Archivo Mensual de septiembre, 2008

Las mentiras del joven socialista en el Gato al agua

Este lunes el programa presentado por Antonio Jiménez ha comenzado con un debate entre dos jóvenes, el presidente de las NNGG del PP en Madrid y el Secretario General de las NNGG del PSOE (creo que en Madrid también)

En un momento determinado han departido sobre el estudio del español en Cataluña. El joven discípulo de Pepiño ha encontrado lo que parecía un buen argumento: las notas medias de selectividad de lengua española son mejores en Cataluña que en el resto de España, ergo, no es verdad que los jóvenes catalanes no sepan hablar correctamente el español, que es de lo que se trata.

Curioso que es uno y se ha ido a tratar de contrastar los datos. No he podido encontrar las notas medias por lo que le otorgo al joven socialista la verdad del dato pero me he ido a comprobar los exámenes de lengua y literatura española en la selectividad del curso 2006/7 en Madrid y Barcelona.

Mientras que a unos les piden entre otras cosas encontrar un sinónimo de “comer” tan complicado como “alimentarse” o indicar antónimos de “construye” y de “placer” a los otros se les solicita analizar sintácticamente la frase “Se ha dicho que a ciertos literatos les curaría la redacción del pensamiento científico de su propensión a la imprecisión”
Estoy seguro, querido lector, que sabrás en qué lugar preguntaron una cosa y en qué lugar la otra.

No me resisto a copiar una pregunta que seguramente demostrará la alta exigencia que la Generalitat somete a sus alumnos en lengua española:

“Diga cuál de las siguientes definiciones corresponde a la palabra gastronomía, subrayada en el texto:
a) Arte o técnica de proyectar edificios.
b) Arte o técnica de preparar una buena comida.
c) Ciencia que estudia todo lo relacionado con los astros.
d) Arte o técnica de coser.”

La verdad es que tras leer este examen me siento Cervantes por mi dominio de la lengua española.

Acceso a los exámenes:

Cataluña

Madrid

Mc Cain ¿liberal?, Ibarreche ¿pueblo vasco?

En un interesante resumen del debate protagonizado por Mc Cain y Obama, Elentir nos indica que el veterano senador y soldado ha apostado por “un discurso bastante liberal”, justificando tal adjetivo por su defensa del “recorte de gasto del Gobierno, rebaja de impuestos y saneamiento de la economía”.

No digo que el calificativo no le pueda venir bien. Pero ese mismo mensaje puede ser defendido desde una posición que podríamos denominar social, o desde una concepción cristiana que defiende el principio de subsidiariedad, o desde una posición conservadora que reconoce el papel fundamental de la familia y de la libertad en la construcción del bien común de la sociedad, e incluso en una posición “tocquevilliana” de denuncia de los peligros de un exagerado intervencionismo de las democracias que lleven a la anulación de la vida social y de la libertad.

Por otra parte, en nuestra querida tierra vasca, el que se parece a Mr. Spock, con esa calva cada vez más extraña que luce (debe ser cosas de peneuvistas, recordemos a Anasagasti), se atreve a afirmar, poco después de los atentados de sus paisanos de ETA (la mayor parte compatriotas míos), sin esperar ni siquiera a que acabe el luto oficial, que el pueblo español, Vds. y yo, pero también todos los habitantes del País Vasco (al menos español) oprimen a esa parte de España, y no aceptan la existencia del pueblo vasco.

Mucho hay escrito sobre los entes colectivos. Unos llegan a negar del todo su existencia afirmando que lo único real son las personas individuales. Otros, en una concepción más realista de la sociedad, afirman la existencia de entidades naturales que van desde la familia hasta la comunidad internacional entera, que son también de alguna forma, entes de derechos y deberes (aunque indudablemente su titularidad final corresponda a las personas). Por último otros llevan la existencia de estos colectivos a extremos en los que se anula la personalidad individual, que solo existe por y para el todo (fascismos y comunismos de todo pelaje)

Ibarreche pretende confrontar al pueblo vasco con el pueblo español, tratando de decir que ambos no pueden existir al mismo tiempo. Se olvida que uno puede formar parte del otro, y compartir gran parte de sus destinos. Otra cosa es que de la existencia de un determinado pueblo, se derive su derecho a tomar cualquier tipo de decisión.

Aquí caben dos posturas. Una voluntarista que indica que lo único que debe primar es la voluntad de cada quien sin referencia a ningún orden, ya sea positivo o natural. De esta forma los vascos podrían decidir separarse del resto de España sin pensar más que en sí mismos y en lo que “voluntarísticamente” quieran.

La segunda es vincular esa decisión a un determinado orden, primero positivo. El marco jurídico de la sociedad es aquel que le sirve también (junto con otros lazos profundos forjados a lo largo de la Historia) vivir en una cierta paz y serenidad. Para tomar decisiones que afecten a todos es necesario, generalmente, actuar conforme a ese orden. La excepción debe basarse en la injusticia flagrante de actuar dentro de ese orden positivo establecido. Pero, por lo general, para reformar cualquier ordenamiento, salvo que sea imposible, siempre es mejor ir cambiándolo basándose en los aspectos positivos que tenga, que tratar de acabar con él mediante una violenta Revolución.

En esta segunda postura cabe también, junto a la vinculación al orden positivo, ir más allá. Ser consciente de que nosotros no somos seres aislados, sino que somos herederos de un pasado, con sus cosas buenas y malas, y que debemos dejar este mundo y esta España en la que estamos a las generaciones venideras, tratando de donárselo en mejor situación de la que lo recibimos. Es una solidaridad histórica. Por ello cualquier decisión en materia política o económica debe hacerse, máxime en este mundo globalizado, teniendo en cuenta el bien común de todos los afectado, la solidaridad entre todos, participando de ella también las generaciones pasadas y sobre todo las futuras.

Por ello el planteamiento de Ibarreche es políticamente despreciable al hacerse sobre el asesinato de tantas personas, positivamente revolucionario al tratar de saltarse las normas actualmente establecidas en España a través de nuestro ordenamiento jurídico, y moralmente insolidario al desvincular su consulta de razones de bien común y solidaridad. 

Revilla tiene razón, Ibarreche también

Revilla: el PNV es ambiguo ante ETA y por ello les da alas. No se puede criticar la actuación del Estado de Derecho al ilegalizar a ANV o al PCTV pues son partidos de ETA. Esas críticas favorecen a la banda.

Ibarreche: Nosotros no vamos a decir que las claudicaciones del PSOE ante ETA y las de todos aquellos que le apoyaron (entre los que estás tú, Revilla) diesen alas a ETA.

José Castro: Revilla tiene razón. El comportamiento ambiguo del PNV ha sido una de las causas de que ETA aún exista y tenga fuerza. Si desde un principio hubiera aislado a los terroristas y hubiera impedido que tuvieran ninguna relevancia politica ahora estaríamos mejor. Si hubieran renunciado a sacar réditos políticos de la actuación de aquellos  que “movían el árbol” seguramente habrían obtenido menos nueces, pero éstas estarían más limpias de responsabilidad moral y política.

Pero Ibarreche formalmente también tiene razón. Zapatero cuando le venía bien ha dado alas al terrorismo. En vez de usar todos los medios legítimos que el Estado de Derecho ponía a su alcance para luchar contra el terrorismo, decidió negociar con él incluso antes de llegar a la Moncloa y a espaldas del Gobierno de España de aquel momento. Ha despreciado a las víctimas mientras calificaba de “hombres de paz” a algunos terroristas. Por ello no está legitimado para acusar a otros de alentar a ETA por tener comportamientos similares. Y aquellos que apoyaron al Gobierno en su proceder injusto e inmoral, como el sr. Revilla, tampoco.

Eso sí, Ibarreche y el PNV deberían rectificar y asumir como compromiso prioritario que acabe el terrorismo, pidiendo perdón de sus errores pasados y ZP debería pedir perdón de su ¿equivocación? al ponerse a la misma altura que los terroristas. Si al menos dijese que se había confundido tendría la men

La arbitrariedad de la Administración

Hace unos diez días llegó a mi domicilio una notificación de una multa por estacionamiento sin justificante en una zona de las denominadas ORA o de pago por aparcar.

Lo curioso del caso es:

a) El vehículo objeto de la sanción no existe pues es un vehículo con una matricula que pertenece a un antiguo coche mío pero cuyo modelo es completamente distinto

b) Lo único que me relacionaba con aquel hecho era la matrícula. Pero el vehículo con dicha matrícula lo había vendido tiempo atrás, como es fácilmente comprobable en la D.G. Tráfico o en los registros municipales.

c) El día de la sanción nació mi hijo. Como buen padre que además tenía disponibilidad pasé todo el día en el hospital, de lo cual tengo testigos.

Es decir que estamos ante un claro fallo administrativo.

A pesar de ello si quiero evitar el pago de 90 euros debo presentar un recurso que solo puedo interponer en unos horarios muy limitados y faltando al trabajo. ¿Cómo es que para pagar haya muchas facilidades pero aún no haya medios sencillos para recurrir? ¿Cómo es posible que este tipo de fallos tan evidentes no se corrijan evitando molestar a los ciudadanos? ¿Somos los ciudadanos los que debemos servir a la Administración o al revés?

Igual que la Administración tiene a su servicio los registros para evitar fraudes al fisco y para hacernos pagar lo que nos corresponde por vehículos, casas, etc. ¿por qué no utiliza también esos registros cuando es a favor del ciudadano?

Presentaré mi recurso con mis argumentaciones pero lo que más temo es que la Administración ni siquiera se lo lea y automáticamente lo rechace obligándome a comparecer con abogado en un recurso contencioso.

En el siglo XXI este tipo de Administración no se puede tolerar. Y evidentemente mi ejemplo es de los menos graves comparados con los que seguramente Vds. puedan contar

“Los niños son más agresivos cuanto más tiempo pasan en guarderías”

Esta es la conclusión a la que han llegado diversos estudios y estudiosos. Entre ellos, como señala hoy El Mundo, Jay Belsky, Director del ‘Institute for the Study of Children’ de la Universidad de Londres. También se pronuncian en sentido similar el informe publicado por las universidades de Stanford y Berkeley (How Much is Too Much? The Influence of Preschool Centers on Children`s Social and Cognitive Development) “que alerta sobre los riesgos de la educación preescolar y señala que, aunque la escolarización infantil favorece la adquisición de habilidades cognitivas, incide negativamente en el desarrollo social y emocional de los pequeños, generando un incremento de los problemas de conducta” como señala la carta que Crianza Natural ha enviado a Maragall, Consejero de Educación de la Comunidad Autónoma de Cataluña.

El psicólogo afirma que hay pruebas concluyentes de que los niños que pasan más horas en las guaderías son más agresivos y desobedientes. No es algo grave, normalmente dichos rasgos presentan un carácter leve.

Confieso que no me creo inmediatamente todos los estudios que se basan en estadísticas. Este tipo de estudios relacionan hechos (en este caso niños más agresivos y más horas en guardería) y cuando se da un alto porcentaje de coincidencia, muchas veces los consideran siempre unidos, cuando la realidad es que en ellos pueden influir muchoas más hechos, por lo que no se demuestra necesariamente una relación de causa-efecto.

Sin embargo nuestros hijos son tan importantes y su educación y desarrollos tan fundamentales que creo que debemos reflexionar seriamente sobre si en sus primeros años de vida les hace más bien la familia, la guardería o un mix de ambas. Seguramente la respuesta variará según las circunstancias concretas de cada familia. No se trata de culpabilizar a las familias y menos a las madres de los hijos que se pasan en guarderías horas y horas. Pero lo que es necesario es que en esa decisión pese más el bien de los hijos, para lo cual será necesario conocer qué les hace bien y qué les hacer mal.

Por ello, a la luz de estos estudios los partidos políticos, especialmente el Partido Popular debe replantearse su política economicista, solo basada en que ambos conyuges trabajen fuera del hogar, con el objeto de lograr un mayor número de cotizantes a la Seguridad Social. Este objetivo, a corto plazo puede parecer bueno para la economía pero al ser nefasto para el desarrollo de las nuevas generaciones a largo plazo se mostrará como un auténtico fracaso.

Pensemos tranquilamente y sin planteamientos ideológicos detrás sino tan solo buscando el bien de los niños y de sus familias en este asunto. 

Mc Cain propuso medidas para evitar la crisis hipotecaria. Obama se asesora con sus causantes

En el programa El gato al agua del día 18 Alejo Vidal Cuadras ha puesto de manifiesto una noticia que circula por la Red en EEUU.

Dicha noticia demuestra que en mayo de 2006 Mc Cain propuso medidas concretas para tratar de evitar que las sociedades hipotecarias (en concreto citaba expresamente a Fannie Mae and Freddie Mac, tristes protagonistas hoy en los medios de comunicación) concediesen créditos sin ton ni son y sobre todo que la crisis y los problemas que de esa concesión irresponsable se manifestasen en el futuro fueran los mínimos posibles y en su caso fuesen soportados por sus causantes y no por todos los ciudadanos.

Dichas propuestas fueron rechazadas. El rechazo fue liderado por un senador que, según ha aclarado el propio Vidal Cuadras, tenía concedido un crédito a tipo prefrente por una sociedad hipotecaria. La propuesta contó también con el rechazo del senador Obama. Hay que recordar que Obama es un alumno aventajado de nuestro Presidente Zapatero, ya que ha seguido su ejemplo de llevar una vida parlamentaria sin historia y sin propuestas antes de presentarse a las elecciones.

Pero lo más destacable, y que de ser así obligará a Obama a dar muchas explicaciones, es que éste cuenta entre sus asesores a altos responsables de las sociedades hipotecarias que han concedido las ya famosas hipotecas subprime. Se cita expresamente a James Johnson, antiguo Director General o CEO de Fannie Mae, y a la asociación ACORN. Se ha acusado a Johson de recibir préstamos a tipos de interés por debajo de mercado de la también hipotecaria  Countrywide Financial Corp en connivencia con el responsable de ésta Angelo Mozilo.

Asimismo se denunció en el programa que estas sociedades hipotecarias han hecho importantes contribuciones a la campaña de Obama. Recordemos que el senador en un principio se iba afinanciar solo con fondos estatales pero finalmente cambió de decisión. ¿Influyó en ello las millonarias donaciones de estas empresas?

En las próximas horas será bueno conocer si se confirman estas acusaciones y como evoluciona el asunto. Si tenéis información por favor compartidla.

Siguiendo con otro programa de televisión en el debate de las noticias de Libertad Digital han comentado el desastre socialista sobre algo que podría haber sido una mera anécdota: una reunión Zapatero-Montilla para rebajar la tensión.

Desvelada esta presunta reunión por el Periodico de Cataluña, Pepiño Blanco lo ha confirmado mientras que la Generalitat lo ha desmentido. Preguntado Zapatero ha tratado de no decir ni sí ni no.

Este episodio unido a otros como el caos del Gobierno donde unos ministros se contradicen con otros, unos desautorizan a otros, unos proponen medidas que otros critican, o la comparecencia de Maleni ante la Comisión que estudiaba el accidente aéreo de agosto en Madrid, o la negación de la crisis hasta hace tan solo unos días, nos hacen pensar que realmente España es grande y fuerte porque a pesar de estar muy mal con esta tropa que nos gobierna aún no nos hemos destruido del todo.

¿Despreciarán PNV y CiU a sus votantes provida?

Acaba de aprobarse la subcomisión que estudiará la reforma de la actual ley abortista.

El Partido Nacionalista Vasco ha votado a favor de tal constitución mientras que la coalición Convergencia i Unió se ha abstenido.

Tanto uno como otro han mostrado un absoluto desprecio a la inmensa mayoría de sus votantes que se manifiestan a favor de la vida y de la mujer. Las encuestas reflejan que sus votantes no consideran necesaria una reforma legal que aumente el número de abortos en España, que ya ha pasado de los 110.000 por año, y por el contrario son partidarios del establecimiento de ayudas a la mujer embarazada y de poner fin a la burla de la ley actual, acabando con los infanticidios cometidos impunemente en nuestro suelo.

El coste electoral que puede tener esta actuación puede ser muy alto. ¿Lo han valorado suficientemente sus líderes?

Zapatero ha permitido que se financie a ETA

Esta es la conclusión a la que hay que llegar tras la sentencia del Tribunal Supremo que ha ilegalizado a ANV por considerarla como un “instrumento de ETA” y ”al servicio de la organización terrorista»”.

Esto era “vox populi” y todos, hasta Zapatero, lo sabíamos. Fue él y su Gobierno los que permitieron, en una decisión esquizofrénica, que parte de las listas de etarras se presentase a las elecciones municipales en las provincias forales. Gracias a Zapatero, por tanto, se han estando beneficiando del presupuesto público para cometer sus fechorías, entre ellas la del frustrado atentado de ayer.

Lo que también parece una decisión difícil de entender para el ciudadano es que los ediles puedan seguir gestionando cientos de millones de euros que puedan ser usados contra nuestros derechos fundamentales. Todo gracias a Zapatero y sus procesos de ruptura nacional.

La democracia en ZP: un nuevo totalitarismo

El sustantivo democracia y el adjetivo democrático (junto con otros conceptos como tolerancia, libertad, igualdad, solidaridad, etc.) se han convertido en nuevos lugares comunes que todo político defiende. Sin embargo y como ya avisaron los escolásticos, es importante aclarar qué entiende cada uno por un determinado concepto, porque de otra forma no habría forma de mantener un diálogo ni de enjuiciar las distintas formas de pensar.

Y es de suma importancia aclarar esta cuestión porque la sociedad española actual considera el régimen democrático como uno de los pilares de su convivencia, uno de esos asuntos donde existe un amplio consenso que es lo que permite una vida social en común y en relativa paz.

Podríamos definir sin entrar en grandes debates doctrinales la Democracia como aquel sistema político que fomenta la participación de la sociedad en los asuntos públicos al mismo tiempo que respeta los derechos fundamentales de la persona garantizándolos especialmente frente a los abusos del poder para lo que éste se diferencia tradicionalmente en tres, el ejecutivo, el legislativo y el judicial.

Pues bien, para Zapatero esto no es la democracia, sino que la democracia es una simple forma de elección de unos diputados que tras recibir el poder tienen carta blanca para hacer lo que quieran.

Así lo manifestó en un asunto tan delicado como la educación (amén de haberlo practicado en numerosas ocasiones en otros asuntos). En el reciente Congreso del Partido Socialista de Madrid afirmó que “si quieren cambiar Educación para la Ciudadanía y poner otro tipo de asignatura, lo que tienen que hacer no es llamamientos a que no se aplique. Lo que tienen que hacer es ganar unas elecciones y cambiarla en el Parlamento con una mayoría, que es lo que no pudieron hacer el nueve de marzo”.

Estas palabras que pueden sonar por desgracia bien a muchos oídos, resumen una actitud totalitaria. Todos los tratados internacionales, la Unión Europea, la Constitución Española y las leyes españolas, etc. reconocen que el derecho y el deber de educar corresponden a los padres, que son por tanto los que deben elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos. Un régimen democrático no puede arrancar este derecho a los padres aunque sea bajo el pretexto de una mayoría de votos.

Al manifestar Zapatero lo contrario, en contra de las numerosas sentencias judiciales que se están dictando en España, a raíz de que los valientes padres objetores se han atrevido a enfrentarse al todopoderoso Gobierno, manifiesta un total desprecio a los derechos fundamentales, cayendo en un nuevo y sectario totalitarismo.

Siempre se ha afirmado que la Democracia, para no convertirse en una Demagogia tal y como la entendían los clásicos, debía ser un ordenamiento justo, que respetase los derechos fundamentales de todos, especialmente de aquellos que no forman la mayoría. El respeto a las minorías y al ámbito de decisión propio de las personas, de las familias y de la sociedad, es esencial en un ordenamiento que realmente quiera calificarse como democrático.   

La Liturgia en Lourdes con Benedicto XVI

Me ha gustado mucho la celebración en Lourdes del 150 Aniversario de las Apariciones de la Inmaculada Concepciou a Santa Bernaddete.

Un rasgo que destaco especialmente es cómo se ha cuidado el respeto a la Sagrada Eucaristía. Indudablemente lo más importante es el interior, lo que hay en el corazón de cada hombre. Pero de lo que hay en el corazón habla la boca y todo el cuerpo. Por ello el respeto, la adoración, la fe, el amor, han de ser expresados con todo nuestro ser, siendo una parte fundamental los gestos de nuestro cuerpo.

Es cierto que especialmente los jóvenes huyen muchas veces de las formas porque en este mundo muchas veces hipócrita, han sido en ocasiones una forma de ocultar lo que verdaderamente había en el interior. En muchas ocasiones había una mayor preocupación en aparentar que en mostrar una realidad. Creo que ésta es una causa de la crisis del matrimonio, que para algunos se ha convertido en un mero papel al ver la incoherencia en muchos cónyuges que no mostraban su verdadera naturaleza de amor y donación.

Pero es fundamental recuperar el saber estar en cada momento. También en la vida de fe. Por ello como creyente me ha gustado que se recupere el arrodillarse en actitud de adoración tanto en la consagración como en el momento de recibir la comunión. Es un signo de reconocer la grandeza de Dios ante la realidad humana. Un signo que en estos tiempos creo que tiene un gran sentido y un gran significado.

Lo explica mejor monseñor Guido Marini a Zenit, para quien estas formas “subrayan mejor la verdad de la presencia real en la Eucaristía, ayuda a la devoción de los fieles, introduce con más facilidad en el sentido del misterio. Aspecto que en nuestro tiempo, pastoralmente hablando, es urgente subrayar y recuperar”.