El aborto, ¿un derecho o un delito?, por Pedro Bengoechea Garín

 

Pedro Bengoechea Garín es catedrático de E.U. y Profesor de Psicología Evolutiva y de la Educación en la Universidad de Oviedo y miembro de este Secretariado Diocesano de Defensa de la Vida Humana de Oviedo

 

Legislación asimétrica y contradictoria

 

El aborto no puede ser a la vez un derecho y un delito. Resulta incomprensible que un mismo acto pueda constituirse en lo más protegible y lo más reprochable. Atentaría contra las reglas más elementales de la lógica. Y como afirma el profesor Julio Banacloche, el Derecho es una ordenación racional y no parece muy lógico que acabar con la vida de un embrión o feto sea delito si la madre quiere tener ese hijo, y no lo sea si decide no hacerlo; o que no lo sea acabar con una vida humana en la semana catorce y sí en la quince. Por tal motivo, creo que no sería mucho pedir al legislador que acepte las reglas de la lógica en la regulación sobre el aborto, porque con eso bastaría para no cometer una grave injusticia. Lo digo esto, porque el proceso seguido en la Subcomisión de la reforma de la ley del aborto del Congreso de los diputados, según declaraciones de algunos de sus miembros, aparte del sesgo que ya se arrastraba con los comités de expertos y representantes a declarar, se ha mostrado notoriamente opaco a la opinión pública y tremendamente restrictivo a escuchar argumentos contrarios al aborto. Sin apenas tiempo, un trabajo que debía durar varios meses, se ha agilizado de forma exagerada, teniendo que acabar cada sesión con la acumulación de varias intervenciones de expertos, difíciles de digerir para los miembros de la subcomisión.

 

Ampliación escandalosa del aborto

 

Esta es la propuesta del Ministerio de Igualdad, reducto del feminismo radical, al Consejo de Ministros: aborto libre para las 14 primeras semanas de gestación y de 22 semanas para los casos de malformación del feto y peligro de salud para la madre, en los que ni la adolescente de 16 años tendrá que justificar nada a nadie por qué lo hace. En la misma ley de plazos el valor jurídico que en la misma se da a la vida humana del embrión o feto es nulo, siendo contrario a la sentencia del Tribunal Constitucional (53/1985 de 11 de abril) que encuentra fundamento constitucional en el artículo 15 de la Constitución española. Si a pesar de todo, sale adelante la proyectada ley en los términos en que ha sido explicada, me pregunto ¿cómo semejante perversión moral podrá resistir a las  imputaciones que se le podrán hacer desde la recta razón, la ley natural, la dignidad de la persona o el bien común? ¿Está legitimado el legislador para promulgar este tipo de leyes, o los políticos y parlamentarios para decretar y permitir lo que constituye una verdadera injusticia?

 

Una respuesta contundente de la ciudadanía

 

Ni yo, desde luego, ni la mayoría de los españoles, nos sentimos ni queremos estar representados por aquellos partidos políticos y parlamentarios que se muestran favorables a tales iniciativas legislativas. La situación de mucho aborto que ya padecemos tratan de remediar con más aborto. No vale decir que el aborto es libre en Europa y nos igualamos a nuestro entorno europeo. En dos de cada tres países (16 países-60%) de la Unión Europea para abortar, o se necesita siempre algún tipo de causa, supuesto despenalizador, o es ilegal. Además, Europa tiene mayoritariamente legislaciones en las que es necesario un período de reflexión, con certificado, consulta médica y reconocimiento explícito del derecho a la objeción de conciencia. Sólo nos resta añadir a este cúmulo de despropósitos  que el aborto no sólo se ha convertido en la principal causa de mortalidad, sino también resulta la principal causa de violencia contra la mujer, un drama de enorme magnitud. Ésta desde luego no es la mejor forma de evitar el drama del aborto. Son otros los caminos que hay que recorrer ante tanto abandono, descontrol, y negocio, que se produce en torno al crimen nefando del  ser más inocente e indefenso, las gravísimas secuelas de la propia mujer que aborta, y la degradación moral de una sociedad que tolera tales atrocidades. Es hora de despertarnos, movilizarnos, protestar, y retirar nuestra confianza en las urnas a los que nos quieren abiertamente privarnos de uno de los valores y derechos más fundamentales de la persona, y a todos aquellos que no defienden con suficiente claridad y contundencia el valor inconmensurable de la vida de la persona.

 

 

16 Respuestas a “El aborto, ¿un derecho o un delito?, por Pedro Bengoechea Garín”


  1. 1 Luisa

    Ni derecho ni delito. Simplemente una situación angustiosa y que no debería generalizarse como se hace con esta ley. ¿Aborto? Si pero sólo en determinados casos muy puntuales, que afecten a la vida de la madre o al desarrollo fetal y posterior bebé al nacer. Nunca un metodo anticonceptivo.

  2. 2 Democrata(Rael)

    El aborto, ¿un derecho o un delito? <— me pordria aclarar para quien: para quien lo practica o para quien requiere sus servicios.

  3. 3 Sidgwick

    He seguido el hilo de su argumentación y me parece razonable si aceptamos sus premisas. Ahora bien, hay algo que no entiendo, ¿cuál es el vínculo entre que se permita a una mujer abortar y que su pareja le pegue más?

  4. 4 rastri

    -A todas las luces; fueren estas la que iluminan la Filosofía y la la Teología espacial; o fueren las que que permiten adentrase en la la Física y la Metafísica temporal:
    -EL ABORTO ES SIMEPRE UN DELITO.
    Y todo aquel, quien de una forma, u otra, propugna su validez muestra la aberrante circunstancia de su ignorancia.

    -La razón es muy simple: Pues, independientemente que toda vida, incipiente o definida, desde su principio hasta su fin, tiene un inherente derecho natural a ser respetada:
    Diremos de lo escrito y cómo: SIENDO QUÉ Y CÓMO EL COEFICIENTE GENÉTICO DEL SUJETO ENGENDRADO SEA DE TAL -PATRIMONIAL- DERECHO PRIVADO. QUE ANTES DE QUE ÉSTE SE DEFINA COMO TAL: NADIE PUEDE SABER SI EL SUJETO EN CUESTIÓN SEA BUENO O MALO; NECESARIO O INCESARIO PARA LA CONTINUIDAD DE LA ESPECIE HUMANA. SEA QUE: ANTE LA DUDA, EL VEREDICTO DE LA LEY, SIEMPRE, BENEFICIE AL ACUSADO NASCITURUS. PUES: NADIE ES CULPABLE HASTA QUE NO SE DEMUESTRE LO CONTRARIO.
    -A este efecto nos remitimos allí donde quedó escrito:
    -”Acercándose los criados al amo, le dijeron: Señor, ¿no has sembrado semilla buena en tu campo? ¿Dónde viene, pues, que haya cizaña? Y les contestó: eso es obra de un enemigo. Dijéronle: ¿Quieres que vayamos y la arranquemos? Y les dijo: “No, no sea que, al querer arrancar la cizaña arranquéis con ella el trigo. Dejad que ambos crezcan hasta la siega; y al tiempo de la siega diré a los segadores: Tomad primero la cizaña y atadla en haces para quemarla, y el trigo recogedlo y encerrarlo en el granero” (Mt.13,27-30)
    Y cabe preguntarse para muchos: ¿Quien puede asegurar que Moisés, -el estadista bíblico donde los haya- no fue fruto de una violación? Y sí, o si no. ¿Porqué su madre lo abandonó a su suerte en el río aquel? Y
    ¿Cuántos y tantos individuos, legales para la humanidad, no habrán sido fruto del aparente pecado de la lujuria según la Iglesia; O de la violenta imposición según la Sociedad?
    ¿Quién, qué mujer -en su código genético- se conoce a sí misma de tal forma que pueda decir, sin equivocarse? -La semilla que este salvaje violentamente ha depositado en mi vientre es semilla maldita y por lo tanto, en defensa de mis intereses sociales: la aborto.
    -¿A caso no es la continuidad de la legítima herencia genética la columna vertebral de la evolución universal? ¿Y quién, sin equivocarse sabe, quien debe ser el padre y la madre del nasciturus, otro que Dios?

  5. 5 Cecilia Ortúzar Silva

    El Aborto es un delito aunque la persona haya sido violada no tiene derecho a quitarle la vida al niño. El único que da Vida es Dios. NO NOS OLVIDEMOS DE ESTO. Lo otro hay que respetar los mandamientos de la Lley de Dios y uno de ellos es: “NO MATAR”. Tenemos que respetar la vida siempre si queremos ir donde Dios el día que nos llame. Dios es Amor y todo lo creado por Él es Vida y Amor.
    Totalmente contraria al Aborto venga de donde venga no hay disculpas para hacerlo.

  6. 6 fetotierno

    En efecto, la persona fetal sí está progetida en España y en todo el mundo. Su protección nunca podrá salir de los Códigos penales.

    La única excepción se hace cuando en la autoría intelectual del crimen interviene la madre de la criatura, y eso es algo en lo que están de acuerdo tanto la Izquierda laica como la Derecha católica: en que una madre que mate a su hijo fetal no debe ir a prisión.

    Esto es porque el feminismo tiene mucha fuerza a nivel internacional. En realidad, no tendría por qué no castigarse con toda severidad a una feticida y filicida.

  7. 7 Museros

    Fetotierno:

    Coincido plenamente contigo en que una madre que mata a su hijo no debe estar exenta ni de responsabilidad ni de castigo penal (siendo como es el crimen más grave que puede cometer un ser humano).

    Discrepo de tí en lo que dices de que la “Derecha Católica” crea que una madre que mata a su hijo no nacido no debe ir a prisión. Es cierto que los representantes (llamémoslos así) de la “Derecha Católica” que más frecuentan los medios de comunicación tienen mucho miedo a decir que una mujer que aborta debería ir a la cárcel, por miedo a la crítica.

    Pero no todos los que forman parte de lo que tú llamas “derecha católica” piensan así. Comprendo que el miedo a la policía del pensamiento hace que muchos afirmen un contrasentido como es decir que el aborto es un asesinato (cierto) y luego decir que la asesina no debe ir a la cárcel (si lo uno es cierto, lo otro es indefendible). Pero otros lo tienen lo suficientemente claro como para defender lo coherente y lo correcto: Una madre que mata a su hijo debe ir a la cárcel. Y la consanguinidad no es un eximente, sino un agravante del crimen.

    Al autor del blog: Me gusta el artículo. El título no. ¿Va en serio esa pregunta que da nombre al artículo? Propongo un paralelismo bárbaro fácilmente comprensible: “Holocausto judío: ¿Solución o genocidio?” (¿se imaginan?).

    Luisa: El aborto, en España, es un delito (un delito impune, pero delito al fin y al cabo). No es un derecho, ni nunca lo será (una madre no tiene derecho a matar a su hijo; otra cosa es que, algunos llamen erróneamente “derecho” a que el estado te permita hacer una cosa) aunque una ley así lo afirme (igual que una ley que afirme que los burros vuelan no hará que los burros vuelen). Lo que sí que es y siempre será es un crimen. El peor de todos.

    Y vivir en un país donde el peor crimen de todos queda sistemáticamente impune (aunque tenga la etiqueta de “delito”) demuestra en qué país vivimos. Y que algunos quieran llamen, y quieran etiquetar como “derecho” al peor crimen de todos demuestra en qué país quieren hacernos vivir.

  8. 8 Museros

    “Demócrata” (entre comillas):

    Te contesto lo mismo de siempre:

    ¿El asesinato es un delito por parte del que lo comete o del que lo contrata?

    ¿Ves qué fácil?

  9. 9 Pedro Bengoechea

    A Museros: por el título no se afirma ni se niega nada. Sólo se plantea, a modo sugerente, una contradicción jurídica y conceptual, que debe resolverse en favor de las razones incuestionables,que en este caso se dan, desde la ciencia y la fe. Hacia ello apunta, con mayor o menor fortuna, el autor del blog sin buscar ulteriores barbarismos. Un saludo.

  10. 10 Luna

    El día en que el aborto deje de ser un delito, toda la Ley será delictiva.

  11. 11 ita

    que estupides seria abortar seria matar a una persona lla biba la persona que lo aga no tiene consiencia

  12. 12 anahy t.s.

    siento yo que es un delito,ya que le estas quitando la vida a un ser vivo.

  13. 13 estrella m. ch.

    es una tonteria y la que lo hace es una estupida y……..

  14. 14 Conchita Alemany

    Felicidades por defender la vida de los que no se pueden defender y animo

  15. 15 Alicia

    Considero el aborto un delito. Quisiera encontrar la manera de poder acabar con estos crímenes.Hoy me he enterado de que el partido popular no ha recortado el presupuesto que tiene destinado a los lugares donde se aborta. Mi propuesta es no volver a votar a un partido que es un fraude para los votantes catolicos como yo y buscar o crear un partido como Dios manda.

  16. 16 Alba

    No doy crédito a lo que están leyendo ahora mismo mis ojos.
    ¿En serio es un delito abortar las primeras semanas de gestación cuando no hay feto, cuando solo existen dos células que se están formando?
    ¿De verdad una mujer debe correr riesgos por algo así, algo que no tiene corazón, ni cerebro?
    Matan cada día todos ustedes seres vivos más grandes que lo que puede matar el aborto en los primeros días de gestación.
    Yo estoy en contra del aborto cuando el bebé ya está formado, pero antes no tiene razón de ser que ustedes defiendan esto.
    Tampoco defiendo el aborto como método anticonceptivo, pero si defiendo el derecho y la libertad de la mujer a poder elegir en su cuerpo, a que si la violan que no tenga que vivir con una angustia tan terrible el resto de su vida.
    Y los “católicos” que defienden que todo ser humano está hecho a imagen y semejancia de Dios. ¿De verdad? Cómo pueden ser tan hipócritas. ¿Recuerdan el verdadero mensaje de Jesús?
    Parece increíble que en pleno siglo XXI se cuentionen cosas así, y otras como la fecundación in vitro, etc.
    ¿Por qué no prueban a abrir su mente? ¿Por qué no buscan la empatía y el término medio?

  1. 1 PostAborto Asturias » El aborto, ¿un derecho o un delito?, por Pedro Bengoechea Garín
    Dirección Pingback a 24 mar 2009 @ 14:39 pm
Actualmente los comentarios están cerrados.