Editoriales en pie de guerra, por Alberto Navarro

Alberto Navarro Vives es vicepresidente de la Asociación para la Defensa de los Valores Católicos en la Enseñanza (ADVCE).

Tras el anuncio del Ministro de Educación, José Ignacio Wert, acerca de la supresión de la asignatura Educación para la Ciudadanía, las respuestas no se han hecho esperar y algunas editoriales están estudiando demandar al gobierno por el enorme gasto que conllevaría restituir los manuales ya editados para el curso que viene por otros que se adaptasen a la nueva Educación Cívica y Constitucional.

ANELE (Asociación Nacional de Editores de libros y material de enseñanza), patronal que engloba a casi la totalidad del sector dedicado a los libros de texto, aduce a los 35 millones que supondría el coste de los nuevos manuales, y sostiene que el gobierno ha tomado una medida precipitada sin antes consensuarlo con los editores.

No obstante, y sin que ello suponga aprobar la nueva asignatura liberal del ministro Wert, consideramos oportuno realizar una serie de aclaraciones.

Antaño cuando fue introducida EpC ninguna editorial criticó al gobierno socialista por modificar los manuales de Ética, u otra asignatura similar, por la nueva EpC, ¿acaso no hubo gastos económicos o es que existía una profunda sintonía ideológica de las editoriales para con el temario adoctrinador? Respecto a los gastos que corresponden al cambio de la asignatura, serán compensados por las posteriores ventas de los nuevos manuales. Y si el Gobierno de Zapatero no hubiese aprobado una materia tan controvertida, hoy no estaríamos sumergidos en esta cuestión.

Mas lo que verdaderamente ha supuesto un daño casi irreparable ha sido el adoctrinamiento llevado a cabo por determinados manuales de EpC con las jóvenes generaciones, presentándoles la verdad como mentira, lo malo como bueno y la opinión progresista como dogma irrefutable de esta nueva sociedad. Aunque la Educación Cívica y Constitucional no será otra cosa que un sucedáneo de EpC.

Por todo ello consideramos que la pretendida acusación de ANELE contra el Ministerio de Educación carece de fundamento, utilizando además la doble vara de medir según la conveniencia de sus intereses ideológicos, puesto que lo que está en juego no son las pérdidas económicas, que serán las que sean, sino una juventud sana.

2 Respuestas a “Editoriales en pie de guerra, por Alberto Navarro”


  1. 1 madrideducaenlibertad

    Lo que SI tendrían que negociar las Editoriales con los PADRES es una rebaja de los precios de los libros de texto, fijar unos años en los que NO haya cambios en los libros y llegar a un consenso entre padres y colegios para que la adquisición de libros NO sea solo comprarlos (tb reutilización, bancos de libros, préstamos,…).

  2. 2 ARC

    La cosa es tratar de crear problemas y descontento. Sin embargo,la doble forma de actuar ante un mismo tema, según el color del gobierno que la proponga, es cada vez más evidente para muchos ciudadanos, lo que poco a poco va restando credibilidad a algunos.

Actualmente los comentarios están cerrados.