La brutalidad como argumento progresista

Aún estoy atónita ante la noticia: unos voluntarios DAV que recogían pacíficamente firmas en una mesita en la calle, brutalmente agredidos por unos descerebrados que sin duda se autoconsideran el no va más del progresismo frente a la “caverna fundamentalista”.

En estos últimos meses, desde que saltaron a la luz pública las atrocidades cometidas en las clínicas del Dr. Morín, se ha reabierto con toda su crudeza un debate que el Gobierno consideraba cerrado y superado. Y lo cierto es que lo estaba, porque en 1986 no se produjo como tal. Hace 25 años, la Medicina no podía poner sobre la mesa, por ejemplo, las ecografías tridimensionales de que disponemos ahora y que son de lo más elocuente, y es indudable que el horror de las fotografías y los vídeos de abortos que el público ha podido ver han contribuido lo suyo a hacer entender a esta sociedad de la imagen y las pocas lecturas que el aborto es matar a un niño indefenso, y que en este debate se estaba ventilando algo muy serio.

Si a esto sumamos los avances de la Genética, la Biología y la Embriología en las últimas décadas, nos encontramos con una serie de evidencias científicas actuales sobre la vida humana, excelentemente resumidas por la Declaración de Madrid y firmada por la élite de la investigación biomédica en España.

Pero admitir los puntos reseñados en la Declaración de Madrid exige observar sin prejuicios los datos empíricos, y emplear la razón para que hable e imponga su veredicto imparcial sobre los hechos objeto de análisis. ¿Saben algo de esto los salvajes de Ferrol? Cuando desde el dato empírico se da el salto a lo no consecuente con dicho dato empírico, o cuando hacemos caso omiso al principio de no contradicción, estamos ante ideología y no ante razón. A lo que parece, progresismo y razón no parecen compatibles. La razón, a la razón habla. “Proceso de argumentación sensible a la verdad”, dijo Ratzinger hablando con Habermas, cuando éste formulaba la urgente necesidad de nuestras sociedades de encontrar una forma razonable de resolver las divergencias políticas. La violencia sólo es lenguaje de la sinrazón. Y, por tanto, de la debilidad.

Pero con todo, más culpable que los culpables materiales de Ferrol es la irresponsable Aído, que ante la formidable respuesta social a su proyecto de aborto libre total, intenta ajustar el partido en términos de progreso-fundamentalismo, pecado-delito. Esta forma tan pueril -si no nos jugáramos algo tan serio- de plantear un debate tan serio refleja, más que un empobrecimiento, un total endurecimiento de la razón, una patología ideológica y un sectarismo que, a la vista de actos como éste, sólo producen espanto.

Al discurso del progresismo vacío de argumentos y mera coartada ideológica para la emancipación de todo vínculo y tradición, habría que recordarles lo que advierte Ikonnikov en Vida y Destino: “cuando se sostiene el discurso del progreso, los niños y los viejos perecen, la sangre corre a raudales”. Especialmente, la sangre de los niños no nacidos que creían estar seguros en el vientre de sus madres. Desde lo de Ferrol, también añadimos la de aquellos que pacíficamente quieren defenderles empleando la razón.

9 Respuestas a “La brutalidad como argumento progresista”


  1. 1 Víctor Gago

    Querida Victoria: indignado, harto, asqueado, deprimido, envilecido y humillado por la paliza y por el silencio del Gobierno abortista, su principal beneficiario. Empieza a ser costumbre con los que discrepan del poder con el único auxilio de la razón. Da miedo y vergüenza vivir aquí.

  2. 2 Javier

    No me parece tan extraño de alguien que apoye el asesinato de un neonato. Son gente despreciable

  3. 3 Fernando

    En realidad la brutalidad es el argumento troglodita y cavernario que hace retroceder la civilización.
    El progreso, palabra secuestrada por los “regres”, siempre acompaña la evolución a favor del hombre…
    Confunden a la gente con el lenguaje pretendiendo que se identifique el hedonismo con los avances sociales. Cuando se margina la capacidad de compartir y de donarse, que es lo que define al hombre como ser social, se vuelve al individualismo caprichoso que no tiene ningún miramiento con los débiles.
    Hay que desenmascarar y denunciar todas sus falacias…
    comenzando por las palabras y conceptos secuestrados

    Animo Victoria

  4. 4 María

    Hemos vuelto a los tiempos de la persecución del cristianismo. Por esa razón, aquellos que han sido agredidos sólo por informar a la gente de la realidad son unos auténticos héroes. “Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia”. Un saludo.

  5. 5 Alicia Romero

    Victoria:

    Lo más lamentable es que la immensa mayoría de nuestra sociedad se queda impasible ante todos los ataques de los radicales, con violencia y brutalidad. Estas actitudes intolerantes son cada vez más frecuentes en este país (mal llamado progre y tolerante), sin que las autoridades y ciertos políticos se revelen. Es lamentable pero no sólo el país vasco vive amordazado. Cada vez más españoles sufrimos la autitud nazi de las mal llamadas izquierdas que suplen con insulto y violencia su falta de argumentos y su filosofía de la muerte.

  6. 6 José Sáez

    La violencia es el recurso de los incompetentes, de los incivilizados, de los salvajes, de los descerebrados, de los totalitarios, de los fanáticos, de los inmorales, de los fundamentalistas, de los psicópatas…

    ¿Qué otra cosa puede esperarse de quienes defienden que se pueda envenenar, despedazar, despachurrar, matar a criaturas inocentes en el seno de sus madres? ¿Qué ética les va a impedir golpear a quienes piensan diferente?

    Con la venia de Victoria, os invito a todos a firmar la alerta de HO para exigir a la Ministra de Desigualdad que condene los hechos, y también a usar la opción de mandar una nota a 120 medios de comunicación que ofrece HO.

  7. 7 FRANCISCO YEPES GIMENEZ

    Me uno a los comentarios de todos, si el ser progresista lleva a imponer tus ideas o creencias por medio de la violencia, a mi que me borren, desde hoy mismo dejo de ser de esos progres. Yo siempre he creido que el mundo debe seguir abanzando en el bienestar y en la libertad para todos sin exclusion, por eso no puedo jamas y en ningun caso apoyar algo que va contra la vida humana, este en el comienzo o al final de la misma. Animo a todos los que estamos contra el aborto, la eutanasia o cualquier violencia sea la que sea.

  8. 8 vllopis

    ¿podrías comentarnos el caso?

  9. 9 Toñi

    Precisamente andaba preguntándome al leer que se destruyen la biblias de los soldados USA http://www.hazteoir.org/node/20359 , la detención de Serrano Limón http://foropelayo.blogspot.com/2009/05/encarcelan-lider-pro-vida-vhi-por-rezar.html , los más que soplamocos de Jaime en Ferrol… sic passim

Actualmente los comentarios están cerrados.