Archivo de la Categoría 'Confusión'

¿Se justifica?*

Imagen de previsualización de YouTube

REDACCIÓN HO (España).- El gobierno socialista ha impuesto una multa de 100.000 euros a Intereconomía a través de la Subdirección General de Medios Audiovisuales, dependiente del Ministerio de Industria, que encabeza Miguel Sebastián, por unas imágenes sobre el día del “orgullo” gay. (ver video arriba)

La excusa para imponer esta inusitada y severísima sanción es, según Miguel Sebastián, que la cadena habría atentado contra el respeto a la dignidad de las personas o a sus convicciones religiosas y políticas. Se trata de una de las normativas que está utilizando Zapatero para imponer la censura cuando se trata de opiniones contrarias a su proyecto ideológico. Con la excusa de la igualdad y la no discriminación por motivos de raza, sexo, religión, etc., esta norma pretende perseguir a quienes critiquen comportamientos de colectivos concretos, como el del lobby gay.

La autopromoción de Intereconomía contraponía el comportamiento de los participantes en el mencionado el día y sus excesos, conocidos y reconocidos por la opinión pública, con “los 364 días de orgullo de la gente normal y corriente”. Según Miguel Sebastián esta es una infracción grave.

En este lamentable episodio de persecución a los medios críticos y restricción de libertades vuelven a aparecer los lamentables consejos audiovisuales, organismos creados con fines supuestamente laudables pero que sirven a los intereses del poder y actúan como mecanismos de coerción de los profesionales de la información.

_________

*Texto extraído de: El Gobierno multa con 100.000 € a Intereconomía por emitir estas imágenes…, de Hazte Oir.

¿Procrear para el varón? Ideología de Género

Imagen de previsualización de YouTube

Benigno Blanco Rodríguez nació en Olloniego (Asturias, España), actualmente está casado y con tres hijos. En 1982 se licenció en Derecho por la Universidad de Oviedo, obteniendo en el examen de licenciatura la máxima calificación. Entre otros cargos ha sido Letrado Asesor de la Compañía Eléctrica de Langreo, S.A; Miembro del Consejo de Administración y de la Comisión Ejecutiva de Radio Popular, S.A. Miembro del Comité Consultivo de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Además, compaginado con su trabajo ha dirigido seminarios sobre fundamentación de los Derechos Humanos en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid. Sobre esta misma materia ha impartido Conferencias y Cursos en Universidades y Centros Culturales de toda España. Fundó la Asociación Asturiana en Defensa de la Vida; y es Asesor Jurídico de la Federación Española de Asociaciones en Defensa de la Vida y Miembro de la Pontificia Academia Pro Vita. Es Presidente del Foro Español de la Familia.

Feminismoideología de género (propio del feminismo de género) no son lo mismo. El primero busca lograr la igualdad entre el varón y la mujer en la sociedad, finalidad con la que ha tenido aciertos y fracasos. El segundo, en cambio, señala que la verdadera liberación de la mujer no pasa por ser equiparada al hombre, sino requiere que desaparezca la distinción entre hombre y mujer.

La ideología de género parte de la premisa de que las categorías “hombre” y “mujer” son productos culturales, y en el caso de la mujer, el rol que se le asigna culturalmente es el de procrear para el varón. La maternidad evitaría que la mujer sea libre, pues la somete al varón. En esa línea, para la ideología de género, el matrimonio es una institución creada por los hombres para esclavizar a la mujer, a través de la maternidad.

Para lograr eliminar la distinción entre hombres y mujeres, se busca gestar un cambio a nivel del lenguaje, la moral, el derecho, y la religión. En esa línea, se renuncia a emplear el término “sexo”, el cual hace referencia al componente biológico (masculino o femenino), y se habla de “género”, entendiendo ésta como una categoría de orden afectivo-sexual. En lenguaje, el “género” es una construcción que permite atribuir cualidades de masculino, femenino o neutro. La mesa es “femenina” como consecuencia de una construcción social, pues no tiene algún componente biológico que la defina como tal. Se lleva la misma lógica a la persona, de forma que se prescinde del cuerpo, y uno puede ser lo que desee… literalmente.

Consecuencias prácticas:

Aborto y derechos sexuales reproductivos.- Permite que la mujer se libere de la “carga” de la maternidad.

Matrimonio homosexual.- No existe diferencia entre hombre y mujer, por lo que cualquiera puede casarse con cualquiera, más aún cuando no hay necesidad de procrear.

Etc….

___

Los invitamos a dedicarle algunos minutos a esta espectacular conferencia del Dr. Benigno Blanco, registrada con fines académicos por el Centro Universitario Villanueva.

Otra vez Andrés… de nuevo el Protocolo abortero

Recientes declaraciones de nuestro actual Ministro de Salud, don Oscar Ugarte, presagiarían que dentro de 2 ó 3 meses tendríamos un protocolo para la aplicación del aborto terapéutico… otra vez. ¿Otra vez? Sí, tal cual, OTRA VEZ.

Médico loco

Se trata de un evento que en su momento pudo haber pasado desapercibido, tal vez debido a la poca cobertura mediática que se le da a las iniciativas que defienden la vida en nuestro país… en fin. Sucede que luego de una serie de intentos fallidos en Lima (fallidos gracias a la ágil respuesta de la Presidencia del Consejo de Ministros), el 26 de diciembre de 2007 se aprobó en la región Arequipa el Protocolo para el Manejo de Casos de Interrupción Legal del Embarazo (aborto terapéutico). No pasó mucho tiempo antes que dicho Protocolo fuera descartado también en dicha región.

¿Qué pasó? ¿Qué sucedió? ¿Por qué el Protocolo se descartó? Veamos. El artículo 119º del Código Penal regula el aborto terapéutico se la siguiente manera:

“Artículo 119º.- No es punible el aborto practicado por un médico con el consentimiento de la mujer embarazada o de su representante legal, si lo tuviere, cuando es el único medio para salvar la vida de la gestante o para evitar en su salud un mal grave y permanente.”

Estudiando

Hoy nos limitaremos a hacer un análisis formal. La norma es clara al señalar que el aborto terapéutico “no es punible”, pero no por ello deja de ser delito; es decir, abortar en el supuesto que describe dicho artículo (salvar la vida de la gestante o evitar en su salud un mal grave o permanente), es delito, sólo que en ese caso particular no se va a sancionar a sus responsables.

Esta situación (delito no punible) no es exclusiva del aborto, se da también en otras figuras. Así, por ejemplo, el artículo 185º del Código Penal, el cual regula el delito de Hurto señala que:

“Artículo 185º.- El que, para obtener provecho, se apodera ilegítimamente de un bien mueble, total o parcialmente ajeno, sustrayéndolo del lugar donde se encuentra, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de uno ni mayor de tres años.”

El hurto es un delito, está claro, y se sanciona a su responsable con una pena de 1 a 3 años. Sin embargo, el artículo 208º del Código Penal establece:

“Artículo 208º.- No son reprimibles, sin perjuicio de la reparación civil, los hurtos, apropiaciones, defraudaciones o daños que se causen: 1. Los cónyuges, concubinos, ascendientes, descendientes y afines en línea recta.”

El artículo que hemos leído contiene una excusa absolutoria: si bien el hurto es un delito, éste no será punible si quien lo comete es (Ej.) una hija a su madre: La hija que hurta S/. 1000 a su madre comete el delito de hurto, sin embargo, no será sancionada penalmente.

Absurdo¿A qué viene todo esto? El aborto es un delito, y el aborto terapéutico también lo es, sólo que no será punible; el hurto es un delito, y el hurto de una hija a su madre también lo es, sólo que tampoco será punible. Hablando en términos jurídicos, ¿Se puede elaborar un protocolo para el aborto terapéutico? ¿Se puede elaborar un protocolo para que una hija hurte a su madre? ¿Se puede elaborar un protocolo para cometer un delito? ESTO NO ES POSIBLE. Los delitos son recogidos por las normas para evitar que se cometan; las mismas normas no pueden decir cómo deben cometerse… se trata de un ABSURDO.

Ahora no vengan a llamarnos asesinos. Asesinos los abortistas. Queremos proteger la vida de la madre, pero también la del niño que lleva en su vientre (OJO: Según el artículo I del Título Preliminar del Código de los Niños y Adolescentes, niño es todo aquel que va desde la concepción hasta los 12 años), y para ello no es necesario recurrir a un protocolo para practicar abortos, tal como lo señalan la Dra. Concepción Morales y Adolfo J. Castañeda, en un artículo que los invitamos a leer.

Es todo… por ahora. No me vengas otra vez, pues Andrés.

¿Información segura para decidir?*

“La Línea de Aborto Seguro es un proyecto que trabaja por la autonomía de las mujeres en decidir sobre sus cuerpos y reproducción, brindando información segura vía telefónica, sobre el uso del medicamento Misoprostol para realizarse un aborto.”

¿Aborto seguro?

No, no se trata de una broma de Damián y el Toyo… lamentablemente. Lamentablemente porque si así fuera, sería una broma de mal gusto, pero una broma a fin de cuentas. Nada de eso. Se trata de una línea telefónica que pone a disposición de las madres información para matar a sus propios hijos dentro de su vientre, como una página web que enseña a hacer bombas, sólo que quienes enseñan a hacer bombas son más honestos: reconocen que una bomba MATA. Hablan de una decisión sobre el propio cuerpo, y ¿dónde está la vida del concebido?; hablan de un aborto seguro, ¿es acaso seguro cuando la propia página reconoce la posibilidad de hemorragias e infecciones? Verdaderamente, una joya. Veamos.

¿Decidir sobre el propio cuerpo? Desde el momento de la concepción, se produce una “célula” que tiene un código de ADN distinto al de la madre: NO ES PARTE DE SU CUERPO. Es además un código genético humano… ¿a qué especie pertenecerá entonces? Dicen que no está vivo, entonces ¿en qué momento lo estará? A esa célula le basta tiempo y comida para continuar su desarrollo. Si uno le agrega tiempo y comida a algo que no está vivo, jamás se desarrollará… ¿Acaso tiempo + comida = vida humana?

Imagen de previsualización de YouTube

12 semanas. La página dice que el procedimiento que ofrecen puede aplicarse hasta las 12 semanas de embarazo, es decir, hasta los 3 meses de gestación. ¡Joder! Hace semanas que late el corazón, que funcionan el cerebro y el sistema nervioso, y el bebé se mueve… vaya que se mueve. Échenle un vistazo a este reportaje de la National Geographic y díganle por favor a los dueños de la página en cuestión si están enseñándole a las madres a decidir sobre su propio cuerpo.

Mucho dolor y sangrado. “Conforme el procedimiento continúa el sangrado y dolor se van haciendo más intensos hasta que llega un momento de mucho dolor y sangrado y luego todo pasa. (…) Las mujeres pueden sentir otras molestias como: diarreas, nauseas, vómitos y diarreas. También fiebre con o sin escalofríos, dolor de cabeza y mareos.” Curiosa la página. Sin comentarios.

Sangrado

Hemorragia e infección… ¿Aborto seguro? “HEMORRAGIA es cuando el sangrado vaginal es abundante y se llenan completamente 4 toallas higiénicas durante 2 horas seguidas. La INFECCIÓN puede presentarse confiebre de más de 38°C que aparece al tercer día y también puede haber dolor pélvico y secreción mal oliente que sale de la vagina.”

Tantos síntomas, tantas complicaciones… ¿Es realmente SEGURO este procedimiento? ¿Información SEGURA para decidir? Queda claro que en estos casos sólo una cosa es segura para la mujer: “(…) es URGENTE que acuda a un centro hospitalario (…)”, pero eso sí, “La mujer No está obligada a decir que ha usado Misoprostol.”, como para que nadie les eche la culpa. Te ofrezco un aborto seguro, pero si algo sale mal, no me hago responsable… todo un éxito.

Dolor

Sólo una reflexión final. Una mujer que piensa abortar definitivamente pasa por una situación muy dura; sin embargo hay que tener en cuenta que ella no es la única persona involucrada en el asunto: cuando decide abortar, está decidiendo sobre una vida humana; no cualquiera, está decidiendo sobre la vida de su propio hijo. Criminalizar el aborto apunta a proteger una vida humana, no es un mecanismo de discriminación para la mujer frente al hombre, pues éste simplemente no puede gestar en su vientre una nueva vida. Finalmente, la maternidad no es un obstáculo para la mujer; todo lo contrario, se trata de un privilegio: sólo ella tiene una participación tan significativa en la continuidad de la especie humana.

*Texto extraído de 28 de septiembre: POR LA VIDA.

Poemas al médico

Severamente confundidoMás perdido que huevo en ceviche, más despistado que cuy en tómbola, más desubicado que Adán den día de la madre; con ustedes, Católicas por el derecho a decidir. ¿Católicas por el derecho a decidir? Sí, existen, y hasta tienen una Red Latinoamericana que promocionan desde su sitio web.

Se presentan como un “movimiento autónomo de personas católicas” que promueven los derechos de las mujeres con énfasis en lo que se refiere a la sexualidad y reproducción humana. Cuando uno indaga por el “Qué pensamos”, se da con la sorpresa que este grupo afirma, entre otros dislates, “El pensamiento teológico que reconoce la validez moral de las decisiones tomadas por las mujeres en el campo reproductivo, desculpabilizando a las mismas incluso cuando deciden abortar.”

Bueno, pero si piensan lo que piensan y afirman lo que afirman, ¿cuál es el problema? ¿por qué no dejarlas ser? ¿en qué me afecta su presencia? Que cada quien piense lo que quiera, cómo no, de lo contrario podríamos encontrarnos frente a escenarios de represión como el que se dio en México durante el gobierno de Plutarco Elías Calles (1926) frente a los Cristeros. El problema surge cuando con la bandera del pensamiento en la mano, se empieza a sembrar el caos y la confusión.

Seamos católicos o no, la Iglesia Católica tiene una postura clara sobre el aborto. La Iglesia Católica puede decir A, y yo puedo decir B, lo que no se entiende es que yo afirme que B -y no A- es la postura de la Iglesia Católica. Veamos.

Católicas derecho a decidir

En su sección El derecho a decidir, este grupo de católicas ensaya una suerte de catequesis que vale la pena comentar. Como católica, me gustaría saber qué enseña la Iglesia sobre el aborto:

“La Iglesia Católica como institución enseña que el aborto es moralmente malo en toda circunstancia. Esto no está basado en la idea de que el feto ya es una persona. La Iglesia Católica no tiene una doctrina firme sobre cuándo es el momento en que el feto se convierte en una persona. Por lo tanto, esta enseñanza nunca ha sido declarada infalible por el papa.”

Precisamente el Papa, a quien mencionan estas católicas, en 1995 publicó la Carta Encíclica Evangelium Vitae. Habría que regalarles una copia de este documento, pues éste es claro al señalar en su numeral 58 que: “(…) ninguna palabra puede cambiar la realidad de las cosas: el aborto procurado es la eliminación deliberada y directa, como quiera que se realice, de un ser humano en la fase inicial de su existencia, que va de la concepción al nacimiento.”

Pero estas “católicas” van más allá, y agregan sobre este mismo punto que:

“La Iglesia Católica no se limita al papa y a los obispos. Incluye al pueblo de Dios. Los sacerdotes, los teólogos y teólogas, los laicos y laicas trabajan juntos para desarrollar las enseñanzas de la Iglesia. Muchos teólogos y teólogas y laicos y laicas piensan hoy en día que el aborto puede ser una decisión moral y que la conciencia de cada persona es finalmente el árbitro para tomar una decisión sobre el aborto.”

Sin embargo, el Catecismo de la Iglesia Católica (documento que tampoco les vendría mal revisar) señala que “A los Apóstoles y sus sucesores les confirió Cristo la función de enseñar, santificar y gobernar en su propio nombre y autoridad” (numeral 873), y por supuesto, esto “(…) bajo el primado del Papa.” (numeral 881). Entonces, ¿en qué quedamos? ¿Quién define qué enseña la Iglesia Católica sobre el Aborto? ¿Un presunto grupo de Teólogos y laicos, o el Papa?, este último quien sí tiene una “doctrina firme” sobre el aborto.

Continuemos. ¿Me excomulgarán si tengo un aborto? Las (¿)católicas(?) responden:

“La Ley Canónica de la Iglesia Católica en la actualidad establece que cualquiera que cometa el pecado del aborto queda automáticamente excomulgado de la iglesia. Para cometer el pecado del aborto, la persona tiene que pensar que cometer un aborto en su caso en particular, (…) es un pecado contra Dios. (…) Si la persona examina cuidadosamente su conciencia y luego decide que un aborto es el acto más moralmente aceptable que podría realizar en ese momento determinado, entonces esa persona no estaría cometiendo un pecado.”

Oh my God!. ¿Qué hacemos con estas (¡¿)católicas(?!)? Nuevamente la Carta Encíclica Evangelium Vitae viene a nuestro rescate. Señala en su numeral 62 que: “(…) la nueva legislación canónica (…) sanciona que «quien procura el aborto, si éste se produce, incurre en excomunión latae sententiae»,(70) es decir, automática. La excomunión afecta a todos los que cometen este delito conociendo la pena, incluidos también aquellos cómplices sin cuya cooperación el delito no se hubiera producido:(71) con esta reiterada sanción, la Iglesia señala este delito como uno de los más graves y peligrosos (…)”

La doctrina católica (la verdadera) no se anda con tibiezas: el aborto es uno de los actos “más graves y peligrosos”, y ésto la Iglesia Católica no lo somete a deliberación alguna, al punto de ser tajante con la sanción: excomunión automática si se conoce la pena.

Un poeta hace poemas, no recetas médicas, y un católico defiende la vida desde la concepción (unión del espermatozoide y el óvulo) hasta su fin natural. Cualquier doctrina que vaya en contra de esto, simplemente NO ES DOCTRINA CATÓLICA, que eso quede claro. No me vengan pues con cosas raras, no le pidan poemas al médico.

Veneno desde las Naciones Unidas

Amparo Medina“Todo lo que ustedes ven y miran no es una casualidad. Todo está fríamente planificado, y fríamente calculado.” Amparo Medina, de 43 años de edad, madre de 3 hijos y presidenta de la Red Pro Vida de Ecuador, militó en grupos de la izquierda radical, fue guerrillera, luchadora pro aborto y ex funcionaria del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA). Hoy ponemos a su disposición, su invaluable testimonio.

“Cuando en el año ’95 y ’96 nos reunimos en las Naciones Unidas todos los consultores de las Naciones Unidas para empezar a trabajar la salud sexual reproductiva y la perspectiva de género en nuestros países, sabíamos exactamente qué es lo que hacíamos (…)” Amparo Medina señala que la estrategia para implantar el aborto en América Latina giró en torno a tres ejes:

1. Maestros de escuela, a través de Ministerios de Educación.

2. Médicos, a través de Ministerios de Salud.

3. Políticos y asesores de políticos.

Los dos primeros puntos se darían de forma simultánea. Para ello, se recurrió a un chantaje económico: “Íbamos a entregar recursos económicos a los ministerios y a los gobiernos a cambio de que nos permitan implementar la salud sexual reproductiva y el género, pero a cambio de eso ellos tenían (…) que poner a nuestra disposición a todos sus médicos y a todos sus maestros (…)”. Luego, se iría al paso 3 (políticos y sus asesores) para instruirlos en cómo aplicar este proceso en las leyes de sus países.

ObligarPara ello, se inventaban procesos “democráticos” en los que se reunía a un grupo de personas a quienes se inducía a que redacten en sus conclusiones, que era necesario implantar la salud sexual reproductiva y la perspectiva de género en sus países de origen. De este modo, los funcionarios de la ONU podrían acudir a los políticos diciendo que era la propia población, y no las Naciones Unidas la que reclamaba políticas abortivas, preservativos, etc. “Estos son los artículos y las leyes que ustedes tienen que imponer en su país.”

Para asegurar el éxito de estas propuestas, se busca conformar componendas políticas, de forma que generalmente los pro homosexuales son también feministas, y éstos también son ecologistas, y a su vez indigenistas. Para facilitar este proceso, se recurre al género gramatical.

En el lenguaje se asigna un género a las cosas: masculino, femenino o neutro. La mesa es femenina, pero no tiene alguna característica biológica que la defina como tal. En tal sentido, bien podría tener cualquier género, pues se trata de algo convencional. Esta lógica se lleva al ser humano, de forma que para la definición de su sexualidad, el componente biológico ya no es un referente, y al asociar la sexualidad al “género”, uno puede ser cualquier cosa, pues el género (masculino, femenino, o neutro) no es sino una convención, una construcción social.

Así, con la manipulación del lenguaje, se busca recurrir a términos ambiguos para facilitar que la gente asimile determinadas ideas, que de tanto ser repetidas, asume como ciertas. Por ejemplo, el aborto ya no es el homicidio de un hijo, sino la interrupción voluntaria del embarazo. Finalmente, luego de invadir el arte, la educación, la literatura, los medios de comunicación, etc., y de ser asimilados por la población como algo natural, éstos términos son plasmados en la legislación.

Se calculaba empezar con este proceso en el año 1995 con las instituciones, pasar al campo social en 1998, y en el 2008 tener las leyes necesarias para poner en marcha todo este cambio. “Lo hemos logrado (…) les hemos convencido a todos de pensar igual que nosotros (…)”.

La advertencia está latente: “Se calculaba que para el 2015 en todos los países de américa latina estaría totalmente legalizado el aborto”. Gracias al esfuerzo de algunos grupos, es una de las metas que no se está cumpliendo.

¿Qué se gana con todo esto? Amparo Medina, en otra oportunidad señaló que:

Dinero sangriento

“Hay tres fines fundamentales. El primero es el control natal. Les permite el manejo de recursos en América Latina, tanto del agua cómo el oxígeno. Lo segundo, es que una población con chicos que viven la sexualidad como si fueran animalitos, que no tienen control sobre su carácter, es una población fácil de manipular. El tercer punto, el más importante, es el avance del “millon sex” (los millones del sexo). Es una empresa gigantesca. Al vender sexo te venden pornografía, prostitución, anticoncepción, aborto, y hasta bebés abortados, inclusive por internet, para sacarles el colágeno con los que elaboran cremas y champú; también para hacer investigaciones en farmacéuticas. Varios médicos se vuelven millonarios vendiendo y haciendo abortos. El aborto más barato cuesta US$ 60. En Estados Unidos se realizan más de 1 millón de abortos al año y cuestan US$ 300 cada uno. La pastilla de emergencia la compras a US$ 0,25 y la vendes a US$ 8. Los dispositivos intrauterinos (DIU) los puedes encontrar a US$ 2 o 3 y te ponen por US$ 25 a 30. La International Planned Parenthood Federation (IPPF) (Federación Internacional de Planificación de la Familia), la que más vende anticoncepción y aborto en América Latina, en el 2007 ganó US$ 77 millones.”

Se puede ver la entrevista completa haciendo click aquí.

Se puede descargara la entrevista haciendo click aquí.

Coincidencias inquietantes…

Adolph Hitler

“Un judío, independientemente de su edad, claro que es un ser vivo;

Ahora bien, no puede afirmarse que sea un ser humano. No hay base científica para ello.”

Adolph Hitler

Genocida

Ku Klux Klan

“Un negro es un ser vivo, pero no se puede decir que sea igual al ser humano.”

Ku Klux Klan

Grupo genocida

Bibiana Aído

“Un feto de 13 semanas es un ser vivo, pero no puede ser un ser humano porque eso no tiene ninguna base científica.”

Bibiana Aído (2009)

Ministra de Igualdad del gobierno español

Promotora de la ley del aborto en España

Coincidencias inquietantes expuestas en un sugerente vídeo preparado por las asociaciones Médicos por la Vida y Universitarios por la Vida de España. (Ver vídeo aquí)