Cartagena: con el bus llegó el agua

Cargaron, descargaron, pasearon, repasearon, vocearon, lo celebraron, defendieron la vida con el bus por todas partes (menos por una). !Y hasta llovió! Minucioso diario de a bordo firmado por Ana Cruces desde Cartagena.
27-mayo-2009. 10:00

¡Por fin avistamos el esperado autobús de Derecho a vivir! Con el gran corazón blanco, con la famosa “tripita” de los carteles y con frases que “gritan” las cuatro verdades, el bus llega a Cartagena.

10:15

Algunos voluntarios se animan a colaborar desde por la mañana: Joaquín, Margarita, Pedro, Araceli, ¡Isa ha atravesado la ciudad a pie para unirse a nosotros a primera hora! Nos organizamos y vamos a empezar la función, con nuestro delegado Juan Antonio a la cabeza.

10:30

Empieza a animarse la cosa y llega gente al Parque Mediterráneo, colocamos nuestra mesa para las firmas y, ¡a trabajar!: sembramos los parabrisas del parking del centro comercial con las hojas de la convocatoria de la Concentración, abordamos a la gente que pasa con nuestras carpetas, hablamos, informamos… (pero, ¡no vienen trípticos en el bus! hay que suplir con papeles de “fabricación casera”, hechos por Maika, una voluntaria, con algunos argumentos expresados con sencillez, ante los típicos tópicos a favor del aborto).

Hay quienes nos abordan a nosotros y hasta tenemos que recordar las clases de inglés del instituto porque una señora se acerca con ilusión a firmar y a llenar la hucha de calderilla, pero sin saber ni papa de español, sólo que estabamos allí para defender la vida.

11:00

¡Hay que salir para la Unión! Pero antes, vueltecita por la zona con “Viva la vida” de Coldsplay (¿¿se escribe así??) a toda pastilla. Juan Antonio, a parte de ser un delegado estupendo, manifiesta sus dotes para la cuestión del sonido y ha hecho de su coche una discoteca andante.

Al micrófono a dar voces y a animar a todos a defender la vida, con una consigna clara: ¡no existe el derecho a matar existe el derecho a vivir! y con un “guiño a navegantes”, por si no se han enterado: la vida humana comienza en el mismo instante de la concepción. ¡Qué alegría da poder gritar a los cuatro vientos la verdad!

11:25

Salimos para la Unión, ¡¡ya vamos con retraso!! ¡Nos llueve por el camino y hay que guardar el “cacho-megáfono”! (¡Qué raro que nos llueva!, cada vez que los voluntarios de DAV nos hemos juntado a pegar carteles o recoger firmas en Cartagena, nos han regado las nubes, . Una voluntaria con cierta expresión poética comenta que quizá sean lágrimas de Arriba y, la verdad es que el drama del aborto da para llorar mucho). Bueno, arribamos al pueblo de la Unión, aparcamos el bus justo delante de la puerta del Ayuntamiento, ¡que se note que aquí están por la vida! Algunas firmitas, empezamos a repartir algún material y,¡arre que es tarde para Cartagena de nuevo!

12:15

¡Imposible!, un error de cálculo. Pagamos la novatada y tenemos que dejar uno de los puntos más interesantes sin visitar (excusa perfecta: ¡el bus DAV tiene que volver a pasar algún día por estas tierras!). A todos los que esperábais en la Politécnica, ¡lo sentimos!, pero animaos a haceros voluntarios de DAV y así con unos cuantos “conquistamos” la Politécnica de Cartagena para la causa de la vida, ¿no os parece?

12:30

Parada estratégica: una buena idea de más de un voluntario. Nos colocamos delante de la puerta de los Juzgados y muy cerquita del mercadillo semanal. Se han unido a nosotros más voluntarios, entre ellos unas niñas, benjaminas de Derecho a Vivir en Cartagena que no fallan ni una vez. También Loles, Lucas, María Jesús, Mari Carmen, que aprovecha para llevar a compañeras de trabajo; Mario con su mujer y su niño, ¡cuánto nos ha ayudado a hacer posible este día!…, empieza a desbordarse la cosa, ¡qué buena señal! Más firmas y algunas gorras, abanicos…, contenemos el material para repartirlo por la tarde, donde vamos a tener el acto principal.

Terminamos la mañana con ilusión, Enrique nos ha llamado unas seiscientas veces desde el trabajo, porque “se salía de la silla”, en realidad con la mente y el corazón ya estaba metido en el bus, Juan Antonio se tiene que marchar a Murcia porque está a caballo entre la Vuelta por la Vida de Cartagena y la de Murcia, nos quedamos un ratito sin el “técnico de sonido” y el equipo de megafonía…La tarde se nos presentaba con mejor tiempo y, sobre todo, ¡con muchas ganas!

17:00

Vuelta por los barrios, desde dentro del bus leemos los labios de la gente en la calle: ¿qué es esto? ¡Que qué es esto! Es un grito que clama por la vida de los que no pueden defenderse.

17:55

Freno echado, motores parados, meganfonía (de nuevo) a tope…, la policía atenta a lo que necesitemos, primeras personas que se acercan: ¿es aquí?, ¡por supuesto, es aquí, bienvenidos!

Cuenta atrás, tres, dos, uno: Concentración por el derecho a vivir en Cartagena. De pronto, la plaza Juan XXIII se llena de gente: familias enteras, mayores, jóvenes y muchos niños (que con sus caras y con su inociencia… son el argumento más claro para defender a los bebés que están “a punto de llegar”).

Los voluntarios que trabajaban por la mañana ya se han podido incorporar y disfrutan de una auténtica “fiesta por la vida”. Algunos jóvenes se dedican a jugar un rato con los chiquitines…, palabras al micrófono: ¿quién se atreverá a hablar? Ceclia, una joven que da su testimonio y nos explica por qué defiende la vida, Margarita nos cuenta qué es Ayume (Asociación de Ayuda a la mujer embarazada) y nuestro delegado, Juan Antonio, da la bienvenida al personal y lee el manifiesto por el derecho a vivir. Se corean lemas como “¡Vida sí, aborto no!”

18:30

Recogida de firmas y reparto del “corazón de la vida” en tazas, palas de playa, gorras… y en muuuuuchos globos. El caos llega, todos quiere firmar y llevarse algo. Aunque no se le haya dado mucha prensa, allí había unas doscientas personas, así que el jaleillo estaba servido, los abanicos y las camisetas volaron, que para el verano vienen de lujo, y son una forma diferente de hacer frente al calor con el buen aire del “sí a la vida”

Una semana después, con muchas ganas de ir a Madrid el 17O, terminamos esta crónica con dos sentimientos: esperanza, merece la pena luchar por la vida y gratitud, a DAV por la oportunidad de hacer algo por los no-nacidos, a todos los voluntarios por su esfuerzo… Viva la vida.

4 Respuestas a “Cartagena: con el bus llegó el agua”


  1. 1 gazz

    A todos los voluntarios de Cartagena, me siento muy orgulloso de todos vosotros, la verdad es que lo sabéis hacer perfectamente y fue un éxito a pesar del superpartido de futbol. Un placer estar con vosotros allí.

    El 17-O en Madrid tenemos que dar la nota como siempre.

    Un fuerte abrazo.

  2. 2 David Zamorano

    querida tierra Murciana aunque les pese a los cartageneros
    pero animo es maravilloso que llege el bus,
    tengo muchos recuerdos maravillosos de cartagena tierra de pasiones y de amor gracias por dar a una mujer como mi esposa cartagenera viva la madre de todos los cartageneros y cartageneras
    saludos a todos los voluntarios

  3. 3 Maika

    Hola, yo soy Maika, la voluntaria que comenta Ana. A ver si os animais en todos sitios a repartir argumentos a favor de la vida, que la gente no quiere hablar del tema, pero tal vez se lo lean. Que mucha gente esta acostumbrada a que leden los razonamientos hechos y pensar poco- Hay que contrarrestar por la calle lo que les gritan por los medios de comunicacion. Animo, hacen falta mas voluntarios.
    Maika

  4. 4 Emilia Martinez

    Estraordinario relato Ana me encanta el entusiasmo de la la tierra Murciana. grandes defensores de la Vida y la movilización se nota, ¡ vaya si se nota! un abrazo para todos.
    Emilia Martinez
    DAV Lugo

Actualmente los comentarios están cerrados.