“Defectuosos” “normales” y psicópatas. Grandes diferencias

Fue precisamente Darwin quien consideró un obstáculo a la evolución humana la construcción de los hospitales para los dementes, los inválidos y los enfermos, así como la elaboración de leyes para sostener a los indigentes (Cf. C. Darwin, La descendence de l’homme et la sélection sexuelle, citado en J.C. Guillebaud, Le principe d’humanité, Editions du Semi, 2001, p. 368), porque estas actitudes de la sociedad impedirían o retardarían la eliminación natural de los sujetos defectuosos.

El problema es que matan a no nacidos, a enfermos, “discapacitados”,etc., porque les definen como “defectuosos”. Y en esta definición radicalmente nazi, de este gobierno socialista, podemos comprobar cómo al estilo hitleriano deforman (acorde con sus mentes deformadas) el significado de “defectuoso”.

Ya sabemos qué significa “defectuoso” cuando nos referimos a cosas, lo que ignoramos TODOS sin excepción es que, al referirnos a personas, la definición de “defectuoso” aplicada correctamente y en un contexto adecuado hay que aplicárselo a las personas “no defectuosas”, es decir, que nosotros somos realmente los seres “defectuosos”, y no digamos ya los políticos que fabrican armas (leyes) para matar, y los políticos que con su firma las ponen en el mercado libre, pues a estos últimos (los políticos de ambos bandos) se les puede definir sin temor a equivocarnos, y en base a los síntomas descritos por especialistas, como “psicópatas”, es decir, seres defectuosos entre los defectuosos.

Las personas que son definidas como “defectuosas” por este conglomerado de psicópatas, son las siguientes:

– Enfermos, sea cual sea la enfermedad que padezcan, pero que lo demuestren al ingresar en un hospital para ser curados, o tratados. Y aquí entran también jóvenes y no tan jóvenes, que sufran un accidente y queden con algún defecto físico o psíquico, y por tanto requieren de medicamentos, de unas instalaciones sanitarias, etc. Por lo tanto, ya no son útiles, al haberse vuelto “defectuosos”, no son ejemplo para conseguir “una raza perfecta”, no se les puede seguir manteniendo vivos, en aras a una perfecta “evolución de la humanidad”.

– Niños, jóvenes y adultos, a los que disparatadamente les llamamos “deficientes”, siguiendo un lenguaje claramente nazista y psicopático, porque estos niños, jóvenes y adultos (Down, X Frágil, Autistas, etc) son precisamente los MENOS defectuosos de toda la humanidad, ya que no poseen defecto alguno como nosotros:

– No son envidiosos
– No son egoístas
– No odian
– No tiene sentimientos de venganza
– No hacen juicios temerarios
– No difaman
– No piensan mal de nadie
– Son generosos y desprendidos de todo, incluso de lo que les gusta.
– No toleran enfados o discusiones
– Son alegres
– Tienen Amor a raudales y lo dan sin contemplaciones
– Son agradecidos por todo, y lo demuestran físicamente con besos y abrazos, etc., etc.

Por tanto, ¿quiénes son realmente los “defectuosos”? ¿estas personas, o los que por ignorancia nos creemos “normales”? ¿Acaso es normal ir contra todas esas virtudes comunes a los supuestos “discapacitados”?. Muy deformes debemos estar si pensamos lo contrario.

Luego vienen los deformes psicópatas, que tienen en común estas características:

Según el doctor Hervey Cleckley en su libro The Mask of Sanity: An Attempt to Clarify Some Issues About the So-Called Psychopathic Personality, incluye :

• Encanto superficial e inteligencia
• Ausencia de delirios u otros signos de pensamiento no racional
• Ausencia de nerviosismo o manifestaciones psiconeuróticas
• Escasa fiabilidad
• Falsedad o falta de sinceridad
• Falta de remordimiento y vergüenza
• Conducta antisocial sin un motivo que la justifique
• Juicio deficiente y dificultad para aprender de la experiencia
• Egocentrismo patológico e incapacidad para amar
• Pobreza generalizada en las principales relaciones afectivas
• Pérdida específica de intuición
• Insensibilidad en las relaciones interpersonales generales
• Amenazas de suicidio raramente consumadas
• Incapacidad para seguir cualquier plan de vida

Para el doctor Robert Hare, investigador en psicología criminal

• Gran capacidad verbal y un encanto superficial
• Autoestima exagerada
• Constante necesidad de obtener estímulos y tendencia al aburrimiento
• Tendencia a mentir de forma patológica
• Comportamiento malicioso y manipulador
• Falta de culpa o de cualquier tipo de remordimiento
• Afectividad frívola , con una respuesta emocional superficial
• Falta de empatía, crueldad e insensibilidad
• Estilo de vida parasitario
• Falta de control sobre la conducta
• Vida sexual promiscua
• Historial de problemas de conducta desde la niñez
• Falta de metas realistas a largo plazo
• Actitud impulsiva
• Comportamiento irresponsable
• Incapacidad patológica para aceptar responsabilidad sobre sus propios actos
• Historial de muchos matrimonios de corta duración
• Tendencia hacia la delincuencia juvenil
• Revocación de la libertad condicional
• Versatilidad para la acción criminal
___________________________________________
Pregunto:
– ¿Ante que clase individuos estamos?
– ¿Qué clase de individuos dejamos que gobiernen, que militen en partidos, y que sean responsables de nuestro bienestar?
– ¿Acaso no es imprescindible la apertura de centros psiquiátricos para atender a estos enfermos, que además de defectuosos son peligrosos?
– ¿No podemos actuar, mediante la ley, a la retirada de la sociedad de esta gente?

18 Respuestas a ““Defectuosos” “normales” y psicópatas. Grandes diferencias”


  1. 1 Luna

    Juana de Arco: La respuesta a tu pregunta requiere una ponderación de personas y de capacidades de aceptación social. Es cierto que hay indivíduos que constituyen un verdadero peligro público por su actitud y tendencias. Y aquí debiéramos deslindar a los que sufren una patología moral de los que aquejan un daño psicopatológico específico. No podemos meterlos en el mismo saco, para evitar el agravio comparativo de equiparar a víctimas con verdugos.

    Un juicio emitido sobre la base de la culpa y responsabilidad, situaría a los políticos y a quienes promueven ciertas leyes o predisposiciones en peor rango que los agresivos o antisociales por caracteriopatías o transtornos de personalidad, ya que éstos no son culpables de lo que hacen. (No son libres)

    Yendo a la protección de la sociedad y al bien común, nos encontramos con la necesidad de salvaguardar nuestyra integridad, así que ciertas personalidades públicas debieran ser retiradas. En especial, las que obran leyes abusivas en contra de la vida. Cierto es que no encontramos otra manera de evitar a violadores o asesinos enfermos que recluirlos en instalaciones especiales, pero encuentro que la sociedad está muy poco preparada y dispuesta a comprender, aceptar y tolerar a otras personas que debiera acoger, como son los psicóticos, catatónicos, aquejados de Alzheimer… a los que estamos negando unos derechos de relación y superación (en el caso de los primeros, en que es posible)por incapacidad nuestra.

    Una de las personas que admiré mucho y me han servido de ejemplo, era un esquizofrénico. Ex-alcohólico, ludópata, irresponsable, delirante en ocasiones. Debiérais ver cómo se superaba y cómo conseguía encontrar siempre motivos para vivir en santidad,pese al laberinto en que le encerró su vida.

    Lamentablemente, falleció. El velatorio fue para mí de lo más molesto, al ver que sus hermanos hablaban de él con mal disimulado desprecio, con frases como “Ya se ha acabado esta vida de locos”. Te puedo asegurar que él -el loco- era el mejor de su familia. El resto, un atajo de egoístas y poco más.

    ¿Por qué aceptamos a los egoístas, a los ruines y a los perversos y desechamos con tanta facilidad a los locos? Porque estamos ante el mismo dilema que Darwin o su maldito primo: Seleccionamos a “los mejores”, pero ¿Para lo mejor? ¿Qué es lo mejor?.

    Seleccionemos primero “lo mejor” o aceptemos el proverbio japonés: “Lo mejor es enmigo de lo bueno”.

  2. 2 Juana de Arco

    Luna

    Tenemos y debemos distinguir entre derechos. UNos socópatas No pueden ni deben estar libres, y menos gobernando.

    No podemos dar menos importancia a un enfermo sicópata común, que es entrullado y tratado como tal, que a otro que por estar ocupando un cargo público, es definido de forma más indulgente. Porqué no nos airamos contra estos últimos, es de incoherentes, cuando menos.

    Luna. Mientras no nos deshagamos de mojigaterias, y de hipocresias (me refiero a todos en general, por tanto NO a tí en particular), seguiremos dando DOS tratos distintos a unos y otros, DOS varas de medir, las mismas que criticamos.

    Es cuestión de coherencia y sentido común

    A los supuestos “discapacitados” son a los que deberiamos y tendriamos que tratar como NORMALES, porque lo son de verdad, y no nosotros.

    No desviemos el tema por otros lares, ciñámonos a los casos concretos que e expuesto. ¡¡Please!!

    Un saludo

  3. 3 Pilar

    Has dado en el clavo, Juana. Hace 5 años ya lo dije en la radio, que este es un gobierno delincuente (y me cortaron). Me alegro de que por fin alguien más se atreva a decirlo… además de Pio Moa, claro. Estamos en manos de la peor ralea y hay que actuar con energía y eficacia contra ellos. Eso procuramos hacer desde hace muchos años en Unidos por la Vida, que veo que no conoces (o no te gusta nuestra web), y seguramente tampoco la de http://www.nomassilencio.com y http://www.vidaymujer.es y http://www.apostolesdelavida.es. Es triste que los lectores de HO no conozcan tantas otras iniciativas que hay en marcha por la misma Causa.

  4. 4 Luna

    Juana de rco: Aunque con una ortografía algo más cuidada, o que tú dices se contiene en lo que he expuesto. Léelo con detención y lo verás.

  5. 5 Juana de Arco

    Luna.

    Gracias por tu aclaración. Perdona que no lo entendiera así.

    Un saludo

  6. 6 María

    Desde luego, nuestros políticos, gente normal no son. Me ha gustado mucho la aclaración sobre los llamados deficientes.

  7. 7 Luna

    Pilar: Ahora estás haciendo muy bien. Con estos enlaces, conocerán mejor los lectores vuestra iniciativa.
    Un consejo: El “lado amable” resulta siempre más agradable y entra mejor. Verás que el modo abrupto echa para atrás, con lo que es más difícil avanzar.
    Por cierto, buen trabajo. Os felicito.

  8. 8 Luna

    Juana de Arco: Si no se entendía así, tu comentario hacía falta para esclarecerlo.

  9. 9 Pilar

    Luna: El lado abrupto es también necesario cuando le tocan a una las narices y se cometen injusticias. ¿Te parece normal que HO haya vetado las iniciativas de Unidos por la Vida y No Más Silencio??? Así se trabaja por la Causa?? Y te parece mal que proteste por las injusticias y difamaciones cometidas con otros compañeros? El buen rollito no es lo mío. Tengo demasiados años y demasiada experiencia y cicatrices en mi haber… y batallas ganadas. No está el horno para “quedar bien”. Y por cierto, yo soy amable por defecto…. hasta que se requiere lo contrario. Y la venganza no es propia de cristianos, por cierto.

  10. 10 Juana de Arco

    Pilar

    Te rogaria que no nos atacases a los de HO, porque yo soy HO, y no he “vetado nada”, ni Nacho, ni nadie de HO. Solo nos defendemos cuando nos atacan por no pensar igual.

    Ya ves que nadie te “veta” nada. Y soy HO.

    Un saludo

  11. 11 Anónimo

    Juana, lo que expresas en este artículo lo he pensado también muchas veces. Y no sólo en el plano de la política sino aplicado a la vida cotidiana.

    El único problema que se me plantea es que las fronteras entre lo normal y lo patológico, lo psicológico y lo moral, amoral o inmoral, no siempre son fáciles de delimitar. Es una cuestión que ni los psiquiatras ni los mismos sacerdotes se sienten capaces de juzgar y se tientan muy bien la ropa antes de emitir cualquier definitivo. Para variar, aunque ciertamente existe una verdad, no es indefectiblemente evidente ni está exenta de un porcentaje subjetivo.

    Por otro lado, el Pueblo de Dios fue adevertido con “tocar a Caín”, aunque todos supieran que era culpable. San Francisco de Sales, viendo cómo se tiraban piedras entre´sí los hombres llegó a expresar: “me parece que pronto el único que amará a los malos seré yo”. Y creo que a salvar a esos vino Cristo a la tierra.
    Otra cosa diferente es que, en legítima defensa, dejemos de chuparnos el dedo y “sencillos como palomas pero astutos como serpientes” impidamos que nos gobiernen gente manifiestamente desaprensiva e ignorante.

  12. 12 Juana de Arco

    Anónimo

    La psicopatía es un trastorno, y por tanto tratada por profesionales, y éstos definen los sintomas que he puesto.

    Dado el carácter destructivo, delictivo, falta de conciencia, de escrúpulos y demás manifestaciones de los que gobiernan, no cabe duda de que, o bien están enfermos de psicosis, o están poseidos ( y esto no es fantasia).

    Dedicar sentimentalismos a esta gente, es apoyar los grandes males que estamos sufriendo, con la matanza de inocentes antes de nacer, y en la vejez.

    NO. Compasiones para con los que sufren, nunca para esta casta, que debe ser encerrada en cárceles o centros sanitarios, usando la ley.
    Rezar por ellos, sí, pero nada más. Lo uno no exime de lo otro

  13. 13 Anónimo

    Ya he dicho que es necesario actuar con astucia y barrerlos del medio.
    Además estoy de acuerdo en que o parecen psicóticos o estan poseídos o bajo influencia diabólica, que no es exactamente lo mismo, también en los que los apoyan o actúan como ellos en la vida ordinaria.
    Pero ¿es posible generalizar? Creo que cada caso es cada caso, tu misma salvas a los que se fueron del PP y dentro del PSOE los hay que se han ido asqueados. Dejémosles la puerta abierta al giro, sino ¿para qué presionamos?

  14. 14 Juana de Arco

    Anónimo

    Si te fijas, no he metido a “los que se salieron”, sino a los que se quedaron y están haciendo lo que ya sabemos.

    Un saludo

  15. 15 Luna

    Pilar: Ya he oido de tí tres o cuatro veces lo de que HO ha vetado las iniciativas de “unidos por la vida” y “no más silencio.
    Una de ellas, en mi blog (De HO), bajo una entrada dedicada a denunciar el veto que os hizo Youtube. “Los que callan y los que acallan”¿Me equivoco?. Lo puedes comprobar en http:/blogs.hazteoir.org/admaioranatussum/ Allí hay un comentario tuyo publicado y una réplica mía al respecto. Puedes responderme,(No sería lógico que lo hicieras en otro hilo). Allí puedes contar qué vetos son ésos, en qué forma se hicieron y a qué. Me encargaría del caso personalmente.
    Pero claro, este blog trata otro asunto que no tiene nada que ver.
    Seguiremos por email, si te parece.

  16. 16 Luna

    Y aún existen patologías que no serían detectadas por ningún psiquiatra. Hay casos de paranoia que evaden a cualquier diagnostico, por la misma naturaleza de la enfermedad. También otras patologías, sobre todo lo que se conoce comúnmente como “psicópatas”, A Jack el Destripador no lo pillaron nunca, porque su apariencia sería siempre de lo más “normal”.
    Luego, las hay especialmente extrañas, como el llamado “Caso inglés” o incluso “costumbre inglesa”.Tienen las “Casas de los horrores”, en cuyo jardín aparecen cadáveres por todas partes y su dueño era un vecino que nunca llamó la atención; curiosamente, es un fenómeno localizado.
    No se trata de un Calígula o un Nerón de evidente desequilibrio, pero se podrían dar bastantes casos de personajes políticos que están en las altas esferas y ocultan enfermedades que les llevan a promover cosas atroces, no tan “espectaculares”, pero de peores consecuencias, como legalizar la eutanasia.
    Cuando dije más arriba que la sociedad debiera estar mejor preparada para admitir a ciertos enfermos mentales, no me refería en absoluto a éstos. No sería justo ni rechazar a los otros, ni tener a los mencionados aquí en los órganos de gobierno.
    La psiquiatría es una ciencia nueva, que aún tiene mucho por descubrir.

  17. 17 Anónimo

    Luna:
    Absolutamente de acuerdo. Y también con Juana. Lo único que trataba de matizar, como lo hice con los casos de aborto, es el peligro de meter a todos en un mismo saco porque cuando se abunda en ciertos temas existe el peligro de frivolizar -que no es el caso de Juana- y caer en extremismos. Luego la gente toma tus palabras y las exagera.
    Los nazis acusaron de “esquizofréncos” a aquellos que no coincidían con su peculiar manera de ver la vida, porque no entraban dentro de “su coherencia”.
    Éste era mi pensaminento de fondo.

  18. 18 Anónimo

    Por otro lado, no hay ningún psiquiatra que no deje abierta la puerta a la curación ni sacerdote que no la deje abierta al milagro de la conversión, por más desahuciados que estén los casos. Es algo con lo que en última instancia debemos contar, por más que no sea lo ordinario. Aunque tal vez en política, que no es mi terreno, la guerra sea la guerra.

Actualmente los comentarios están cerrados.