivo, y las inmigrantes, muchas de ellas con marido e hijos en sus lugares de origen, solas aquí, y se encuentran con una pareja con quien no pueden llevar adelante su embarazo.

Sean del perfil que sean, ayudar a estas mujeres llena de satisfacción. En palabras de Benedicto XVI en un reciente congreso, en Roma, «estas iniciativas constituyen elementos esenciales para la construcción de la civilización del amor que la humanidad necesita hoy más que nunca… Sólo con la actitud del amor misericordioso es posible acercarse a las víctimas para llevarles ayuda y permitir que se levanten y reanuden el camino de la existencia… El evangelio del amor y de la vida es también siempre evangelio de la misericordia…».

8 Responses to “Sanación para el trauma del aborto: el “Proyecto Raquel” llega a Burgos”


  • Desde el año 2004, No Más Silencio ofrece en España una terapia especializada para el Síndrome post-aborto con el nombre de LA VIÑA DE RAQUEL. Por desgracia y a pesar de informar de todo ello a la Iglesia, la curia no ha tenido en cuenta ni ha acogido esta iniciativa terapéutica y sigue sin hacerlo dentro de su Proyecto Raquel, a pesar de figurar No Más Silencio en primer lugar entre los recursos del libro “Mujeres Silenciadas”, y para desgracia de las innumerables mujeres que se podrían haber beneficiado de ella.
    “Para que el mal avance sólo es necesario que los buenos no hagan nada”… o lo hagan tarde y mal.

  • Señora Pilar, desde luego, que usted ya se ha retratado, desde el momento que habla con tanta falta de respeto al referirse a la CURIA.
    Lo cierto es que usted lo único que quiere es destacar, y pasar caja, ya que SU proyecto cobra por sus servicios, y el autentico proyecto Raquel, se ofrece de forma totalmente altruista.
    Y no puede usted acusar de que de que por CULPA de que no han acogido su proyecto, se haya perjudicado a mujeres, porque el verdadero proyecto Raquel, ayuda a muchas mujeres cada dia.
    Es como pretender que solo haya una asociación provida, la de uno, y que no valgan todas las demás. La suma es lo que cuenta, y si usted ayuda a mujeres, bendita sea, pero no pretenda tener la exclusiva de la razón y la verdad.

  • No se peleen,por favor…
    No veo conveniente para la causa, ni que unos critiquen a la Iglesia ni que otros respondan airados…

  • Este programa existe en colombia? necesito ayuda.

    Gracias.

  • el aborto ,un asunto muy dificil de hablar para mi, el aborto es algo que no recomendo nunca ,tenga la edad que tengaesa persona, o los problemas , yo cumplo 16 , y me hicieron suspender un embarazo , al principio o estaba de acuerdo , xq estaba asutada , hasta que pude pensar un segundo mas , y decidi tenerlo, mi mama , hizo todo para suspenderlo , mi pareja , tambien lo quiso asi , el dolor mas grande para una mujer embarazada es que tus mas cercanos y los que mas te ttienen que apoyar no quieran que lo tengas…NUNCA HAGAN UN ABORTO SI USTEDES NO QUIEREN ,por que , desde ese dia , mi vida cambio , estoy enojadaa con todos ellos , hablar del tema me hace mal ,descubri que estaba embarazada haciendome una ecografia de control , fue muy fuerte descubrirlo asi, y todavia esa imagen la tengo e mi cabeza, queda mucha culpa, enojo , EL ABORTO ES MUERTE , por mas de que digan que no esta ni formado , o lo que sea TIENE CORAZON , TIENE VIDA, mate a mi propia creacion .. hacer un aborto es la ultima opcion .

  • Proyecto Raquel tiene site propio. sería de gran ayuda par lass personas que lo necesitan que en el nombre se pusiera el link.

    Me es grato comunicaros también que El Cardenal Bergoglio, actual Papa Francisco, había organizado y reservado la capacitación de proyecto Raquel en Argentina

    Para contactar con Proyecto Raquel: http://www.proyecto-raquel.com/es/contact

    Forma parte de Spei Mater http://speimater.com/ diócesis de Alcalá.

  • Si tienes el mail de Katherin y no está suscrita, dale la información, por favor. Muchas gracias.

Comments are currently closed.