Suma y sigue

Si hace unos días mostrábamos escepticismo acerca del anunciado Ministerio de la Familia, ese escepticismo se ha visto ratificado por un artículo publicado en el blog de Ana Pastor.

Ana Pastor

En dicho artículo, escribe la Secretaria Ejecutiva de Política Social:

“El eje fundamental va a ser la familia. Vamos a promover políticas que tienen que ver con leyes importantes para alcanzar la igualdad, la conciliación laboral y familiar, para tener una sanidad y una educación mejores.
Porque no hacemos distinciones entre modelos de familia, ni prima a la familia tradicional sobre otras formas de convivencia, como se quiere hacer creer a los ciudadanos. Reconocemos que la protección debe ser universal.
Todas las familias merecen el mismo reconocimiento y protección.”

¿Es por lo tanto igual para el PP una familia que cualquier otro tipo de convivencia? ¿Merecen todas la misma protección? Es curioso que hace pocos días Ana Pastor  declarara en la Cadena Ser que el por así decirlo “matrimonio homosexual” era “un paréntesis en la historia de España”.

Desde HazteOir.Org seguimos exigiendo la restauración del matrimonio y una protección real a la familia, como célula básica de la sociedad. No se trata tan sólo de una cuestión semántica, sino esencial para el desarrollo y el futuro de España. Para ello, a nimamos a todos a firmar la campaña Matrimonio Sí, dejándole claro al PP que la familia sí importa.

El asombro de lo inverosímil

La solidaridad de la izquierda y sus trovadores no tiene parangón. Andan todos ellos preocupadísimos con la decisión de Rajoy de no incluir a Gallardón en las listas al Congreso de los Diputados. Temen que el PP se quede sin votantes y pierda las elecciones. Esta “metedura de pata”, en lugar de provocar alegría desbordante en las filas del PSOE, está produciendo una profunda consternación  y los lamentos incesantes de sus dirigentes inundan los medios de comunicación.

Ya sabía yo que España era diferente, pero tanto, tanto… la verdad es que no. En cualquier país del mundo el traspiés del rival político es aplaudido y aprovechado por el oponente. Lo absurdo es echarse las manos a la cabeza y exclamar: “¡ Qué has hecho, tío… ¡Vas a perder las elecciones! ¡Pero a quién se le ocurre, hombre de Dios…cachis en la mar…!!”  (Aclaro que lo de “hombre de Dios” es un decir, porque estos….) Asombroso.

Hablaba de solidaridad pero no sé qué pensar. Me tienen “ojiplática”. Casi estoy por creer que el secreto deseo de la izquierda era que Rajoy triunfara para quitarse de encima el embolao . Tal vez, lo que estaban deseando era apartar de sí el amargo cáliz económico que tendrían que apurar en la próxima legislatura. Me temo que su anhelo consistía en volver a repanchingarse en los asientos de la oposición, más cómodos y calentitos, y están indignados con el “desliz” de D. Mariano que, piensan,  da al traste con sus aspiraciones. ¿A ver si va a ser verdad? Teniendo en cuenta cómo está el patio y quién pulula por él, ya me creo cualquier cosa.

Sea cual sea la causa del desconcierto de D. Rodriguez y sus mariachis, mis más efusivas felicitaciones a Rajoy ….”manque pierda”.

Pizarro, n.º2 por Madrid ¿qué será de Gallardón?

HO Madrid. Según han informado diversos medios de comunicación (Hazteoir.org, elmundo.es, LaRazón.es, elpais.com, etc), Rajoy ha decidido incluir como número dos por Madrid a Manuel Pizarro, el que fuera presidente de Endesa durante la OPA de Gas Natural y sus secuelas.

Manuel Pizarro

Esta noticia ha caído como una bomba en todos los sectores, desde el PP se felicitan por la inclusión de una persona con la trayectoria profesional de Pizarro en las listas y lo ven como una buena alternativa a Solbes, mientras el PSOE ha estallado en descalificaciones frente al nuevo candidato. Está claro que no ha dejado indiferente a nadie.

Y nos preguntamos ¿qué será de Gallardón? ¿Aceptará ser relegado en las listas por Madrid por un recién llegado o se presentará por alguna otra provincia en la que sus andanzas no sean tan públicas y notorias? También surgen preguntas acerca de por qué no se ha esperado, tal y como dijo Rajoy, al día 17 para hacer este anuncio o de cómo se lo habrá tomado el Alcalde de la capital desde su pequeño despacho de Cibeles.

Ministerio de Familia ¿de qué familia?

HO Madrid. Ayer se anunciaba a bombo y platillo: Rajoy promete crear un Ministerio de la Familia si gana en marzo. Algunos lo consideran una noticia esperanzadora, pensando que con ello se da respuesta a las peticiones de miles de familias, que se hicieron oír el 18-J o más recientemente en la fiesta de la Sagrada familia.

”La

En el PP se da por hecho que Gallardón irá en las listas por Madrid

Según una información publicada por el diario La Razón, “en el seno de las filas populares, se da por hecho que Ruiz-Gallardón estará en el Congreso de los Diputados en la próxima Legislatura. No como «dos» por Madrid, pero sí en un digno puesto de salida.”

HO Madrid. La Razón.- Aún no es oficial, pero parece que en el Partido Popular ya se considera un hecho que el Alcalde de Madrid formará parte de las listas de este partido para el Congreso de los Diputados en las próximas elecciones generales. De ser así, se consumaría un largo proceso de incertidumbre y un giro en el Partido Popular hacia posiciones más cercanas a las del PSOE y el grupo Prisa, con quienes el Primer Edil mantiene excelentes relaciones.

Alberto Ruiz-Gallardón

Parece que de poco han servido las llamadas de atención de algunos votantes del PP frente a este político, como las emanadas del blog gallardonno, que surgió como reacción a algunas de las políticas de Gallardón en Madrid.

También desde HO se han denunciado las actuaciones de este alcalde, como el hecho de dispensar gratis la PDD a niñas desde los 10 años sin el consentimiento ni información a los padres, la financiación de la marcha del orgullo gay, donde se realizan reiteradamente actos ofensivos contra los católicos, la asignación de una calle a Polanco o la financiación de exposiciones blasfemas con el dinero de los madrileños.

A pesar de todo ello, a la cúpula del Partido Popular parece no importarle la opinión de sus potenciales votantes y prefieren tratar de captar el voto socialista. Es evidente que gran número de personas se plantearán su voto al PP en caso de que se confirme esta noticia. Según parece, el día 17 tendremos la respuesta definitiva.

La deriva radical del Gobierno del PSOE: ZP: “Otegui es un hombre de paz”. Bermejo: “…estos cardenales…suponen un duro ataque al sistema democrático”.

Estas frases que reproducimos en el título de este artículo reflejan el grado de sectarismo al que ha llegado nuestro actual Gobierno, representante de la rama más radical del PSOE.

Mientras Zapatero se atrevió a calificar a Otegui de “hombre de paz” y se sentó a la mesa a negociar con los terroristas, no su disolución o la forma de entregar las armas y pagar sus deudas con la sociedad, sino una solución a sus asesinatos prácticamente de igual a igual, su ministro de Justicia (sí sí de Justicia), el hijo del alcalde franquista, sí aquel que vestía la camisa azul de pequeño y no tan pequeño, se atreve a afirmar que “Las acusaciones de estos cardenales contra leyes aprobadas en sede parlamentaria por los representantes de la ciudadanía suponen un duro ataque al sistema democrático”.

Los ataques de los terroristas no son dignos de condena. Puede hablarse y se pacta con el que en Perpignan negoció que se pudiera seguir matando en toda España menos en su región, puede hablarse de Alianza de Civilizaciones con las autoridades de Turquía, Irán y cualquier país, puede hablarse sin repudiar los atentados a la libertad y a los derechos fundamentales de sus ciudadanos con las autoridades de China y de Cuba, por no decir de Venezuela, cuyos gobernantes desprecian a nuestro Jefe del Estado, pero eso sí, no se pueden respetar las opiniones de las autoridades eclesiásticas españolas.

¿Cómo se ha llegado a este grado de sectarismo? Muy fácil, al Gobierno ha llegado el ala más laicista, totalitaria y radical del PSOE. Han aprobado sus reformas con las mayorías más exiguas de toda nuestra etapa constitucional. No han negociado con los padres para imponer su ideología a través de la educación, no han pactado con todos los poderes un marco territorial adecuado a toda España, no han dialogado con las víctimas ni con la inmensa mayoría de los españoles para empezar a hablar con los terroristas, no han promocionado una auténtica investigación para aprobar las leyes sobre embriones, no han tenido en cuenta a las asociaciones familiares para realizar las reformas más graves jamás hechas sobre la familia en España, …

No podemos engañarnos. Para el Gobierno no tienen la naturaleza de demócratas aquellos que no piensan como ellos. No son demócratas las víctimas del terrorismo (Alcaraz no era una víctima), no son demócratas las familias (no dejan defender la ILP del matrimonio en el Congreso), no son demócratas los medios no afines (persecución a la COPE), no son demócratas las Iglesias que no se pliegan a no criticar lo que no comparten con el Gobierno, no son demócratas los que votan al principal partido de la oposición. En definitiva, se trata de todo lo contrario a un auténtico régimen de libertades donde se debería respetar la opinión de todos siempre que no alcance extremos como la defensa del terrorismo o similares. Por el contrario si no estás de acuerdo con el PSOE es que eres un intolerante que no actúas como un buen demócrata.

Ridículas son las palabras de Pepino, “si la Iglesia quiere hablar de política que se presente a las elecciones”. ¿Pensará este hombre? Si aplicamos a sus palabras la igualdad que, como buen socialista que teóricamente dice que es, debe defender, solo los partidos (y supongo que los que sacan representación) podrían hablar de política: adiós a los sindicatos, adiós a las patronales, adiós a los medios de comunicación, adiós a las asociaciones familiares y de participación social. Pero ¿no decían que querían abrirse a la sociedad?

En el fondo Pepiño ha declarado aquello que piensa: solo los socialistas tienen legitimidad para hablar de lo que debe regir en nuestra sociedad. Solo lo que se apruebe en el Parlamento donde debe mandar siempre el PSOE (porque si no no será democrático) es lo que deben pensar todos y cada uno de los ciudadanos. Es el relativismo y el positivismo totalitario y a ultranza.

Gracias a Dios pienso que el pueblo español es más sensato, una vez más, que sus sectarios gobernantes, y que les pondremos en su lugar en marzo. Pero para ello hay que intentar que todos nos demos cuenta de que a pasos agigantados y con el argumento de ampliar los derechos están coartando nuestras libertades y violando nuestros auténticos derechos e incluso impidiéndonos cumplir con nuestros deberes (por ejemplo el de padres a educar a nuestros hijos)

Gracias a Dios pienso que el pueblo español es más sensato, una vez más, que sus sectarios gobernantes, y que les pondremos en su lugar en marzo. Pero para ello hay que intentar que todos nos demos cuenta de que a pasos agigantados y con el argumento de ampliar los derechos están coartando nuestras libertades y violando nuestros auténticos derechos e incluso impidiéndonos cumplir con nuestros deberes (por ejemplo el de padres a educar a nuestros hijos).

HO reprueba el desprecio socialista a los ciudadanos que se concentraron por la familia

La plataforma ciudadana HazteOir.org rechaza las injustas críticas de dirigentes socialistas –como José Blanco y Diego López Garrido- y de miembros del Gobierno –como Mariano Fernández Bermejo y Carme Chacón-, suavizadas en la forma, que no en el fondo, en el comunicado emitido esta mañana por la Ejecutiva del PSOE. Como indica Ignacio Arsuaga, presidente de HO, “el PSOE desprecia la libertad y el raciocinio de los ciudadanos que se expresaron el pasado domingo en Colón, mostrándoles como seguidores ciegos de la jerarquía eclesiástica o de determinadas consignas políticas, cuando son los mismos ciudadanos quienes comparten y apoyan la crítica expresada por los obispos a los ataques y olvido de la familia por parte de los políticos, y quienes exigen un cambio de rumbo y un ejercicio de responsabilidad en apoyo de la primera institución social”.

REDACCIÓN HO.- Respecto a las declaraciones del PSOE atacando la manifestación del pasado domingo en Madrid en defensa de la familia, que se pueden resumir en las declaraciones del ministro Bermejo –’Las acusaciones de estos cardenales contra leyes aprobadas en sede parlamentaria por los representantes de la ciudadanía suponen un duro ataque al sistema democrático’-, Arsuaga afirma que “el PSOE ha aprobado una ley que destruye el matrimonio en España y quita el derecho de todo niño a tener un padre y una madre, y lo ha hecho sin ningún diálogo sino pasando el rodillo por encima de todos. Jamás leyes que afectan a materias tan sensibles se han aprobado con tan poco consenso y diálogo. Es falso que haya creado nuevos derechos sino que lo que ha hecho es destruirlos, afectando a lo más básico que tenemos: la familia”.

Por la familia

A este respecto el presidente de HO añade que “no podemos olvidar las palabras del ministro de Justicia, despachándose a gusto contra la Iglesia y el más de millón de personas que acudieron a la plaza de Colón a manifestar su desacuerdo con  el olvido y desprecio político por la familia. Bermejo, que siendo fiscal advirtió que ‘soy de izquierdas y como tal actúo’, negaba este lunes a la Iglesia ‘el derecho a criticar las leyes del Gobierno’ por el hecho de haber sido aprobadas en el Parlamento”.

Sectarismo gubernamental

“En este sentido –continúa el presidente de HO-, cobra más fuerza la denuncia expresada en la concentración del domingo por el cardenal arzobispo de Valencia, monseñor García-Gasco, al referirse a los excesos del poder político ‘que contribuyen a la disolución de la democracia’. Y es que no es sólo un derecho, sino un deber de la jerarquía, dada su misión pastoral, el pronunciarse sobre temas de moral y de costumbres, y así lo esperan los fieles, que son conscientes también del ataque a los valores humanos y sociales fundamentales”.

“Las declaraciones del ministro Bermejo dando carnés de demócratas a los filiosocialistas según su peculiar versión y quitándoselos a los que discrepan con él, demuestran el grado de sectarismo al que ha llegado este Gobierno. En todo caso, el PSOE, por boca de Blanco y Bermejo, reconoce sus dejes antidemocráticos, al negarle a la Iglesia la posibilidad de manifestarse a favor de la familia y el matrimonio”, concluye Arsuaga.

El PSOE arremete contra la multitud que exigió responsabilidad política para con la familia

Siguiendo con las incesantes e hirientes críticas de dirigentes socialistas y miembros del Gobierno de estos últimos días, el PSOE ha emitido un comunicado en el que arremete contra la concentración del pasado día 30 en la Plaza de Colón por la familia cristiana. Despreciando la libertad y la racionalidad del más de millón de ciudadanos que secundaron la gran fiesta de la familia, desprecia a los ciudadanos atribuyéndoles una obediencia irracional a la jerarquía católica o a consignas políticas de la oposición, como si no fuéramos conscientes de los graves ataques a la familia que suponen políticas como la del divorció exprés, la equiparación de las uniones homosexuales al matrimonio, el permisivismo abortista o las mínimas ayudas al pilar básico de la sociedad.

REDACCIÓN HO, COPE.- El PSOE ha criticado duramente este mediodía a través de un comunicado a la Iglesia y a las familias cristianas que se manifestaron el pasado domingo en la Plaza de Colón. Los socialistas recuerdan las medidas de apoyo a la familia aprobadas en esta legislatura –calificadas  no pocas veces de irrisorias o puramente electoralistas por muy diversos colectivos sociales y que no dejan de situar a España en la cola de Europa- y aseguran que la fe no se legisla.

El comunicado, muy medido en sus formas, deja ver clara su dureza en el fondo. Entre otras cosas acusa a la Iglesia de apartarse de los fundamentos de la democracia. Expresando su respeto al derecho de los ciudadanos a reunirse, a profesar una religión o a celebrar actos litúrgicos, recuerda no obstante que ninguna confesión tiene carácter estatal y que la fe no se legisla.

Establece también el comunicado que la Constitución establece que no debe haber discriminación alguna por cuestiones religiosas, pero tampoco por cuestión de sexo, y recuerdan que en los últimos cuatro años el Gobierno socialista ha aprobado leyes a favor de la familia.  Se asegura también que la legitimidad de los valores y de las reglas de la convivencia emanan sólo y exclusivamente de los principios y procedimientos constitucionales. Un comunicado que se produce tras la vehemencia demostrada por diversos dirigentes del partido, como José Blanco, acusando directamente a los cardenales de mentirosos y de apoyar al sector más reaccionario del PP.

Los obispos no responderán

Nada más conocerse el comunicado, la Conferencia Episcopal Española anunciaba que no responderá a su contenido. Los obispos no quieren entrar en esta dialéctica. Consideran que la nota de la Ejecutiva del PSOE forma parte del debate político. A su juicio se trata de juicios que afectan a la libertad religiosa, que por ende merece respeto y que nada tiene que ver con este debate. La jerarquía eclesiástica pretende mantenerse al margen y no entrar en asuntos políticos.

Zapatero entra en el debate

Desde Huelva, el presidente del Gobierno ha entrado en el debate. Afirmaba Zapatero que respeta todo tipo de creencias religiosas: “todo el mundo tiene su sitio, todo el mundo tiene derecho a tener derechos, piense como piense, profese una religión o no-. Esta es la España que queremos, ala que quiere la inmensa mayoría de los españoles”. Palabras que contrastan con lo manifestado por miembros de su Gobierno, como el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, negando a la Iglesia el derecho a criticar las leyes del Gobierno, o la de José Blanco, exigiendo a los obispos que se disculpen por ello.

Matrimonio Sí

Tras la histórica manifestación del 18 de junio y después de la gran celebración de la familia en la que estuvo presente HO, llega el momento de reivindicar el matrimonio.

Gran éxito de la Celebración por la familia cristiana

Los fieles respondieron de forma multitudinaria a la convocatoria en defensa de los valores familiares – El Papa animó a los congregados a «dar testimonio ante el mundo del amor humano»

El cardenal Rouco denunció que «nuestro ordenamiento jurídico ha dado marcha atrás en los Derechos Humanos».

José R. Navarro Pareja. La Razón

MADRID- «Saludo a los participantes en el Encuentro de las Familias que se está llevando a cabo en este domingo en Madrid». Era el momento culminante de la jornada. Las palabras que Benedicto XVI pronunciaba en español desde el Vaticano era recibidas por un atronador aplauso. Cinco años después de la última visita de Juan Pablo II a España, un Papa volvía a la plaza de Colón de Madrid, aunque esta vez a través de las siete grandes pantallas de televisión instaladas en la zona. Daba igual. Los dos millones de fieles que llenaban la plaza y todas las calles adyacentes lo recibieron igual que si hubiera llegado en «papamóvil», en un gesto evidente de la universalidad de la Iglesia católica.

El Pontífice no defraudó. Con su sencillez y pedagogía habituales animó a los fieles a dar «testimonio ante el mundo de la belleza del amor humano, del matrimonio y la familia». Y recordó la que ha sido la hoja de ruta para la preparación de este encuentro, la claves que se han recordado hasta la saciedad para dejar claro cuál es el modelo de familia cristiana que se estaba defendiendo: «Fundada en la unión indisoluble entre un hombre y una mujer», un espacio en cuyo ámbito «la vida humana es acogida y protegida, desde su inicio hasta su fin natural», lo que conlleva como consecuencia que «los padres tienen el derecho y la obligación fundamental de educar a sus hijos en la fe y en los valores que dignifican la existencia humana».

Fiel a su forma de plantear las cuestiones, de manera positiva, dejó clara la inexistencia del llamado «matrimonio homosexual», condenó aborto y eutanasia, y defendió que los padres puedan elegir la educación moral que quieren para sus hijos, sin que ésta pueda ser impuesta por el Estado.

A las seis de la mañana

Pero horas antes de este momento, los más madrugadores ya habían llegado a la plaza de Colón a las seis de la mañana, pero el grueso de fieles se empezó a hacer presente a partir de las nueve. Quedaban dos horas para que comenzara el acto y una más para poder escuchar en directo las palabras que el Papa les iba a dirigir desde el Vaticano, pero no parecía importarles. De los cinco grados que marcaban entonces los termómetros se protegían con ropas de abrigo, y el tedio se aliviaba con la conversación con el vecino y algún improvisado canto.

A las diez de la mañana la animación ya corría a cargo de los organizadores. A través de la megafonía, tres presentadores –dos jóvenes y una niña– asumían la difícil tarea de teloneros y alternaban las bromas con cantos infantiles alusivos a la familia, cuando no dejaban paso a una selección de música instrumental.

Había que esperar hasta las once de la mañana para que comenzara la celebración propiamente dicha. «Bienvenido a tu casa» cantaban los sevillanos de «Siempre así», mientras los presentadores del acto –Alejandra Alloza, de TVE internacional, y Javier Nieves, de Cadena 100– llegaban al escenario. Era ya el momento de que todos centraran su mirada al estrado, porque desde allí se iban a alternar los testimonios de familias y los mensajes de los cardenales y el presidente de la Conferencia Episcopal. El momento más emotivo de esta parte del acto fue cuando la familia Blasco explicó que había perdido a uno de sus hijos –con doce años– en el atentado del IRA en Omagh (Irlanda). «Está con nosotros desde el cielo», proclamaron, en un claro mensaje que conmovió a los presentes.

Presencia cardenalicia

Los cinco cardenales electores residentes en España quisieron hacerse presentes en el acto de una u otra forma. El de Sevilla, Carlos Amigo, ya había excusado desde hace días su presencia en el acto, al coincidir con el cierre de un año jubilar en su diócesis, pero envió un mensaje escrito. Más sorprendente fue la ausencia del cardenal de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, que por prescripción médica no pudo estar en la plaza de Colón. A pesar de ello, pudo enviar un mensaje.

Antonio Cañizares, cardenal arzobispo de Toledo, y Agustín García-Gasco, cardenal arzobispo de Valencia, sí pudieron acompañar al cardenal Rouco en el estrado, en un lugar habilitado entre el crucifijo y la imagen de la Virgen de la Almudena. Junto a ellos, se encontraban otros treinta y ocho obispos españoles. Su presencia fue agradecida por los dos millones de fieles, así como los mensajes que allí leyeron los cardenales. Desde el público se destacaba la contundencia de García–Gasco al poner en evidencia el «fraude y el engaño» de la «cultura del laicismo radical», y la denuncia firme de Cañizares de como la familia, «a pesar de ser la institución social más valorada», está siendo «sacudida en sus cimientos, incluso con legislaciones injustas e inicuas». Un anticipo del mensaje que luego pronunciaría el Papa Benedicto XVI.

La segunda parte de la celebración tuvo un marcado carácter litúrgico. Tras el mensaje de Benedicto XVI desde el Vaticano, una solemne procesión de la imagen de la Virgen de la Almudena, daba inicio a la celebración de la Palabra.

En ella, destacó la homilía del cardenal arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, quien mostró su tristeza, en nombre de todos los presentes, al «constatar que nuestro ordenamiento jurídico ha dado marcha atrás respecto a lo que la Declaración Universal de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas reconocía y establecía hace ya casi sesenta años, a saber: que la familia es el núcleo natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a ser protegida por la sociedad y el Estado».