¡Qué grande es Ramón Jáuregui!

¡Pero qué grande es Ramón Jáuregui! Hasta quiere ayudar al Papa en la elaboración de sus discursos durante su visita a Madrid en agosto para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Para ello le  ha recordado a Benedicto XVI que España es un estado aconfesional y que leyes, como la del Aborto, Muerte Digna, Igualdad de Trato, las hace el Parlamento, no la Iglesia Católica y ha añadido “la Iglesia puede dar su opinión, pero quien decide es la soberanía popular”. Y yo me atrevo a decir a este político católico: tranquilo Ramón, que ni el Papa ni ningún Obispo van a ir al Parlamento, y menos en agosto cuando están cerradas sus puertas. Por tanto, siguiendo tu teoría deja al Papa que dé su opinión. Además, la censura falleció ya, en tiempos en los que muchos usaban el nombre de católicos para su provecho personal. ¿O todavía continúa?

2 Respuestas a “¡Qué grande es Ramón Jáuregui!”


  1. 1 Antonio José

    Cualquier parecido entre estos “socialistas católicos”y un católico de verdad es pura coincidencia. Le pediría al Sr. Jauregui (y de paso a su colega y supuesto católico D. José Bono) que se preocupe un poco más de irse buscando algún puesto donde refugiarse de la debacle que se les avecina, y un poco menos de atentar congtra esa liberttad de expresión de la que tanto blasonan cuando les conviene.

  2. 2 Luna

    Aprovecho para recordar que la Conferencia Episcopal Española denegó a Francisco Franco la oferta de constituír censura en su Gobierno, cuando éste se lo ofreció.
    ¿Álguien cree que fue la llamada sobaranía popular quien decidió las leyes del aborto, de la eutanasia o de igualdad de género? Espero que no estemos los españoles tan mal informados como Jáuregui.
    Una cosa quede clara: Ni la Absolución ni el Cuerpo de Cristo nos lo va a dar la soberanía popular.
    La JMJ es un acontecimiento mundial, ya sé que de ahí a “interplanetario” hay una cierta distancia, pero el Papa hablará para los jóvenes de todo el mundo, tanto los españoles, como los que aún son felices. No es de esperar que centre su visita en la política de por aquí.
    Que recuerde Jáuregui que ellos harán ahora leyes, pero la patada en el culo la damos nosotros con las urnas.

Añade un Comentario