Eutanasia: el próximo recorte presupuestario

A la vista de que la situación de crisis económica en España no amaina, debido a que las escasas medidas adoptadas por el gobierno socialista a duras penas han conseguido reducir el déficit público hasta el ¡6% del PIB!, es inevitable que se realicen a corto plazo más recortes drásticos del gasto público. España ya no puede seguir soportando los dispendios de una casta política que gasta mucho más de lo que los contribuyentes pueden financiar, y a nuestros acreedores exteriores se les ha acabado la paciencia hace rato.

Hay varias formas posibles de recortar drásticamente los gastos del Estado. Una de ellas sería suprimir todos los gastos antisociales que sólo sirven para mantener a las castas políticas: subvenciones a sindicatos, partidos políticos, dictadores y ONGs progres, televisiones públicas, coches oficiales, enchufados en empresas públicas, etc. Recortando este gasto España volvería a tener una situación financiera más que saneada.

Pero está claro que los socialistas no van a recortar sus privilegios ni los de sus amigos. Ni los socialistas radicales del PSOE, ni los socialistas soviéticos de IU, ni los socialdemócratas del PProgre. Pero como la banca internacional y la canciller Merkel les siguen exigiendo recortes, los socialistas ya han encontrado donde hacerlos: recortando en la partida de gasto más importante de los Presupuestos: la Sanidad.

La fómula para implantar el recorte presupuestario será la nueva ley de eutanasia obligatoria. Si el proyecto del gobierno se aprueba, los médicos no podrán negarse a matar a los enfermos. Y, como ya hemos visto en esta bitácora el único motivo por el que los progresistas quieren aprobar la eutanasia es reducir el gasto público. Todo su discurso sobre la “libertad de elección” es falso e incoherente, y busca únicamente engañar y confundir a las personas de buena fe.

Tengamos en cuenta que, por término medio,  una persona ocasiona la mitad del gasto sanitario de toda su vida en su último año en la Tierra. Igualmente, que la esperanza de vida de los españoles ronda los 82 años, y la edad media de jubilación los 62. Esto es, que cada español que cobra pensión lo hace durante unos 20 años.

Un sencillo cálculo nos hace ver que si se aplica la eutanasia a todos los ancianos y enfermos cuya esperanza de vida es menor o igual a un año, se reduciría el gasto sanitario a la mitad y el gasto en pensiones en un 5%. Una cifra más que suficiente para alcanzar los recortes de gasto público necesarios sin necesidad de tocar los privilegios de las castas parasitarias progresistas.

PS: antes de que a ningún gracioso se le ocurra hacer comentarios lacrimógenos del estilo de “si tú supieras lo que es tener un familiar…” o insultantes del estilo de “si a los católicos os gusta sufrir allá vosotros…” os informaré de que mi padre padece un cáncer incurable por medios médicos y nos estamos ocupando (y por ahora, consiguiendo) de que viva en paz sus últimos meses. Consideraré cualquier comentario de esos una ofensa personal y ruego al que lo perpetre que indique en él el lugar y la hora donde podremos vernos las caras. A espada.

_______________

Ceterum censeo infanticidii leges omnes esse delendas.

Y además, pienso que todas las leyes del aborto deben ser suprimidas.

2 Respuestas a “Eutanasia: el próximo recorte presupuestario”


  1. 1 MR (Monárquico y Republicano)

    Éstos, algún día decidirán que cualesquiera de nuestras vidas son tan miserables que no merecen ser vividas, y nos quitarán de enmedio… Pues no hay que tener cuidado, ni nada. A ver si voy a ir al hospital con las tripas fuera, y encima a decir que no me ha pasado nada porque, si no, igual te dan el pasaporte… Nadie se engañe, que muchas veces no se está en condiciones de contestar y, al final, deciden ellos por tí.
    En cuanto a ud., D. Minaya, lo que pueda decirle no sirve de mucho… Pero quiero, si me lo permite, darle ánimos a ud. y a su padre, y que sufra la familia lo menos posible, que todos hemos tenido casos similares: un padre, una madre… Valor, amigos, reciban un afectuoso saludo.

  2. 2 minaya

    Muchas gracias, MR. Sus ánimos nos sirven, y de mucho. Y si además nos aporta alguna oración, pues aún más.

    Lo de mi padre es inevitable que suceda. Gracias a Dios y a la medicina está ocurriendo con pocos dolores, y mi padre lo está sobrellevando con buen ánimo y serenidad.

    Todos los médicos de cuidados paliativos coinciden en lo mismo: los enfermos terminales no quieren que los maten, quieren dejar de sufrir. Una vez que sus sufrimientos físicos y morales son atendidos por la medicina y el cariño de sus familiares y cuidadores, suelen acoger con serenidad lo inevitable. Eso es una muerte digna, y no que te liquiden para ahorrar dinero como si fueses un caballo de carreras que se ha roto una pata.

Añade un Comentario