El bus nº 4

Emilia Martínez no es una voluntaria DAV: es en realidad el autobús número 4 (Pablo, esta mujer necesita un blog para ella sola). Esta es la narración del viaje que Emilia ha hecho desde Córdoba a Lugo, pasando por Avila y sembrando de rojo el camino.

Llegó el dia 2 y con él, el fin de mi estancia en Villaviciosa de Córdoba, una visita a la Virgen para despedirla y grabar las campanas repicando al Ángelus que a las 12 cada dia repicaban con alegría, quería llevarlas para oírlas a esa hora en Lugo todos los días. En el transcurso del viaje,. Con mi carpeta en mano, no perdí ninguna oportunidad para adherir una firma al manifiesto de Derecho a Vivir.

Al parar para comer fue el primer sitio parada en casa Pepe, un restaurante museo falangista, donde no faltan fotografias ni de Franco ni de Jose Antonio, el restaurante estaba lleno de gente, no se si por nostalgia o por curiosidad que es mi caso, así que mientras nos prparaban un sustanciosos bocadillos de Jamón buenísimos por cierto, me dirigí a la gente armada con mi gorra de derecho a vivir y mi chapa en la solapa, ofreciéndole a la gente, que se ahiriera con su firma, al manifiesto. Los más me firmaron, pero algunos otros se negaron, incluso en grupos unos firmaban y otros no ¡ que le vamos a Hacer!

Total, que salí con 18 firmas de allí.

Llegamos a Ávila al rededor de las 21:00 tras parar a echar gasolina y obtener la firma del gasolinero ¡faltaria más!

A la mañana siguiente, tras el desayuno, antes de salir a pasear por la ciudad, al solicitar la firma de la recepcionista, me entero que el Bus por la Vida habia estado en Avila justo el dia anterior, el mismo dia que llegamos, me dio mucha alegría, y más, cuando me dijo, que ya había firmado allí.

No obstante con mi gorra DAV, mi chapa en la solapa, y mi carpeta, mi marido con su cámara y nuestro perro, salimos dispuestos a ver algo más de la Ciudad ya que paramos allí el pasado año y vimos todo lo más importante Ávila.

Salimos de la zona amurallada y al salir del arco vi un coche quipado con megáfono y una bandera Española , y me dirigí a un señor, que estaba difundiendo campaña electoral y le pregunté de que grupo politico se trataba, me dijo que de UPD y yo le dije de mi simpatia por los grupos ProVida, le pregunte al respecto de ellos y de su grupo.

Los militantes Julio Aparicio y Filiberto Hernández y yo, entablamos una conversación que acabó pidiéndole si le importaba hacerse una fotografía conmigo para Derecho a Vivir, a lo que Filiberto se presto gustosamente después de firmar.

También me confió que tenia intención para finales de año, de crear una pequeña Fundación de ayuda a la Mujer en situación difícil, similar a una que hay en Israel.

17 firmas más vinieron de Avila, y eso que que la mayor parte de la gente ya había firmado, algunas de ellas son de turistas. Sumamos las de Villaviciosa y dan 355 firmas.

Bueno ahora ya estoy de nuevo en Lugo. Esta crónica si que es el fin de mis aventuras por la sierra Cordobesa por este año. Ahora comienzan las actividades de DAV Lugo. ¡Viva la Vida!

4 Respuestas a “El bus nº 4”


  1. 2 Emilia Martinez

    jajajaja que gracia me haceis, que más quiesiera yo que ser el autobús nº4 para ser todo eso que dices Pablo y llegar a donde no se pueden colar el nº1, el nº2 ó el nº3, jajajajaja

  2. 3 Mª Ángeles

    Pues yo estoy temblando, que lo próximo que tiene pensado: recoger sellos para llenar la Moncloa de sobres rojos!

    ¡Emilia, sigo tus andanzas como un culebrón!

    Me encanta.
    Hazte un blog! Yo lo leería cada día!

  3. 4 Emilia Martinez

    no tengo ni idea de como se hace uno de esos Mª Angeles jajajaja
    Preparate cuando venga de la peregrinación a loudes, como no podia ser menos, POR EL DERECHO A VIVIR

Actualmente los comentarios están cerrados.