Archivo de la Categoría 'Argumentos'

Síntesis

Algunas ideas básicas:

1. Desde el momento de la fecundación, se produce una “célula” –cigoto- que tiene un código genético único, diferente al del padre y de la madre. Lejos de ser parte del cuerpo de alguien más, se trata de un nuevo ser que en sí tiene toda la información genética suficiente y necesaria para desarrollarse.

2. Este nuevo ser dirige su propio desarrollo, el mismo que sigue un proceso gradual determinado por su propia información genética. Ningún agente externo le dice al nuevo ser en qué momento empieza o termina alguna etapa de su desarrollo.

3. En tanto que el cigoto tiene toda la información genética suficiente y necesaria para desarrollarse, sólo necesita tiempo, nutrientes y un ambiente adecuado para vivir –por decir un número- en promedio 80 años. Si le se le agrega tiempo, nutrientes y un ambiente adecuado a algo que no está vivo, no lo estará jamás. Consideramos que desde ese primer instante, hay vida.

4. Ese nuevo ser está vivo desde la fecundación, y tiene un código genético único. Ese código genético no sólo es único, sino que pertenece a la especie humana. Consideramos que una vida que tiene un código genético humano, es una vida humana. Hay vida humana desde el instante de la fecundación.

Hay vida humana desde la fecundación (unión del espermatozoide y el óvulo). El aborto, cualquiera sea su modo o justificación, mata una VIDA HUMANA.

A los gays no les interesa casarse sino promover la cultura homosexual*

Buenos Aires, 3 de noviembre de 2010.- “La Organización de las Naciones Unidas está promoviendo la cultura homosexual. La OEA también. Hay un montón de fundaciones norteamericanas que destinan muchos millones de dólares para lo mismo”, dijo abogado Jorge Scala, integrante de la ONG Portal de Belén, en declaraciones a la prensa referidas a la ley que permite el casamiento entre personas del mismo sexo.

El letrado sostuvo que “si intervienen la ONU, la OEA y fundaciones norteamericanas es que hay un motivo geopolítico. Esto quiere decir un proyecto de dominación de los países ricos y de los ricos de los países pobres”. Advirtió que para hacer posible dicha dominación “hay dos blancos que son evidentes: uno es la familia, y otro es la Iglesia Católica y, en general, las Iglesias cristianas, aunque más específicamente la Católica”. Ello se debe a que “en los únicos lugares donde a una persona se la recibe por ser quien es y no por lo que tiene, es en la familia y en la Iglesia. Podemos ser mala o buena persona, inteligente o tonta, igual en la familia se nos recibe con los brazos abiertos. En todos los demás lugares, nos miden: A ver qué promedio tenés, cuánto ganás, etc. Nos tienen en cuenta por lo que tenemos y no por lo que somos. Hay que calificar y el que no califica quedó afuera. Entonces, si yo tengo un proyecto geopolítico necesito destruir o vapulear lo más que pueda a la familia y a la Iglesia”.

Como ejemplo, recordó que en el debate realizado en la Argentina antes de la modificación del Código Civil, “los mismos que criticaban que había sacerdotes pederastas son los organismos homosexuales, que están pretendiendo adoptar chicos, cuando las estadísticas nos dicen que los niños adoptados por parejas homosexuales, en un 33 % sufre abuso sexual de los adoptantes”.

Por otro lado, frente a las estadísticas que indican que sólo una minoría se casa en los países en los que está permitido el “matrimonio gay”, advirtió que estos proyectos de ley se aprueban debido a que “a la comunidad homosexual no le interesa casarse, porque no se casan”. Y “la lucha por el matrimonio igualitario no es porque deseen casarse”, sino que “sin la ley, la conducta homosexual está tolerada, pero nada más. Ahora, si ellos consiguen que se puedan casar y que el Estado les reconozca su matrimonio, entonces hay que cambiar todos los programas de estudio, porque hay que enseñarles a los niños que cuando cumplan 18 pueden casarse con un varón o con una mujer”. Como lo que les interesa es “promover la cultura homosexual”, cambiar el modo de abordar esta cuestión en el sistema educativo llevará a que “una conducta tolerada socialmente, pasa a ser promovida públicamente”.

La conducta homosexual es antisocial

En el caso de la Argentina, mencionó puntualmente el Instituto Nacional contra la Discriminación (INADI), al que calificó como “una suerte de Gestapo del Gobierno” que está “modificando la ley antidiscriminatoria, y cualquiera que diga que la homosexualidad no es una conducta buena, irá a la cárcel”.

“Una cosa es tolerar la homosexualidad como conducta privada, pero la ley que permite el matrimonio homosexual es la punta de lanza no solo para legitimarla, sino para promoverla bajo pena de cárcel. Lo que les interesa es esto, no el matrimonio, no les interesa casarse”, aseguró.

Al insistir en que “es evidente que no les interesa el casamiento, lo que les interesa es cambiar las pautas morales de la gente”, indicó que esto va a llevar a “una sociedad destruida, porque la familia es la célula básica de la sociedad. Tiene la memoria cultural, es la que humaniza. Alimentar a un niño, lo puede hacer el Estado; instruirlo, lo puede hacer la escuela. Pero se necesita de la familia para humanizar al niño y eso no lo puede hacer ni la escuela ni el Estado. Si yo destruyo la familia o la voy minando, voy destruyendo la sociedad”. Además: “La conducta homosexual es antisocial. Y si es antisocial, la sociedad no puede otorgarle derechos especiales. Si destruye la sociedad, no se la puede beneficiar ni alentar de ninguna manera”.

Adopción de niños

Por último se refirió a la adopción de niños. Al respecto, dijo que la adopción es darle padres a un niño que no tiene padres, por diversos motivos, mientras que con la ley aprobada en la Argentina, se hará al revés, porque “estaremos dando niños como trofeo a un par de personas que no tienen hijos, porque no han querido tenerlos, por su estilo de vida”.

___

Texto extraído íntegramente de AICA.

TRES*

¿Aborto sí, aborto no, eso lo decido yo?

¿Es mi cuerpo, yo decido? Un cabello, un pedazo de piel, una porción de algún órgano; extraídos todos de la misma persona, tienen una característica común: comparten el mismo código genético, por lo que son parte del cuerpo de esa persona. La unión del espermatozoide y el óvulo desde el primer instante, producen una “célula” que tiene un código genético único, diferente al de la madre. ¿Es parte de su cuerpo? ¿De quién es entonces?

Esa “célula”, ¿está viva?

Esa  primera “célula” formada de la unión del espermatozoide y el óvulo necesita tiempo y nutrientes para desarrollarse y vivir en promedio 80 años. El tiempo y los nutrientes no son mágicos, no crean vida: si le agrego tiempo y nutrientes a algo que no está vivo, no lo estará jamás. Desde el primer instante, hay vida.

¿Qué clase de vida es?

Esa “célula” está viva, pero… ¿qué es? ¿Se trata de vida animal? ¿Se trata de vida vegetal? ¿Se trata de vida humana? La ciencia no sólo nos dice que esa “célula” tiene un código genético único, sino que además, tiene un código genético HUMANO. ¿Algo no humano pueden tener un código genético humano? Si está viva desde el primer instante, y tiene un código genético humano, hay vida humana desde el primer instante.

El aborto mata una vida humana

___

Texto extraído de 28 de septiembre: POR LA VIDA.

Si estás considerando un aborto…*

Imagen de previsualización de YouTube

Debemos dejar claro que el aborto no es una buena alternativa para un embarazo no deseado y tenemos razones suficientes para afirmarlo…pero la decisión final será solamente tuya.

Si estás embarazada y estás pensando en abortar, haces bien en informarte acerca del aborto… es importante que disipes tus dudas e inquietudes y veas cuáles son los riesgos y las alternativas antes de dar cualquier paso.

Existen muchas páginas en la red con información sobre el aborto…Algunas demasiado técnicas y confusas, otras que pueden rayar en el fanatismo y muchas otras que lo tratan de una manera fría e impersonal, tratando de ocultar algunas verdades sobre el aborto, utilizando palabras engañosas o eufemismos y minimizando sus efectos y sus consecuencias.

Lo peor de los ultimos dias son los foros y paneles de mensajes en donde personas anónimas y de dudosa reputación ofrecen “sustancias” “pastillas” o hasta “kits” para practicar abortos, a cambio de una buena cantidad de dinero: ¡CUIDADO! esto es muy PELIGROSO y va tu vida de por medio.

No te confíes de estas personas que, aprovechándose de tu desesperación, buscan ganar dinero sin importarles poner en grave peligro la salud y la vida de muchas mujeres.

Aquí trataremos de ser objetivos, manejar las cosas de manera seria y profesional y de hablarte siempre con la verdad… Con una verdad que puedas comprobar por ti misma.

¿Qué es realmente el aborto?

Duda

Seguro escucharás por ahí algunas definiciones imprecisas del aborto como “interrupción del embarazo” o “vaciado del útero” pero si vamos a ser honestos, debemos definir estas frases… ¿qué es lo que se interrumpe?… ¿qué es lo se “remueve” para vaciar el útero? Veamos…

Cuando una mujer queda embarazada, un nuevo ser comienza a crecer dentro de ella… No es que “va a existir” ni “será” un ser humano al nacer. Es importante que sepas que ya existe…y que ES un ser humano.

Esta afirmación no es una “postura” ni una “teoría”, es una evidencia científicamente comprobada. Si un mujer recurriera al aborto pensando otra cosa, lo haría engañada…y eso no es justo.

Con base en esto, debo decirte aunque suene fuerte (dije que iba a hablarte siempre con la verdad) que abortar es eliminar una vida humana que ya ha empezado a existir… Lo que una mujer embarazada lleva en su vientre, aún en sus primeras etapas, es un ser humano vivo, creciendo y desarrollándose. Para que no pienses que el aborto es tan solo retirar un pedazo de “tejido”, es muy importante que también te informes sobre el desarrollo prenatal.

Si ya estás embarazada, a esta altura la pregunta no puede ser: ¿qué hago para no tener un hijo? sino ¿qué debo hacer con el hijo que tengo ahora?.

Esta es una decisión muy dificil cuando este pequeño ser humano causa serios trastornos en tu vida personal, profesional o familiar…lo sabemos. Pero no tengas miedo, muchas mujeres que vivieron lo mismo que tú, sintieron igual que tú y tuvieron el mismo miedo que tú, lograron superarlo y han salido adelante en sus vidas sin recurrir al aborto y ahora son felices al lado de sus hijos…

Por esa razón, analiza todas tus opciones y piensa que esto que estás viviendo ahora no es eterno, que los tiempos cambian, las circunstancias cambian, nuestros temores cambian…y lo que ahora ves como una situación sin salida, mañana seguramente lo verás desde una óptica muy diferente.

Bien… si sigues considerando un aborto, te recuerdo que la decisión final será única y exclusivamente tuya… pero antes de hacerlo, tómate el tiempo necesario para concer más sobre tu hijo, sobre tus alternativas, los apoyos con los que cuentas, los riesgos físicos de un aborto y sus consecuencias psicológicas y emocionales…etc. ¿Complicado? lo es… Abortar no es un procedimiento rápido, sencillo y sin complicaciones, como posiblemente te lo han hecho creer… un aborto es algo que marcará tu vida para siempre.

___

*Texto extraído de la Fundación Chile Unido. Encuéntralos en su sitio Web y en Facebook.

Consecuencias Generales del Aborto para la mujer*

Consecuencias físicas y psicológicas en general

Mujer dolor

El aborto, legal o ilegal también daña física y psicológicamente a la mujer y hasta puede acarrearle la muerte. La propaganda proabortista continuamente proclama la mentira de que el aborto legal es médicamente “seguro”, y de que es necesario legalizarlo o despenalizarlo debido a la gran cantidad de muertes maternas causadas por el aborto ilegal. Esta estrategia para legalizar el aborto se llama engañosamente “Maternidad sin riesgos”. Entre las complicaciones físicas del aborto en la mujer están las infecciones, las hemorragias, las complicaciones debido a la anestesia, las embolias pulmonares o del líquido amniótico, así como las perforaciones, laceraciones o desgarros del útero. Estadísticamente hablando, se estima que el riesgo inmediato de dichas complicaciones es de un 10%, pero el de las complicaciones a largo plazo es entre el 20 y el 50%.

Además de las complicaciones físicas, las mujeres sufren emocional y espiritualmente de lo que ya se ha identificado como el “Síndrome post-aborto.” Estos efectos del aborto incluyen sentimientos de culpa, angustia, ansiedad, depresión, baja autoestima, insomio, diversos tipos de neurosis y de enfermedades psicopáticas, tendencia al suicidio, pesadillas en las que aparecen los restos del bebé abortado, recuerdos dolorosos en la fecha en que hubiera nacido, etc.

La Real Academia de Obstetricia de Inglaterra ha informado que las probabilidades de problemas pisquiátricos graves y permanentes después de un aborto pueden alcanzar hasta el 59% de las madres. La Organización Mundial de la Salud por su parte informa que las mujeres que se practican abortos por razones psiquiátricas son precisamente las que corren mayor riesgo de problemas mentales una vez realizado el aborto. Otros estudios muestran que las mujeres que se han practicado un aborto por razones de violación, incesto, salud, etc., tienen aún más probabilidades de sufrir problemas emocionales y psiquiátricos severos que las que se lo han practicado por razones socioeconómicas.

FUENTES: Dr. Rafael Cabrera, “Trauma post-aborto y sanación,” X Congreso Mundial por el Amor, la Vida y la Familia de Human Life International, San José, California, abril de 1991; David C. Reardon, Aborted Women, Silent No More (Westchester, Illinois, U.S.A.: Crossway Books, 1987), xxiv, xxv.

Los efectos del aborto.

Mujer

En la mayoría de los casos a la mujer nunca le dijeron todo lo que le podía pasar. Muchas veces, se explica el aborto como un procedimiento quirúrgico clínicamente seguro. Pero los aspectos del llamado procedimiento “seguro” pueden dejar un deterioro físico permanente, sin mencionar el potencial de problemas psicológicos crónicos.

WEBA, (Women Exploited by Abortion/Mujeres explotadas por el aborto), es la voz de la experiencia. Las mujeres pertenecientes a WEBA conocen la realidad porque la han experimentado. Su objetivo es educar a todas las mujeres sobre los efectos del aborto, para que busquen una alternativa.

“El médico me dijo que sólo había que inyectar un poco de líquido, que sentiría unos y que después expulsaría el feto. No fue así. Sentí a mi niña moverse de aquí para allá durante hora y media, el tiempo en que tardó en fallecer. Tuve un parto difícil durante más de 12 horas y yo misma di a luz a mi hija. Era hermosa, tenía cinco meses y medio… pero estaba muerta”.

Las siguientes páginas enumeran los potenciales efectos físicos y psicológicos del aborto. WEBA desea que todas las mujeres los conozcan:

Consecuencias físicas:

Dolor

Esterilidad, abortos espontáneos, embarazos ectópicos, nacimientos de niños muertos, trastornos menstruales, hemorragia, infecciones, shock, coma, útero perforado, peritonitis, coágulos de sangre pasajeros, fiebre/sudores fríos, intenso dolor, Pérdida de otros órganos, muerte.

“Mi médico no me contó que podría tener una abundante hemorragia y una infección que me podría durar semanas, como así fue. Tampoco me dijo nada sobre la posibilidad de que me extirpasen el útero (histerectomía), tal como me hicieron ocho meses más tarde”, dijo una de las víctimas del aborto.

(…)

Efectos psicológicos:

Baja autoestima

Culpabilidad, impulsos suicidas, sensación de pérdida, insatisfacción, sentimiento de luto, pesar y remordimiento, retraimiento, pérdida de confianza en la capacidad de toma de decisiones, inferior autoestima, preocupación por la muerte, hostilidad, conducta autodestructiva, ira/rabia, desesperación, desvalimiento, deseo de recordar la fecha de la muerte, preocupación con la fecha en que “debería” nacer o el mes del nacimiento.

“Nadie me dijo nunca que viviría con esta decisión durante el resto de mi vida… Han pasado varios años pero mi pena continúa.”

Intenso interés en los bebés, instintos maternales frustrados, odio a todos los relacionados con el aborto, deseo de acabar la relación con su pareja, pérdida de interés en el sexo, incapacidad de perdonarse a sí misma, sentimiento de deshumanización, pesadillas, ataques/temblores, frustración, sentimientos de ser explotada, abuso de los niños.

¡He aquí los hechos!

Millones

Cada año, más de un millón y medio de mujeres se practican abortos. Eso significa que más de 4.000 niños aún no nacidos son matados legalmente cada día. Para muchos, el aborto parece ser la decisión correcta en el momento. Pero a estas mujeres casi nunca se les cuentan los posibles efectos físicos y psicológicos que pueden arrastrar como secuela para el resto de sus vidas.

WEBA, Women Exploited by Abortion -Mujeres Explotadas por el Aborto-, es una organización nacional no lucrativa de mujeres que han tenido abortos. Las miembros de WEBA ahora se dan cuenta de lo equivocadas que fueron sus decisiones. WEBA se esfuerza por conseguir educar a las mujeres sobre el aborto y sus efectos nocivos y permanentes.

Fuente: Patti Haywood-McKinney, de “Mujeres explotadas por el aborto” WOMEN EXPLOITED BY ABORTION. Dirección: WEBA;Route 1, Box 821; Venus, Texas 76084. Teléf.(214) 366-3600.

___

*Texto extraído de la Fundación Chile Unido. Encuéntralos en su sitio Web y en Facebook.

Habla de verdad… habla claro

Imagen de previsualización de YouTube

“Mi abuela siempre me decía: la vida es corta, vive, disfrútala, gózala… pero nunca, nunca mientas…”

Interesante. Esta publicidad entra a la fiesta del ciberespacio como una visita inesperada… agradable por cierto. Ir a una fiesta sin invitación siempre es arriesgado: hay la posibilidad de que uno no sea bien recibido, y no te dejen entrar.

Cuando hablamos de publicidad, y de compañías trasnacionales, no se pueden correr estos riesgos. Sólo puedes ir a fiestas a las que has sido invitado, y cuando decides aparecerte en un lugar sin invitación, sabes que habrá una gran probabilidad de que seas bien recibido. Esta publicidad sin duda da qué pensar, pues la misma empresa ha tomado la decisión de vender el mismo producto en el mismo continente de maneras diferentes: en Chile transmitiendo valores, en Perú… clavándote la sombrilla.

No sorprende que la Cámara de Diputados de Chile haya tenido un pronunciamiento tan enérgico de rechazo hacia la nueva Ley del aborto en España.

Más allá

Mas alla

“… yo estuve a punto, a punto de negarte, a punto de mentirle a un mundo que no está muy acostumbrado a la verdad…”

Para algunos, esta frase puede sonar incómoda, pues sugiere que el aborto puede ser parte de una mentira, de la cual a su vez se nutrirían los intentos de legalización. Esto no es una exageración.

Bibiana Aído, actual Ministra de Igualdad del Gobierno de España, y promotora de la recientemente entrada en vigencia Ley del Aborto, en repetidas ocasiones sostuvo por qué consideró que el aborto debía ser “libre” hasta las 14 semanas. En un programa radial, se le preguntó si consideraba que un feto era un ser vivo… respondió: “¿Un ser vivo? Claro, lo que no podemos hablar es de ser humano porque eso no tiene ninguna base científica.” Quien desee oírlo por sí mismo, puede hacerlo en este video. (Recomendamos además: coincidencias inquietantes)

El feto está vivo, pero no hay base científica para decir que es humano. La Ministra no puede ser ajena al argumento del ADN. Desde el momento de la unión del espermatozoide y el óvulo, se produce una “célula” que tiene un código genético HUMANO único. Si el feto –según dice- está vivo, y la ciencia nos dice que tiene un código genético HUMANO, entonces, dentro de la lógica de la respuesta de la propia Ministra, hay algo que no es verdad.

Intentarán atacar el argumento del ADN, sin embargo, a pesar de lo que se pueda decir, es innegable que existe base científica para afirmar que el feto es humano. Se puede discrepar, y hay quien seguramente sacará bajo la manga un argumento científico que hará temblar al ADN (lo estaremos esperando), pero reconoceremos que esa persona no parte de una mentira, pues admite que hay una base científica que tiene que desestimar.

Matrimonio Gay

Imagen de previsualización de YouTube

Buenos Aires.- Luego de 14 horas de debate, el Senado Argentino, con 33 votos a favor, 27 en contra, 3 abstenciones, y 9 ausencias; aprobó la Ley que modifica la regulación del matrimonio en el Código Civil, permitiendo que aquél pueda ser celebrado tanto por parejas del mismo, cuanto de distinto sexo. La votación se produjo alrededor de las 4:00 a.m. del 15 de julio de 2010. Sin duda, un día que pasará a la historia.

Toda Argentina estuvo en movimiento: Mendoza, Neuquén, Tucumán, Chaco, Catamarca, Córdoba, Corrientes, San Juan, Mar del Plata, Jujuy, Santa Fe, La Plata, Buenos Aires, etc… masivo apoyo al matrimonio entre varón y mujer. Ello no fue obstáculo para que Argentina se sume a la lista de países que han incorporado en su legislación el matrimonio entre personas del mismo sexo, siendo el primero en latinoamérica.

Mismo amor, mismos derechos, mismo nombre

Mismo amor

Las personas homosexuales tienen derechos. Cierto. Todas las personas tienen derechos por el simple hecho de ser tales. Es correcto que una pareja de personas homosexuales tenga acceso a determinados derechos, pero no por ser homosexuales, sino por ser personas que se encuentran en una condición que los habilita a ejercitarlos. Así, una persona homosexual tiene derecho a la vida, a la libertad, a la integridad, a la salud, etc., por el hecho de ser persona, no por ser homosexual.

Pretender establecer derechos en función de preferencias afectivo sexuales nos lleva a un escenario peligroso: “Dos hombres tienen derecho a casarse y adoptar porque se aman.” “Dos hermanos tienen derecho a casarse y adoptar porque se aman.” “Un padre y su hijo tienen derecho a casarse y adoptar porque se aman.” ¿Cuál es el límite?

Si dos personas del mismo sexo desean unirse bajo una figura que les brinde protección jurídica, ello es adecuado, pero no por ser homosexuales, sino porque son personas, y como tales, se encuentran en una situación que merece ser tutelada por el Derecho.

No es igual

Tuerca y tornillo

Discriminar: Diferenciar sin una justificación razonable. “Pagamos nuestros impuestos.” Herencia, seguro social, sociedad de gananciales, etc.; son condiciones a las que todas las personas pueden acceder, en la medida que la puesta en práctica de una vida común que cumpla con ciertos requisitos los habilite a ello. La adopción, sin embargo, es un tema aparte.

La Convención sobre los Derechos del Niño (de la cual Argentina es Parte), en su artículo 21º establece que: “Los Estados Partes que reconocen o permiten el sistema de adopción cuidarán de que el interés superior del niño sea la consideración primordial (…)” Queda claro que la adopción no es un derecho de los padres a tener hijos, sino un derecho de los hijos a tener una familia. Puede haber dinero, amor y la mejor de las intenciones, pero el criterio determinante es el interés superior del menor.

Baja autoestima, estrés, drogodependencia, inseguridad respecto a una vida futura en pareja; son algunos de los síntomas que se han presentado en niños criados por padres del mismo sexo (ver: No es igual). Diferenciar, cuando media una justificación razonable, no es discriminar, al margen de la orientación afectivo sexual.

Escollo lingüístico

Gritar

Podemos discutir si se trata de una institución natural, religiosa, o convencional (nos inclinamos por la primera). Lo cierto es que la palabra “matrimonio” es una construcción social. Alguien, en un determinado momento, decidió llamar “matrimonio” a la unión de un hombre y una mujer destinada al ejercicio de la vida común y a la procreación. Si nadie puede arrogarse los derechos de autor, ¿por qué no cambiar su contenido?

El matrimonio como institución -no como construcción lingüística- es excluyente: sólo puede ser realizado por un hombre y una mujer. La unión de dos personas del mismo sexo podrá ser llamada “matrimonio”, pero no calzará en lo que éste -como institución- es. De la misma forma que uno nace con una carga genética de hombre o mujer, la institución del matrimonio no cambia, por más bisturís legales que operen sobre el cascarón.

Nada puede ser y no ser simultáneamente. La palabra “matrimonio” se vincula a la institución del matrimonio. Si se coloca dicha denominación a una pareja formada por personas del mismo sexo, deja de hacer referencia a la Institución. ¿Cómo llamaremos ahora a la unión de un hombre y una mujer para hacer vida común y procrear? ¿Pueden acaso 14 horas imponerse sobre siglos de historia?

¡Cállate homofóbico!

Callate

Ultraderecha, ultraconservador, Opus Dei; son algunos calificativos que han venido siendo empleados por los defensores del matrimonio entre personas del mismo sexo. Se trata de términos que se usan para descalificar al interlocutor y evitar discutir sus argumentos. Pero claro, quien descalifica a alguien llamándola “lesbiana” u “homosexual”, es un homofóbico, un discriminador. Las condiciones personales o creencias religiosas de una persona no deben ser un obstáculo para que pueda expresar sus ideas. Eso sí es discriminación.

Finalmente, si bien en todas las manifestaciones hay excesos, resulta interesante cómo algunos sectores pretenden revindicar la violencia de la que -según dicen- son objeto… con más violencia.

___

Se aprobó la Ley… tal vez sea una de esas disputas que se ganan perdiendo. La Sociedad está empezando a despertar.

¿Procrear para el varón? Ideología de Género

Imagen de previsualización de YouTube

Benigno Blanco Rodríguez nació en Olloniego (Asturias, España), actualmente está casado y con tres hijos. En 1982 se licenció en Derecho por la Universidad de Oviedo, obteniendo en el examen de licenciatura la máxima calificación. Entre otros cargos ha sido Letrado Asesor de la Compañía Eléctrica de Langreo, S.A; Miembro del Consejo de Administración y de la Comisión Ejecutiva de Radio Popular, S.A. Miembro del Comité Consultivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Además, compaginado con su trabajo ha dirigido seminarios sobre fundamentación de los Derechos Humanos en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. Sobre esta misma materia ha impartido Conferencias y Cursos en Universidades y Centros Culturales de toda España. Fundó la Asociación Asturiana en Defensa de la Vida; y es Asesor Jurídico de la Federación Española de Asociaciones en Defensa de la Vida y Miembro de la Pontificia Academia Pro Vita. Es Presidente del Foro Español de la Familia.

Feminismoideología de género (propio del feminismo de género) no son lo mismo. El primero busca lograr la igualdad entre el varón y la mujer en la sociedad, finalidad con la que ha tenido aciertos y fracasos. El segundo, en cambio, señala que la verdadera liberación de la mujer no pasa por ser equiparada al hombre, sino requiere que desaparezca la distinción entre hombre y mujer.

La ideología de género parte de la premisa de que las categorías “hombre” y “mujer” son productos culturales, y en el caso de la mujer, el rol que se le asigna culturalmente es el de procrear para el varón. La maternidad evitaría que la mujer sea libre, pues la somete al varón. En esa línea, para la ideología de género, el matrimonio es una institución creada por los hombres para esclavizar a la mujer, a través de la maternidad.

Para lograr eliminar la distinción entre hombres y mujeres, se busca gestar un cambio a nivel del lenguaje, la moral, el derecho, y la religión. En esa línea, se renuncia a emplear el término “sexo”, el cual hace referencia al componente biológico (masculino o femenino), y se habla de “género”, entendiendo ésta como una categoría de orden afectivo-sexual. En lenguaje, el “género” es una construcción que permite atribuir cualidades de masculino, femenino o neutro. La mesa es “femenina” como consecuencia de una construcción social, pues no tiene algún componente biológico que la defina como tal. Se lleva la misma lógica a la persona, de forma que se prescinde del cuerpo, y uno puede ser lo que desee… literalmente.

Consecuencias prácticas:

Aborto y derechos sexuales reproductivos.- Permite que la mujer se libere de la “carga” de la maternidad.

Matrimonio homosexual.- No existe diferencia entre hombre y mujer, por lo que cualquiera puede casarse con cualquiera, más aún cuando no hay necesidad de procrear.

Etc….

___

Los invitamos a dedicarle algunos minutos a esta espectacular conferencia del Dr. Benigno Blanco, registrada con fines académicos por el Centro Universitario Villanueva.

Otra vez Andrés… de nuevo el Protocolo abortero

Recientes declaraciones de nuestro actual Ministro de Salud, don Oscar Ugarte, presagiarían que dentro de 2 ó 3 meses tendríamos un protocolo para la aplicación del aborto terapéutico… otra vez. ¿Otra vez? Sí, tal cual, OTRA VEZ.

Médico loco

Se trata de un evento que en su momento pudo haber pasado desapercibido, tal vez debido a la poca cobertura mediática que se le da a las iniciativas que defienden la vida en nuestro país… en fin. Sucede que luego de una serie de intentos fallidos en Lima (fallidos gracias a la ágil respuesta de la Presidencia del Consejo de Ministros), el 26 de diciembre de 2007 se aprobó en la región Arequipa el Protocolo para el Manejo de Casos de Interrupción Legal del Embarazo (aborto terapéutico). No pasó mucho tiempo antes que dicho Protocolo fuera descartado también en dicha región.

¿Qué pasó? ¿Qué sucedió? ¿Por qué el Protocolo se descartó? Veamos. El artículo 119º del Código Penal regula el aborto terapéutico se la siguiente manera:

“Artículo 119º.- No es punible el aborto practicado por un médico con el consentimiento de la mujer embarazada o de su representante legal, si lo tuviere, cuando es el único medio para salvar la vida de la gestante o para evitar en su salud un mal grave y permanente.”

Estudiando

Hoy nos limitaremos a hacer un análisis formal. La norma es clara al señalar que el aborto terapéutico “no es punible”, pero no por ello deja de ser delito; es decir, abortar en el supuesto que describe dicho artículo (salvar la vida de la gestante o evitar en su salud un mal grave o permanente), es delito, sólo que en ese caso particular no se va a sancionar a sus responsables.

Esta situación (delito no punible) no es exclusiva del aborto, se da también en otras figuras. Así, por ejemplo, el artículo 185º del Código Penal, el cual regula el delito de Hurto señala que:

“Artículo 185º.- El que, para obtener provecho, se apodera ilegítimamente de un bien mueble, total o parcialmente ajeno, sustrayéndolo del lugar donde se encuentra, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años.”

El hurto es un delito, está claro, y se sanciona a su responsable con una pena de 1 a 3 años. Sin embargo, el artículo 208º del Código Penal establece:

“Artículo 208º.- No son reprimibles, sin perjuicio de la reparación civil, los hurtos, apropiaciones, defraudaciones o daños que se causen: 1. Los cónyuges, concubinos, ascendientes, descendientes y afines en línea recta.”

El artículo que hemos leído contiene una excusa absolutoria: si bien el hurto es un delito, éste no será punible si quien lo comete es (Ej.) una hija a su madre: La hija que hurta S/. 1000 a su madre comete el delito de hurto, sin embargo, no será sancionada penalmente.

Absurdo¿A qué viene todo esto? El aborto es un delito, y el aborto terapéutico también lo es, sólo que no será punible; el hurto es un delito, y el hurto de una hija a su madre también lo es, sólo que tampoco será punible. Hablando en términos jurídicos, ¿Se puede elaborar un protocolo para el aborto terapéutico? ¿Se puede elaborar un protocolo para que una hija hurte a su madre? ¿Se puede elaborar un protocolo para cometer un delito? ESTO NO ES POSIBLE. Los delitos son recogidos por las normas para evitar que se cometan; las mismas normas no pueden decir cómo deben cometerse… se trata de un ABSURDO.

Ahora no vengan a llamarnos asesinos. Asesinos los abortistas. Queremos proteger la vida de la madre, pero también la del niño que lleva en su vientre (OJO: Según el artículo I del Título Preliminar del Código de los Niños y Adolescentes, niño es todo aquel que va desde la concepción hasta los 12 años), y para ello no es necesario recurrir a un protocolo para practicar abortos, tal como lo señalan la Dra. Concepción Morales y Adolfo J. Castañeda, en un artículo que los invitamos a leer.

Es todo… por ahora. No me vengas otra vez, pues Andrés.

Siete Razones*

Siete

1. “Es mi cuerpo, yo decido” → el que el feto esté dentro del cuerpo de la madre no significa que sea parte de él. Es más, desde que el óvulo fecundado anida en el útero, es el niño gestante quien dirige los procesos biológicos del cuerpo de la madre, y no viceversa.

2. “Hasta la 10ª semana de embarazo no puede realmente afirmarse que lo que vaya a salir sea realmente un ser humano” → desde el momento de la fecundación (antes incluso de la anidación en el útero) el cigoto está configurado por una cadena de ADN humana.

3. “Si la mujer está convencida de que el feto no es una persona, no puedes inmiscuirte.” → Dejemos decidir entonces a los tribunales islámicos si pueden o no lapidar en la plaza del pueblo a mujeres adúlteras enterradas hasta la cintura, o cortarles los genitales a los homosexuales, o las manos a los ladrones. Es su cultura y son sus convicciones, que decidan ellos.

4. “No puedes obligar a una mujer que ha sufrido una violación y se ha quedado embarazada a tener el hijo.” → ¿Es acaso el hijo culpable de la violación? Si permites el asesinato del hijo ¿te opones entonces a que el violador, único culpable, sea ejecutado?

5. “El aborto es una conquista de la mujer.” → El aborto constituye el mayor ataque a la dignidad de la mujer, que se convierte en un pelele en manos de la industria abortista, una verdadera máquina de hacer dinero.

6. “Yo no creo que el cigoto sea un ser humano.” → No es cuestión de creer o no creer. La ciencia médica dice que desde el momento de la fecundación existe un ser humano. (Nótese que quienes reniegan de la ciencia en este caso suelen atacar la fe religiosa como una creencia absurda. ¿Es más absurdo negar la ciencia en favor de la creencia, o creer donde no llega la ciencia?)

7. “Si el feto tiene deficiencias, es mejor abortarlo, así no llevará una vida miserable.” → No sabes qué tipo de vida llevan los enfermos mentales o los disminuidos físicos. Mata entonces a todos aquellos que estén en una silla de ruedas como consecuencia de un accidente, a los que están en coma, a quienes sufren un cáncer incurable…¡A Stephen Hawking, el físico más grande desde Einstein!

*Extraído de la Asociación Mueve-te de España.