Respuestas sobre el aborto al tópico II

Continúa deconoze.com, el análisis sobre los tópicos de los pro muerte y las respuestas sensatas que nos trae Juan Cruz.
Esto demuestra la escasa formación e intelecto de los pro muerte.
No sé si es que no han razonado, en lo que concibieron sus madres.

TÓPICO 2

El embrión es una masa sin actividad ni personalidad
Lo que crece en el vientre de la mujer no es un ser humano. A lo sumo el embrión es un proyecto, una posibilidad, un dibujo remoto de una persona. Carece de identidad orgánica y genética. No es viable.

a) Identidad genética. Los conocimientos biológicos confirman que en los 46 cromosomas del óvulo fecundado están ya inscritas todas las características del individuo: sexo, talla, color de los ojos y de los cabellos, forma del rostro y hasta temperamento.

El embrión muestra una enérgica individualidad en su funcionamiento. Al sexto día, con sólo milímetro y medio de longitud, comienza a estimular, con un mensaje químico, el cuerpo amarillo del ovario materno para suspender el ciclo menstrual y no ser expulsado. Es una primera afirmación de autonomía. Al decimoctavo día de vida (cuatro después de la falta de la regla) empieza a formarse el cerebro. Su minúsculo corazón late desde el día 21. A los 45 días después de la falta de la regla, el embrión mide 17 milímetros de largo. Tiene manos, pies, cabeza, órganos y cerebro, pudiéndose registrar ondulaciones en el electroencefalograma. A los 60 días de la falta, funciona ya su sistema nervioso. Después de la concepción, no hay un paso del no ser al ser humano. La vida humana está siempre en despliegue, y sólo relativamente pueden distinguirse fases en ella.

b) La viabilidad es también relativa: hace cuarenta años un niño era viable a las 30 semanas. Hoy puede serlo a las 20 semanas; y sobran indicios para pensar que en breve lo pueda ser a las 12 o 15 semanas.

¿El embrión es sólo humano si tiene actividad eléctrica cerebral?
Es cierto que el cerebro es el sustrato biológico necesario de toda actividad intelectual humana. Cuando la actividad cerebral falta, se obtiene un electroencefalograma plano. Puesto que el electroencefalograma de un embrión es plano hasta la octava semana del embarazo, ¿significa eso que no es vida humana?
Aparecen aquí dos nuevas cuestiones: en primer lugar, el problema decisivo de saber si lo que otorga carácter humano al embrión es primariamente el funcionamiento del cerebro. En segundo lugar, si pueden equipararse las dos situaciones aludidas de no funcionamiento del cerebro: la actividad que no ha aparecido todavía y la que ya ha desaparecido.

a) El embrión tiene carácter humano desde el momento de la fecundación. El dato básico de toda la Biología moderna es la célula, o sea, la más pequeña cantidad de materia que reúne todos los requisitos de un sistema viviente. El hombre es un ser pluricelular, cuya individualidad biológica se constituye en la célula originaria, que surge al fusionarse la célula reproductora masculina con la femenina.

A los 43 días de la fecundación se detecta ya una actividad eléctrica cerebral subcortical; a los 90 días aparece la actividad eléctrica cortical. Este desarrollo cortical del cerebro es a su vez muy lento. Ni siquiera el niño recién nacido posee la plenitud del despliegue cortical; es más, puede decirse que el recién nacido se comporta como un ser falto de corteza cerebral, ya que no ha culminado en su sistema nervioso ni la mielinización ni la formación neuronal. Sólo hacia los seis años queda acabado anatómicamente el cerebro.

Si el criterio diferenciador de la vida humana fuese la existencia y funcionamiento, más o menos perfectos, del cerebro, entonces ni el recién nacido estaría en situación de ser considerado como pleno ser humano. Negar al embrión sin actividad cerebral la condición de hombre es tan falaz como negar la condición humana al adolescente porque todavía no es adulto.

b) Por lo dicho se comprende que no pueden equipararse las dos situaciones de no funcionamiento del cerebro: la del que no funciona todavía y la del que no funciona ya. En el caso de la muerte de un individuo es síntoma de un proceso irreversible. En cambio, en el comienzo de la vida embrionaria, es síntoma de una plenitud de potencialidades, rebosantes de vida.

¿Puede decirse que el feto no tiene ni alma ni personalidad?
No puede decirse que la inteligencia racional aparezca en el niño una vez acaecido el nacimiento. Los psicólogos explican que las funciones específicas de la inteligencia, como intuir, razonar y abstraer, llegan a su plenitud en la adolescencia: ni siquiera están acabadas en la infancia.

El tópico confunde la posesión de inteligencia con su ejercicio actual. La inteligencia racional, como facultad espiritual cognoscitiva del hombre, se despliega en la medida en que el sustrato orgánico o cerebro lo permite. Pero puede permitirlo sólo porque está ya animado. El alma es el principio espiritual por el que el embrión humano desarrolla una corporalidad precisa y un cerebro complicadísimo que permite que se ejercite una de las funciones anímicas: el entender racional.
Incluso los autores que estuvieron a favor de que el alma racional no aparecía en el feto desde el principio, no por ello dejaban de considerar el aborto como un delito contra la vida humana que, según su opinión, era persona en potencia.
Porque aunque no tuviésemos certeza del momento exacto en que el alma humana entra en el cuerpo, no podemos matar un feto si solo es probablemente no humano, de la misma manera que no enterramos a un adulto que sólo está probablemente muerto.

8 Respuestas a “Respuestas sobre el aborto al tópico II”


  1. 1 ana maria

    debido a una enfermedad genética he sufrido mucho pero no cambiaría ni un segundo de ese sufrimiento si me diesen la opción de volver a nacer, si cambiaría el daño que he hecho a la gente, el mal que sin querer he hecho, supongo que debo dar gracias a Dios por haber nacido en el siglo pasado, en poco tiempo quitarán a los embriones con gen cancerigeno, mi “proyento” se suspendería, y yo no existiría, tampoco mis hijos, pero eso parece no importar a casi nadie.

  2. 2 Azahara Soto

    Dios mío, a donde hemos llegado.. Qué triste es todo esto

  3. 3 museros

    El ser humano en estado embrionario sigue siendo el mismo ser humano.

    La lógica que siguen los asesinos en masa disfrazados de políticos, científicos y “librepensadores” es siempre la misma:
    “Hay seres humanos sin derechos. Y los criterios de los que tienen derechos y los que no los establezco yo. Y siempre establezco criterios que yo sí cumplo, pero otros no (soy progre, no idiota). Así que yo al bollo y tú al hoyo; previo paso por caja, por supuesto”.

  4. 4 Juana de Arco

    ana maria.

    Solamente ¡¡Gracias!!, porque tu testimonio es impresionante y de un valor incalculable.
    Tienes una calidad humana increible.
    Un fuerte abrazo y de nuevo ¡¡Gracias!!

    Tengo un hijo que también tiene una problema genético, y le doy también gracias a Dios todos los dias y mil veces al dia por este hijo que además es el centro de todos nosotros, vivimos entorno a él tanto nosotros sus padres como sus hermanos, es nuestro tesoro y si me hubiesen tocado estos de ahora y tan solo me insinuaran sus ideas, no sé lo que hubiese hecho, pero te aseguro que lucharia por llevarles presos a todos.

    Pero la cuestión no para aqui, pues pretenden (en Andalucía ya se va camino de eso por una ley del dictador Chaves), eliminar mediante la eutanasia a las personas discapacitadas.

    http://www.libertaddigital.com/sociedad/la-junta-prepara-una-ley-que-aplicara-la-eutanasia-incluso-con-la-oposicion-de-la-familia-1276337734/

    Esto hay quien no se lo cree porque resulta inconcebible imaginar a unos politicos de aparencia normal, elaborando leyes de exterminio de seres humanos. Pero ya sabemos que estos nazis al igual que todos los asesinos, no tienen rostros acordes a su interior, de ahí el engaño y lo que están haciendo.

  5. 5 María

    Muchas gracias por esta información tan completa y real. Ojalá enseñaran todo esto en los colegios, en lugar de querer convertirnos en asesinos sin escrúpulos. Un saludo.

  6. 6 Mariló

    Se quiere empezar eliminando a los embriones con algún “defecto”,después querrán quitarse de en medio a las personas que no resultan “funcionales” en nuestra sociedad (o al menos es lo que se creen ellos) como los inválidos, ancianos enfermos…esto me recuerda a los nazis,¡Qué horror! ¿no comprenden que todo ser humano tiene la chispa divina desde el momento de su concepción y tiene derecho a vivir?Intentemos mejorar su calidad de vida y no matarle.

  7. 7 mago

    Sigo diciendo que deberían dejarles probar lo que es la vida. Que les dejen nacer y al cabo de cinco años los maten. No dejaría de ser lo mismo.. un poco más incómodo para los egoístas, pero más justopara ellos. Al fin y al cabo.. podrán probar la opción a vivir.

    ¿tendrían narices de hacer lo mismo que los espartanos? Ellos al no tener diagnóstico prenatal esperabn a que naciesen..

  8. 8 luna

    Aunque así fuera -y bien habéis demostrado que no es así-,el hecho de eliminar esa “masa de células” o como se le quiera llamar supone SIEMPRE que no se va a producir la evolución posterior y llegar al momento en que el más miope dijera “Hombre, esto sí es una persona, esta sí que me gusta”.
    El Neng de Castefa decía que era una persona “porque tenía sentimientos”, pero es que no hace mucho, era una “cosa de esas que no son nada”. Anda, que si lo llegan a extirpar, no me podría haber reido con sus salidas.
    Yo fui una cosa de esas y quien lea esto, lo fue también.Pero no lo podrán leer los que fueron “extirpados”.
    Por otra parte, si borramos del mundo a todos los adultos que no tienen personalidad y a todos los que no sean personas, el mundo se queda desierto.
    ¿Cómo queda el concepto (inexistente en verdad) del “pre-embrión?. Pues que, queriendo ser muy precisos poniendo casos, dejaron una clara contradicción. Queriendo poner un “hasta aquí”, pusieron otro en edad más temprana, que ponía en evidencia el anterior.
    Ni siquiera una vida empieza en el embrión, ni en el nacimiento de sus padres, según cómo lo miremos. Por la manera de transmitirse y todo lo que es necesario de facto, empieza todo con la Creación del Universo, o ANTES.
    Viéndolo desde la otra perspectiva, ni siquiera muere una vida con un aborto: Muere una estirpe que no sabemos de cuántos descendientes puede ser, por no saber cuándo se acabará el mundo

Actualmente los comentarios están cerrados.