Para pensarlo


Esto es lo que ocurriría si hicieran dos leyes análogas: 
La de los bebés y la de sus padres.