Una cultura amplia y profunda

locked book 

Ahí es nada. Sí: una cultura “amplia” y “profunda”. Esa es la meta. No vale conformarse con menos. Gente que no habla por hablar dice que estamos rodeados de incultos, de personas semialfabetizadas que si te pones a mirar apenas sabe leer y escribir, que abre un libro de uvas a peras, o ninguno. O a lo peor se machaca el cerebro con libros-basura, que también los hay. Y, aparte del daño que se hacen a sí mismas, lógicamente -no podía ser de otra manera- la sociedad se resiente. Con la “incultocracia” no hay democracia que pueda …pues cierta idea vigente de democracia incluye el predominio de los “incultócratas” (¿o no?).

¡Ah, si nos centráramos en pensar, escuchar, hablar, leer y escribir bien! En practicar y enseñar estas cosas ¡Menuda Ley de Educación podría salir (y estoy hablando en serio)! Y si alguien dice que esto ya se hace, ¡miente!, como es evidente. Las mentes no serían un tíovivo, una feria, un caos. Palabra de filósofo… Aunque: “el obrar sigue al ser” y “nadie da lo que no tiene”: ¿quién le pondría el cascabel al gato? (Se admiten propuestas).

13 Respuestas a “Una cultura amplia y profunda”


  1. 1 J.I.

    La educación. Algo verdaderamente importante, necesario y cada vez más urgente. Educar – enseñar a pensar, escuchar, .. – es formar, más que informar. Se refiere a las facultades superiores del ser humano – la inteligencia y la voluntad -: al gozo de la búsqueda de la verdad – no de cualquier verdad, sino de la “Verdad” -, y al señorío sobre uno mismo y sobre el entorno. En definitiva, enseñar a ser verdaderamente libre. Verdaderamente necesario, importante y cada vez más urgente.

  2. 2 ioannes

    Gracias J. I. por romper el fuego. Muy acertado lo que dices.

  3. 3 Jorge Sánchez-Tarazaga y Marcelino

    Mi querido Juan, ¡qué razón tienes y qué cuestión más compleja en estos tiempos! Vivimos en la era audiovisual, donde las sucesivas cajas tontas van llenando el espacio que nunca ocuparon las palabras, el pensamiento, la reflexión. Pero no hay que perder la esperanza de recuperar una cultura “humanista”, siempre que consigamos que nuestros jóvenes se interesen de lo verdaderamente “humano”, al servicio del que debe estar el progreso, y no meramente de lo “técnico”, mero medio para alcanzar paulatinamente el bien común.

    un fuerte abrazo, Jorge.

  4. 4 Juana de Arco

    De acuerdo con la entrada y con el comentarion de “J.I”. Yo saco además otras consecuencias sobre lo que has escrito “ioannes”, aunque no sé si lo vereis igual.

    Nuestra sociedad sigue adelante y se mantendrá gracias a los miles de jóvenes que se están esforzando, y a todas las personas que irán formando a quienes se dejen.

    Los que ahora vivien de “analfabetos” y “semianalfabetos” serán los que sufran las consecuancias de su ignorancia, una ignorancia mantenida por unos progenitores que no ven más lejos de sus narices, y que por tanto no tienen capacidad para formar, ni procurar la formación de su prole.
    Pero también pagarán las consecuencias esos progenitores, porque verán que su prole no les sacará de hoyo en el que por ignorancia se van y les van metiendo.

    El futuro de esas familias será triste, y lo malo es que no lo ven, ni lo intuyen, porque viven del momento. Tendremos más delincuentes que nunca, y padres preguntándose “¿que he hecho yo, si yo no he hecho nada para que mi hijo/a sea así?”. Y enonces les responderemos: “Precisamente porque no habeis hecho nada, es por lo que vuestros hijos han acabado así” “si hubiéseis hecho algo, en lugar de andar de borregos tras los politicos que os ofrecian contenturas momentáneas, ahora no llorariais”.

    Un abrazo “ioannes”, y mantengo de forma permanente lo que te dije.

  5. 5 frederic

    Si bien es cierto lo que dices, también lo es que hay gente -y no poca- que piensa, habla, escucha, lee y escribe bien. Para darle la vuelta a esta situación hace falta -en mi modesta opinión- gente que sepa ver la botella medio llena y presentar un mensaje atractivo e ilusionante.

  6. 6 ioannes

    –> De acuerdo, Jorge. Gracias. “Lo humano”: ahí está el secreto. Lo humano digno ¿verdad?
    –> A la admirada Juana de Arco. Por supuesto yo también confío(aunque quizás no lo he dejado demasiado claro en mi entrada) en que la sociedad se mantendrá -e incluso irá adelante Dios mediante, libertad y gracia- gracias a lo que dices, al esfuerzo de cada uno. Haces bien en denunciar el instanteísmo cegato (de tantísimos polítios …o de quien sea: denuncia que te (nos) obliga a “trascender, sin ‘espiritualismos’”).
    –> Y a frederic quiero dar las gracias muy especialmente, porque nos ha recordado de forma muy clara la necesidad del optimismo, la mentira del pesimismo…No obstante, yo miro a mi alrededor y veo muchísima gente, hasta con título universitario, cuya cabeza es un tíovivo, con muy pocas ideas claras (a veces sólo las tienen o lo parece religiosas:!?); con un habla pobrísima en vocabulario y nada variada en temas; con una conversación que apenas tiene en cuenta lo que el otro dice -al que se le interrumpe por sistema-; con lecturas escasas o/y no raramente de muy poca calidad; ¿y la escritura?: gran parte de la gente “culta” que trato parecen tener alergia a la caligrafía y a la ortografía; etc…. Aunque me torturen, nunca diré que una botella con dos dedos de contenido está medio llena. En todo caso, me callaré. Sí me dedicaré de mil amores a la estupenda tarea de presentar el mensaje atractivo e ilusionante de tantas botellas casi llenas o llenas como hay (Perdón por la extensión).

  7. 7 libero

    Querido Juan:

    Mucho me temo que no pocos políticos han dado ya muestras de que su objetivo en materia educativa es que cada generación piense, escuche, hable, lea y escriba peor que las que la precedieron.

  8. 8 María

    Otro punto de vista: madre de un hijo que siempre ha leído mucho, pero ese hambre intelectual le ha llevado precisamente al relativismo. No basta con tener cultura; sobretodo es necesario tener una buena base moral; en lo cual yo, por lo visto, he fracasado.

  9. 9 ioannes

    –> libero: no creo que su objetivo sea ése exactamente, aunque sea eso lo que consiguen (por otra parte, cabe que alguna -o algunas- generación anterior haya pensado o/y escuchado o/y hablado etc. todavía peor que la nuestra). Es difícil saber lo que es fruto de la malicia y lo que es efecto de la ignorancia o la inconsciencia, más o menos inculpables. De todos modos, ¡labor positiva a tope y ¡resistencia!!

    –> María: Me conmueves. Te diré claramente que TÚ NO HAS FRACASADO. Las personas son libres y las madres no son la única influencia que tienen. Además de que la maravillosa y poderosísima influencia de una madre dura siempre, anclada como está en Dios. El relativismo es relativo y el hambre intelectual de absoluto permanece latente…/Un saludo muy pero que muy cordial, y oraciones.

  10. 10 Heliodoro

    Tienes mucha razón. Éste es un mal endémico que padecemos los españoles. El gato busca el cascabel pero no acaba de encontrarlo y menos quien se lo ponga. Aunque todo llegará.

  11. 11 serpis

    Para que el animal racional no se quede sólo en lo primero hace falta introducir inherentemente a la educación la disciplina.El no querer plantearlo es un complejo que esteriliza cualquier reforma educativa

  12. 12 José Sáez

    Certero y conciso análisis, Juan. La incultura siempre es mala. Pero aún es peor la incultura premeditada que muchos “burrócratas” que ocupan el poder padecen y quisieran ver implantada por doquier. La auténtica cultura -amplia y profunda, como tu dices- es liberadora, pues hace a las personas más conscientes y concienciadas de la realidad en la que viven. Las hace más libres y críticas. Y eso no interesa a quienes tienen la sartén por el mango, pues la persona formada es más difícil de someter -que no de gobernar rectamente- al capricho del “burrócrata”. La inculta ni se entera.

    Como tan lúcida y proféticamente dijo el canadiense Lucien Morin en su satírico libro “Los charlatanes de la nueva pedagogía” (1975) se ha sustituido la razón, el saber y la ciencia, por la mera opinión. Ya no hace falta leer, ni estudiar, ni razonar nada: es verdad lo que cada uno dice que lo es, tenga o no conocimiento alguno sobre el tema. Hoy en dia tiene tanto valor lo que dice una palurda pseudo-famosilla que lo que afirma un docto en la materia con 50 años de estudio y trabajo. Pues, ¡ojo!, porque entre la “burrocracia” y el totalitarismo hay sólo una línea de lápiz…

  13. 13 Manel

    Juan, yo soy amigo de la guerra de guerrillas: fomentar la lectura, la escritura, la cultura, con acciones prácticas, cara a cara, persona a persona, en pequeños grupos de amigos: a Sócrates no le fue tan mal -dejemos a parte que lo sentenciaran a muerte-: hasta a ti y a mí ha llegado su herencia.
    Por cierto, te indico mi blog sobre leer, ver, libros, películas.

Actualmente los comentarios están cerrados.